domingo, 11 de enero de 2009

Volviendo a ser yo

Poco a poco, recupero la normalidad y vuelvo a ser yo. Eso sí, yo con dos kilos y medio menos que intentaba quitarme de encima hace tiempo y que la gripe ha tenido a bien llevarse consigo. Tenía razón el que dijo que todo - TODO- tiene sus ventajas.

Hoy, después de días y días sin hacerlo, he querido dar un paseo. Un paseíto corto. Hacía frío, y también un sol pecioso, así que Marcial y yo nos hemos ido a la FNAC a ver libros. Me he comprado un par de cosas: Martin Amis y Murakami. De Amis lo he leído casi todo, y de Murakami sólo "Kafka en la orilla", de modo que es fácil acertar. Y allí , entre la selección de volúmenes en tapa blanda, encontré mi último regalo de Navidad: acaban de sacar la quinta edición de bolsillo de "En tiempo de prodigios". Puede parecer tonto, pero eso me alegró el día. Sigo tosiendo y estoy débilucha y floja, pero creo que esta semana volveré a ser yo... y dentro de unos días regresaré al gimnasio, para rubricar la pérdida de peso con abdominales, y kilómetros y kilómetros en la bici estática. Lo prometo solemnemente: ha llegado el momento de volver a la normalidad.

Desde mi casa aún se ven los tejados nevados. Es precioso. Y recuerdo una frase que dicen los paisanos sabios, esos que con sólo mirar al cielo durante dos segundos saben el tiempo que va a hacer en los próximos días: "esta neve espera a outra". Acabo de consultar el pronóstico meteorológico, y aseguran que el martes puede nevar otra vez en Madrid.

Si eso sucede, me pregunto qué pasará esta vez con los aviones, las carreteras y todo eso. Y qué pasará con la insufrible ministra de Fomento. Creo que nunca ha habido nadie tan antipático como ella al frente de un ministerio. Tan antipático y con menos dotes para la comunicación. Y, por favor, que no venga nadie a echar la culpa al acento andaluz: tengo varios amigos andaluces y extremeños, y no hay nadie que hable tan rematadamente mal como la señora Álvarez. El otro día, desde el lecho del dolor - en realidad es un sofá, pero supongo que sirve - escuchaba su delirante rueda de prensa. No tengo ninguna duda sobre la completa sobriedad de la ministra - hasta para tomarse dos copas de más hay que tener cierta gracia -, pero al oírla pensaba en alguien que ha tomado del frasco más de la cuenta. Luego la vicepresidente le echa el capote de rigor - mayormente porque no le queda otro remedio - y se pregunta por qué se le echa siempre a la señora Álvarez la culpa de todo. Hombre, vice, si la movida se ha montado en el aeropuerto y en las carreteras, no le van a tocar las narices a Bibiana Aído o a Carme Chacón, que bastante tiene con lucir smoking. Lo dicho, si vuelve a nevar, al menos nos vamos a reír con la charlotada de rigor made in Maleni.

Etiquetas: , , ,

18 comentarios:

Anonymous Pablo Núñez ha dicho...

¡Y las ediciones que te quedan de En tiempo de Prodigios! Es curioso, pero yo sigo encontrando también junto con la edición de bolsillo la original. No creo que exista algún buen lector que no se devorase esta novela, pero si todavía queda alguno rezagado no la dejen, la tienen en bolsillo, sin bolsillos, como la quieran.
Es que en Madrid sois un poco centralistas, yo también quiero nieve.

12 de enero de 2009, 2:32  
Anonymous miguel ha dicho...

Me alegro por lo de la quinta edición:eso es triunfar.
Lo de la lluvia de ataques a la ministra (de fomento) me recuerda la frase ésa de los italianos: "Piove...porco governo!"
Asco me dan todos los comentarios sobre el traje de la ministra (de defensa)Que si fueran en plan frivolón tienen un pase,pero el plan en que se ha puesto la gente,precisamente los que están siempre presumiendo de lo políticamente incorrectos que son,y luego se les hace el culo cocacola con el protocolo...Oh my god!

12 de enero de 2009, 4:06  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Hablando de Murakami yo estoy disfrutando como un enano con KAFKA EN LA ORILLA y solo me he leído de él TOKIO BLUES que recomiendo desde aquí...

Saludos!

12 de enero de 2009, 8:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

SOBRE EL TRAJE DE LA MINISTRA

No deja de ser curioso de que la máxima autoridad del ministerio en el que la disciplina es clave sea una INDISCIPLINADA.
No se trata de que el smoquin esté bien o mal. Se trata de que TENÍA que ir de traje largo y no de OTRA COSA. ¿Qué le parecería a erllla y a sus mandos que los soldados apareciesen en bermudas para un desfile?

12 de enero de 2009, 10:21  
Blogger Loren ha dicho...

Pero al final no has dicho qué libro te has llevado de cada uno.
Me gusta mucho Amis; Murakami bastante menos.

Yo ahora estoy leyendo Bajo la mirada de Occidente y es una pasada.

Un beso.

12 de enero de 2009, 11:07  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Maleni Álvarez, la ministra a la que sólo le falta hablar.

Mira que hemos tenido políticos nefastos en este país, de uno y otro caríz -la estulticia no está suscrita de forma exclusiva a una única corriente política-, pero la zafiedad y la soberbia con la que se desenvuelve esta señora es para nota. ¡Qué cosa más tonta, por dios! Casi prefiero a la señorita Aído. Al menos, al contrario que con Álvarez, la estupidez es inherente al cargo que ostenta, no a su persona.

¿Lo de la ofensiva trasgresión del protocolo por parte la ministra Chacón? Entretenimiento para ociosos y desocupados.

Abrazos,
Pedro de Paz

12 de enero de 2009, 23:16  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Que nieva que nieva¡
la ministra Malena
que sí, que no,
¡que caiaga un nevadon¡
Cantarán mientras juegan a la cuerda las niñas del siglo XXI.
SEito

12 de enero de 2009, 23:46  
Blogger Saúl ha dicho...

buenas, debido a las fiestas navideñas y a los primeros días de enero sacando el trabajo atrasado, había dejado de lado mi lectura de varios blogs, entre ellos el tuyo… y es de agradecer que hayas colgado tu cuento de Martín Salazar, me ha gustado volver a pasar por las calles de Ribanova… intentaré aportar algo a alguna ONG (aunque la cuesta de enero creo que me durará hasta marzo)…

lo de los problemas de las carreteras con la nieve, estoy convencido que es un problema de viejo en este país, dudo que en Europa se colapsen tanto las comunicaciones, (dudo también que se corten las carreteras en las estaciones de esquí de moda)… lo de los aeropuertos, si fuese por mí, convertiría en mileuristas a los pilotos de iberia…

un abrazo

13 de enero de 2009, 5:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Igual que arremetes contra varias de las ministras, Marta, quizá no estuviera de más que te acordaras de Montserrat Nebrera y sus insultos a los andaluces. ¿O eso no es salirse del tiesto? Inútiles las hay en un partido y en otro...

13 de enero de 2009, 5:09  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿De qué es Ministra la señora Nebreda?.

13 de enero de 2009, 5:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿De qué es Ministra la señora Nebreda?.

13 de enero de 2009, 5:45  
Blogger Marta ha dicho...

Anonimo querido, si ves la fecha del post podrás comprobar que es anterior a las declaraciones de Nebreda. Por otro lado
a) personalmente, padezco más la burramia de la ministra Álvarez que los dislates de Nebreda
b)permite que sea yo quien elija los temas de los que hablo. Vosotros, por supuesto, podéis hablar de lo que os parezca, como está comprobado.

Menos pressing, por favor, que el año viene duro.

13 de enero de 2009, 8:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta, según mi modesta opinión, Haruki Murakami que siempre está en la quiniela de los Premios Nobel de Literatura, año tras año, sin duda es uno de los mejores escritores contemporáneos. Hace de lo cotidiano verdadera Literatura y eso hoy en día es complicado.
Estamos todos tus lectores ansiosos porque llegue a las librerías La importancia de las cosas así como la segunda novela del bueno de Pablo Nuñez.
Un abrazo a los dos.
Carlos María.

13 de enero de 2009, 11:43  
Blogger Thomas ha dicho...

He empezado a leer otra vez "en tiempo de prodigios". Creo que me estoy convirtiendo en Rivero irredento, pero me parece un libro buenísimo.
Debo llevar vendidos cerca de 200, y no exagero.
Por eso me da un poco de miedo "la importancia de las cosas". Tengo demasiadas expectativas.

14 de enero de 2009, 13:34  
Blogger Marta Rivera de la Cruz ha dicho...

Thomas, no me digas eso, que ya es lo único que me falta.

Si has vendido 200 ejemplares,creo que al menos te debo un copazo... hasta que lo tomemos, gracias

14 de enero de 2009, 13:59  
Blogger Thomas ha dicho...

Perdóname Marta. Yo soy lector, no escritor, y no había caido en la cuenta de que esas mismas dudas -mutiplicadas y más enraizadas- las tendrás tú misma hasta que se vea cómo va el libro después de salir. Animo. Seguro que es genial.


Lo del copazo lo apunto para cuando vengas por las tierras del norte. Pero te advierto que mi iniciación al alcohol a los 14 años fue tan traumática como breve, así lo podremos arreglar con una copa de buen vino.

15 de enero de 2009, 7:47  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pues te lo sugería, Marta, porque entiendo que ese menosprecio al acento andaluz tenía mucho que ver con el menosprecio al castellano por parte de muchos nacionalistas, y que tú misma has sufrido, como recuerdas habitualmente a los lectores de este blog. Y que una cosa es la gestión de Magdalena Álvarez (me autocito: "inútiles las hay en un partido y en otro"), y otra es la actitud de Nebrera, ministra o no, pero al fin y al cabo representante de ciudadanos en una cámara como el parlamento catalán. Tus reivindicaciones con respecto al bilingüismo siempre me han parecido (y me parecerán) justas y lógicas, pero después de leer tu respuesta me planteo si, más que una lucha contra la imposición de un idioma, no tendrá que ver con una cuestión ideológica, de apoyo a un partido u otro.

17 de enero de 2009, 11:28  
Blogger Marta Rivera de la Cruz ha dicho...

Anónimo, vuelvo a decir lo mismo: Magdalena Álvarez es una señora que no sabe hablar, y su acento no tiene nada que ver con ello. Como dije en el post, tengo amigos extremeños y andaluces, y ninguno de ellos habla como la ministra. Mi sobrina, que tiene cuatro años y medio, construye las frases bastante más correctamente que esta señora. El respeto a la gramática y la sintaxis no tienen nada que ver con la procedencia.

En cuanto a lo de Nebrera, me parece una impertinencia. También lo es, y perdona que te lo diga, el que alguien me quiera marcar el paso en cuanto a los temas que debo tratar en mi blog. Yo hablo de quien me parece, y vosotros podéis hacer lo propio, pero NADIE tiene derecho a exigirme que reparta mi interés entre unos y otros.
Si a ti la salida de pata de banco de Nebrera te parece tan grave como la ineficacia de la ministra, puedes decirlo aquí y tu opinión será bienvenida. Pero, por favor, no confundas eso con exigirme que lo diga yo.

18 de enero de 2009, 14:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal