miércoles, 5 de noviembre de 2008

Pudieron

Madrugada apoteósica y emotiva, con triunfo indiscutible y justo, con esperanzadora goleada. Podían y lo hicieron. Los americanos dieron cerrojazo a la era Bush, y para acabar con esa época ominosa y oscura no bastaba con cambiar de presidente: era necesario cambiar de partido. Mc Cain no es Bush, pero es necesario empezar una nueva edad de la mano de alguien que no haya tenido nada que ver con el peor presidente de la historia de los Estados Unidos.

América lo hizo como había que hacerlo: con contundencia. Obama no ganó: arrasó a su oponente, le hizo morder el polvo. Aún faltan tres meses para cantar al vaquero impresentable lo de "adiós con el corazón", pero, como dice García Márquez, quien espera lo mucho espera lo poco.

Imágenes emotivas y bellas. Se me eriza la piel cuando veo llorar a Jesse Jackson, cuando escucho gritar a una anciana que a lo mejor hace no tanto tiempo tuvo que levantarse de su sitio en el autobús para cedérselo a un blanco. Veo cómo se abrazan una sexy rubia y su amigo negro, y pienso que empieza otra edad para Estados Unidos, pero también para el mundo. Imposible no recordar a los que vinieron antes. El disparo que acabó con Luther King. La férrea decisión de Rose Parker de defender su asiento en el autobús. Hattie Mc Daniel recibiendo un óscar después de tener que entrar en los estrenos de cine por la puerta de atrás. Los sueños de muchos, que después de quebrarse se recompusieron ayer en una noche electoral que fue, quizá, la más hermosa de la historia.

Pasados los primeros tiempos de las lágrimas y los abrazos, del empuje de una sociedad galvanizada por los vientos de cambio,le queda a Obama una tarea difícil. Recibe la peor herencia posible: la de un país que bordea la recesión, lade una sociedad desencantada y herida en muchos de sus flancos, y, por si fuera poco, recibe también el nada apetecible legado de un mundo con demasiados frentes abiertos. No va a ser sencillo. No tengo más remedio que preguntarme si de verdad el carismático Barak está preparado para lo que se le viene encima. Era un candidato perfecto, el ideal de cualquier experto en marketing político. Pero le falta experiencia, y por eso demostró una inteligencia digna de elogio al colocar a su lado al futuro vicepresidente Biden.
Si el gran error de Mc Cain fue elegir a la señora Palin como compañera de viaje, la primera diana de Obama fue fijarse en este hombre escasamente carismático, con aspecto de oficinista con futuro, pero cargado de experiencia en temas de gran calado. Son un tandem perfecto.
Lo que falta a uno lo tiene el otro, y por eso me atrevo a apostar que nunca va a tener tanta relevancia un segundo de a bordo como en la legislatura que se avecina.

Tiempos de cambio. Tiempos para la esperanza, para no dejar de pensar en el futuro. Recuerdo que hace años, un amigo mío me preguntó quien me daba más miedo, Bush o Bin Laden, y dije que el segundo sin dudarlo. Porque, le dije, pase lo que pase Bush se marchará dentro de unos años. Ha llegado el momento. A la puta calle, George. Ya iba siendo hora.

Etiquetas: , , , , , , ,

28 comentarios:

Anonymous Pepa ha dicho...

Bueno, pues viva Obama y sus circunstancias, pero no olvidemos que, como decían hoy en la radio, a Obama, algunos del PP le quedan a la izquierda...habrá que esperar y ver, que obras son amores. Yo soy muy escéptica.
Me recuerda mucho la situación a la de españa de 1982, cuando Felipe González arrasó "por el cambio"
Y otra cosa: me pone mala que se ensalce tanto lo maravilloso que es tener un presidente negro. Es un ser humano y punto. Mientras nos llamen tanto la atención ese tipo de cosas, vamos todavía mal
Besos
Pepa

5 de noviembre de 2008, 17:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Totalmente de acuerdo, Pepa. Además, no entiendo como los americanos que eran tan malos ayer son tan buenos hoy. Ni lo uno, ni lo otro.

5 de noviembre de 2008, 17:36  
Anonymous Pablo Núñez ha dicho...

Me sumo a ese contundente, "a la puta calle"
Herencia dificil la del señor presidente electo, la hipoteca que le deja el que se va a la puta calle, le dejará escaso margen de maniobra, sobre todo en políticas económicas y sociales, tal vez con lo que se ganó el voto hispano, que en principio apoyaba a Hillary Clinton pero se mostraba receloso con el otro candidato demócrata.
Por no mencionar que Bush, don George, aún tiene varios meses para aumentar el tipo de interés de su hipoteca, y ésta no lo es de su casa, ni de la Casa Blanca, ni de los americanos, ni de Obama, nos ha hipotecado a todos. A mí sí que me da miedo lo que vaya a hacer hasta la toma de posesión, me dan más miedo estos meses que los anteriores, a jaleo por día imaginaos.
Analiza un eminente periodista lucense otro aspecto colateral de las elecciones, el señor Obama va a ser el presidente de los americanos no de los españoles, pero es indudable que adquirirá un papel más relevante sobre paises iberoamericanos que su antecesor se ha cargado, y que salvo los tres macarras seguían contando con la mano de España.
Y es que es verdad, hay que entender a los americanos, ayer recibí un e-mail de un conocido lucense que trabaja como asesor de eleciiones o campañas o algo así en el partido Republicano, aparte de su opnión personal, que no reproduzco por si la CIA también sigue este blog y echan al muchacho a la calle, me cuenta que a partir de hoy mismo, el partido perdedor, él incluido, comienza a preparar las siguientes primarias y las siguientes elecciones, ¡las de dentro de ocho años! Y con un presupuesto para comenzar equivalente a la suma del de todos los ministerios españoles.
Lo dicho, a la puta calle, pero que Dios nos pille confesados por si acaso.
Pablo Núñez

5 de noviembre de 2008, 23:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me ha sorprendido. Parecía cantado pero no me lo esperaba.
Definitivamente, sí; vivimos en un tiempo de prodigios.

Cristina.

5 de noviembre de 2008, 23:35  
Blogger Loren ha dicho...

Pues la verdad es que me alegro por el triunfo de Obama, pero tampoco creo que vayan a cambiar mucho las cosas.
Cambiarán las formas, claro, eso es muy importante, pero el fondo será el mismo, no creo que Obama puede tomar decisiones que cambien el rumbo de EEUU ni, muchísimo menos, del mundo entero.
De todos modos, es un paso hacia adelante.

Un abrazo.

6 de noviembre de 2008, 5:56  
Blogger pakiko ha dicho...

Pensaba escribir aquí lo que pensaba sobre Obama, pero hoy Javier Ortiz, en Público decía algo que resume bien lo que yo pienso:

"No le va a ser fácil estar a la altura de tanta expectativa. Porque una cosa es lo que le gustaría hacer y otra lo que podrá hacer. Cabe que se apunte algunos tantos, no sin esfuerzo: cerrar Guantánamo, universalizar la Sanidad, suavizar el embargo económico de Cuba, aminorar las intentonas golpistas en América Latina, mejorar las relaciones con Rusia… y hasta llevarse bien con Zapatero.
Pero me juego lo que sea a que la acción de Obama no va a alterar el abismo que separa en su país a las clases pudientes de las pobres, a que no va a poner freno a la ambición irrefrenable de su industria armamentista y a la voracidad de sus petroleras, a que no va a embridar al capital financiero, a la vez implacable y pedigüeño, a que no va a imponer el respeto a lo pactado en Kioto sobre el cambio climático y –finalmente, por no hacer interminable esta relación– a que no renuncia a la obsesión de su antecesor por controlar Afganistán al precio que sea. Eso en el supuesto de que no se decida a atacar Irán."

En definitiva, cambio, lo que se dice cambio, mas bien poquito.

6 de noviembre de 2008, 6:15  
Blogger XM. Prado - Antúnez ha dicho...

Yo lo primero que le he oído decir es que unos han votado rojo, otros azul, pe ro todos han votado a los USA. La bandera, che, la bandera.
Me apunto a la versión martinmorales, "se ha cambiado de los que inician las guerras a los que las finalizan con bombas nucleares"; o de los sureños terratenientes del petróleo texano al clan de los irlandeses...
por cierto, las semana venidera, el 11 de noviembre, se conmemora el 45 aniversario del asesinato de JFK, que no sólo promulgó el bloqueo a Cuba, incluso la isla se convirtió en su justificación para apretar el botón rojo, uy!, casi, en aquellos trece días de septiembre contados por McNamara. Recuerdo la frase de Nikita Cru -Chef, "la única diferencia entre Kennedy y yo, si me hubieran matado a mí, es que Onassis jamás se hubiera casado con la señora Cru - Chef". Kita, kita, nikita, cosas veredes!

6 de noviembre de 2008, 9:14  
Blogger Wannabe A ha dicho...

Por supuesto que Obama no lo va a cambiar todo, no es Dios, ni siquiera Reagan o Bush...;-)
Pero el mensaje no es que ha venido el Mesías, y nos lo va a hacer todo; sino que todos tenemos que cambiar, y que podemos hacerlo.
Por supuesto, hay que empezar con pasitos de bebé. Ese es siempre el principio. Y la carrera de Obama a la Casa Blanca no empezó hace 2 o 3años, sino con los primeras acciones por los derechos civiles de hace 50, 70 o más años.
Me parece todo tan lejos de lo español, que llego a imaginarle llamando a Hillary, incluso a Mccain para formar parte del cambio.
Los dos, tanto la pobre y humillada Hillary, como Mccain, que parecía una caricatura de Bush, han dado una leccion de dignidad y sentido de Estado, muy dificilmente imaginable para España.
Lo mismo hizo Gore en las últimas elecciones "robadas", como las de Aguirre y el tamayazo. Renunció a seguir el procedimiento del Tribunal Supremo, donde, que casualidad, la mayoría de los jueces los puso Bush.

6 de noviembre de 2008, 9:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Wannabe, con todo el respeto, no me parece muy serio que en el mismo párrafo en el que elogias el saber perder de Mcain digas que Esperanza Aguirre robó unas elecciones. Lo tuyo sí que es saber perder unas elecciones...

El ejercicio de onanismo colectivo que se está haciendo la gente con Obama no es ni un poquito normal. Llegar a decir que Obama va a “universalizar la sanidad” en EEUU, como hace Javier Ortiz en el artículo que alguien ha copiado arriba, es un claro ejemplo.

Saludos,

Pedro

6 de noviembre de 2008, 10:18  
Blogger Marta ha dicho...

Pues eso: no esperemos que Obama obre milagros. La buena noticia, para mí, es el altísimo nivel de participación de estas elecciones, cuando los ciudadanos americanos suelen pasar de los procesos electorales, y la definitiva supresión del techo de cristal para una minoría racial.

De eso a decir que Obama es el remedio de todos los males hay un trecho. Lo va a tener difícil. En cuanto a que debe llevarse bien con Zapatero... a nuestro presidente le va a pesar toda la vida la inmensa gilipollez que hizo quedándose sentado al paso de la bandera americana. Los yankis son muy suyos con eso de la bandera, y da igual que sean repúblicanos o demócratas, vaqueros tejanos o chicos negros de Chicago. Por cierto: después de Bush, el más acérrimo enemigo de Zapatero en el stablishment americano es .... ¡¡ Biden !! Sí, sí, el vice. Así que no quisiera yo estar en la piel de ZP

Wanabee, estoy de acuerdo con Pedro: comparar la llegada de Esperanza Aguirre a la Comunidad de Madrid con la victoria de Bush en Florida es absolutamente tendencioso. El Tamayazo fue una vergüenza, pero Aguirre no tuvo nada que ver. Se repitieron las elecciones, los madrileños se tentaron la ropa y pensaron dos veces con quien se jugaban las pesetas, y votaron a Esperanza. Lo de Bush fue un fraude electoral, un robo con todas las de la ley. Esperanza Aguirre se limitó a pescar en el río revuelto del PSOE. Y de eso sólo tiene la culpa el que hapermitido que el psoe madrileño sea una olla de grillos.

6 de noviembre de 2008, 10:36  
Blogger Wannabe A ha dicho...

Bueno no sé si objetivamente fue lo mismo, y ademas quizás el "simanquismo" hubiera sido peor...pero desde fuera, en ambos casos parece un fraude a la democracia.
Dejo a la liberal Lady Aguirre incólume de brunos ataques tendenciosos, y su legitimidad política inmaculada y alba como el manto de un cartujo. Y, como San Bruno, me callo.
Besos

6 de noviembre de 2008, 11:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Wannabee, creo que a Esperanza Aguirre se le pueden reprochar muchas cosas (de hecho, yo nunca la he votado, que conste), pero el tamayazo fue algo que la cogió con el pie tan cambiado como al propio Simancas. Me cae un poco mal, pero acusarla de fraude democrático no me parece justo. Te diré que en mi caso, en esas elecciones había votado a Simancas, pero, después de lo que pasó, simplemente me abstuve, porque está claro que lo de los socialistas madrileños era un cachondeo y yo no les iba a dar mi voto. Pero la culpa no fue de Espe. Se repitieron las eleccionas y ganó ella. Pero es que se lo pusieron a huevo, huevo.

6 de noviembre de 2008, 11:40  
Blogger Marta ha dicho...

Decir que la llegada al poder de Aguirre fue un fraude es como decir que lo fue la llegada de Zapatero, que obtuvo un resultado mucho mejor que el que le auguraba cualquier encuesta al haberse realizado la votación en unos momentos muy particulares desde el punto de vista emocional.

Sea como fuere, las elecciones de 2004 las ganó el psoe limpia y legítimamente. Lo que no se puede es analizar cada voto para saber si fue emitido con la cabeza, con el corazón o con las tripas. Con el enroque de Aguirre y la derrota de Simancas pasó algo parecido: los madrileños que hacía unas semanas negaban al PP la mayoría absoluta, se la dieron después. A lo mejor fue por decepción, por cabreo... o, como el anónimo de arriba, por decepción con el partido al que habían votado en el otro proceso electoral.

Las urnas hablan, aunque a veces no nos gusta lo que dicen y ni siquiera entendemos por qué lo dicen. Intentar poner en solfa en España un resultado electoral es, cuando menos, injusto, por muy poco que aplaudamos ese resultado.

6 de noviembre de 2008, 11:54  
Blogger Wannabe A ha dicho...

Pido perdón. Realmente estaba hablando de las elecciones de 2003, no de las de 2007, en las que, por supuesto, no hay discusión. Arrasó legitimamente como Obama. No tenía contrincante.
Y como las reinas, que calladas están mas guapas, vuelvo a callarme.
Besos

6 de noviembre de 2008, 12:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

-AHH ESTABAS AQUÍ
-VAYA TU POR AQUÍ


-SE TERMINO LA TEMPORADA HE VENIDO A BUSCARTE
-VAYA TU POR AQUÍ
-VAS A QUEDARTE MIRANDO EL HORIZONTE?
-..HASTA QUE ME ECHE EL DUEÑO Y DESPUES VOLVERE Y ME SENTARE EN UNA DE ESAS SILLAS ENCADENADAS
-...HASTA PONERTE MORENA COMO EL CHOCOLATE
-ESO ES Y EN INVIERNO,ENTRE ESas señoronas,como una mas ehh' pasa?
-y ese?
-te presento a OBI,mi scotish terrier
Mulder un sabueso del FBI
Mulder mi scotish terrier obi
sabes habia uno que pintaba...
-si?
-estuve mirando algunos de sus cuadros..(la playa de sdata cristina,la costa desde sada...)
-podemos ir montate no queda lejos
-no me voy a mover ya lo sabes.(uggggque yanki eres)
escucha y atiende,...ya fui y todas esas casas empotradas
...y hay una señora en el centro de la ciudad que fabrica con sus manos
-..entre las señoras bombon
-..en ntre las señoras bombon
-que...
-que hace con sus manos jarabes..
-y lo has probado
-y lo he probado...y lo he mezclado

-vengo a buscarte ya lo sabes,tenemos nuevo presidente lo sabes no'?
-oh de verdad y esas montañas de patrañas y...(joder que yanqui eres sientate)
he escrito algo te lo leere:estoy frente a estos trasatlanticos... bobalicones pensando en lo q necesito y lo que no necesito
LO QUE SE NECESITA Y LO QUE NO (YO)yo se que necesito la mitad
es la mitad que mes sobra la que me hace pensar que necesito el doble
ademas
me falta el doble de lo que creo que no necesito
porque me falta algo
porque me falta algo (el doble)
encuentro la mitad que ,me falta y que seria suficiente para seguir esperando sabiendo que tengo ya suficiente y se me para el tiee m p o

6 de noviembre de 2008, 14:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

-cuanto necesitas scully'?
-no es cuestion de...bue no,
no podrias....pagar esta pequeña cuenta.....para empezar...
no?
podria ser al reves no?
-simpre puede ser al reves..entonces vuelves...admiten dolares
-ufff me deljas dar una vuelta por el puerto con OBI
ajjjjahuuummmm entonces vuelvo... en un rato

6 de noviembre de 2008, 14:15  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Ofrezco mis más sinceras disculpas por la descarada intromisión, pero quizá esta información pudiera ser de interés para alguno de los asiduos a este blog.

Un abrazo,
Pedro de Paz

7 de noviembre de 2008, 1:55  
Anonymous Anónimo ha dicho...

-scully scuLLY SCULLY
-joder estoy aquí a 1 m es solo niebla ya deberias estar acostumbrado
-me oyes
-te veo te imagino y encima gritas cuidado con OBI
en ...."the purser"

7 de noviembre de 2008, 10:50  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta, se te ha colado un anonimo con un problema mental....que miedo¡¡
Esther

7 de noviembre de 2008, 12:26  
Anonymous pepa ha dicho...

No sólo qué miedo, sino qué rollo...
pepa

7 de noviembre de 2008, 14:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Es uno que se ha escapado de Conjo. Si se acercan a él, lleven preparada la camisa de fuerza.

7 de noviembre de 2008, 22:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Es uno que se ha escapado de Conjo. Si se acercan a él, lleven preparada la camisa de fuerza.

7 de noviembre de 2008, 22:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

A propósito de tu nueva novela y esa sed de éxito, ¿conoces esta cita de Ernst Jünger?: "Es más fácil llegar a una edición de cien mil ejemplares en un mes que en un siglo". Qué opinión te merece.
Julia H Vera

8 de noviembre de 2008, 9:29  
Blogger Marta ha dicho...

No conozco esa cita de Jünger. Tampoco he leído mucho a Jünger, la verdad. En cuanto a lo de "sed de éxito", Julia, la expresión no me parece acertada. ¿De dónde sacas que yo tengo esa sed? Lo que deseo es hacer bien mi trabajo, y en mi caso eso se traduce en mantener a mis lectores y contentarlos, cosa perfectamente legítima.
Por otro lado, y si es cierta la frase de Jünger, prefiero que las cosas buenas me ocurran ahora que dentro de cien años. Eso del reconocimiento post mortem me importa muy poco. Lo que ocurra con mis novelas dentro de un siglo me importa muchísimo menos que lo que pase con ellas el mes que viene. Después de mí, querida Julia, podrá venir el diluvio, pues como no voy a enterarme me preocupa poco... o nada. Lo de soñar con la inmortalidad no es lo mío.

8 de noviembre de 2008, 11:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...

ooolee

8 de noviembre de 2008, 12:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿Por qué siempre tiene que haber un listillo (en este caso, la tal Julia) que venga a sacar los pies del tiesto con preguntas impertinentes?
Marta, yo de ti en vez de contestar la mandaba a hacer puñetas, que es lo que viene buscando.

8 de noviembre de 2008, 17:25  
Anonymous Pablo Núñez ha dicho...

Como Yo puedo decirlo, lo digo,
Querida Julia:
Por lo de los 100.000 ejemplares, ni tanto ni tan poco, y lo diga quien lo diga. No hace falta un siglo para vender esea centena de miles, la autora que te da cobijo en esta casa, ha superaddo de largo con En tiempo de prodigios tal cantidad, si le sumas a eso, el resto de su obras, te saldrán las cuentas.
Las cifras no las dan ni las editoriales, ni los autores ni la prensa, que por cierto va al son que le marcan (me refiero a algunos críticos, algunos, no se me escandalice nadie) Las cifras las marcan los lectores, tú incluída, querida Julia, si a ti o a los demás no les gusta una obra aunque ganase un Premio Nobel, ese libro no vende ni cinco mil aunque la tirada sea de un millón de ejemplares. Y reflexionemos también sobre lo que significa tirada, que no se traduce ni mucho menos en venta.
Para los auntores lo más importante sois vosotros, de verdad de la buena, Julia.
Un beso para ti.

9 de noviembre de 2008, 23:05  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Se me olvidaba, pero es que son las 7:30, esa sed de éxito se debe a la ansiedad porque el trabajo de muchos y muchos meses te guste, te llene y te apetezca seguir leyéndonos.
Buenos días y más besos, Julia.
Pablo Núñez

9 de noviembre de 2008, 23:11  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal