domingo, 17 de octubre de 2010

Habemus Planetas!!

Desde el viernes. Lo viví en directo, y la fiesta en el Palacio de Congresos de Barcelona me trajo, un año más, la nostalgia amable de la noche del 15 de octubre de 2006, cuando mi vida profesional cambió para siempre.

El Planeta se lo llevó Eduardo Mendoza. Qué voy a escribir yo de él. "La ciudad de los prodigios" es uno de los grandes textos de la narrativa española. Cuando Mendoza acudía a recoger el premio, comentaba con Ana Gavin que me recordaba sin remedio a un aristócrata inglés, y lo facilmente que lo imaginaba con batín y pantuflas, sentado en un sillón de orejas, con una perro labrador a sus pies y una nutrida y enorme biblioteca a su espalda, crepitando frente a él el fuego de una chimenea de piedra. Tengo verdaderas ganas de leer "Riña de gatos".

El finalista tiene para mí connotaciones mucho más sentimentales, y no porque me lo llevara yo hace cuatro años, sino porque este año se lo llevó alguien a quien aprecio mucho: Carmen Amoraga. A Carmen la conocí hace siglos, cuando gané el Ateneo Joven de Sevilla. Ella se había llevado el mismo premio el año anterior, y me llamó para felicitarme. Luego hemos vuelto a coincidir en otras ocasiones. Es una buena escritora y persona excelente que se merece todo lo bueno que le pase. Me alegré de verla el viernes feliz y tranquila, disfrutando del éxito y de los aplausos que se ha ganado con pico y pala durante todos estos años.

Y hablando del Planeta, no podía haber elegido mejor - o peor - momento una jueza de Barcelona àra abrir juicio oral por una acusación de plagio contra José Manuel Lara, en ausencia de Camilo José Cela, que presuntamente copió el argumento de una novela presentada al Planeta para escribir "La Cruz de San Andrés".

No es mi intención defender desde aquí ni al Premio Planeta, ni a Cela, ni a José Manuel Lara, entre otras cosas porque tendrán mejores abogados que la que suscribe. Pero la idea de que Lara extrajese de los cientos de originales presentados al premio una obra titulada "Carmen Carmiña Carmela:fluorescencia" y se la diese a Camilo José Cela - que a la sazón era ya Premio Nobel de Literatura - con el consejo de que la fusilase para ganar el mismo premio a la que aspiraba el mamotreto de título delirante, hace que me entren ganas de descojonarme.

Hace años, un iluminado que había ido conmigo a clase en la Complutense me llamó indignado diciémndome que "Que veinte años no es nada" era plagio de una novela suya. Le recordé que malamente podía haber plagiado algo que ni siquiera había leído, y él me dijo entonces que había entregado una copia del original a una de mis amigas de clase, y que estaba seguro de que ella me la había dejado leer también a mí. Como cuerpo del delito esgrimía dos pruebas irrefutables: que en mi novela, como en la suya, había una mujer joven enamorada de un hombre mayor, y que en las dos había un viaje "aunque en mi novela el viaje es en tren y en la tuya es en barco". Cuando me repuse de la sorpresa, le dije al elemento que yo en su lugar no perdería ni un segundo en acudir a los tribunales y denunciarme por vía penal, civil y militar. Por supuesto, no volví a tener noticias suyas. Aquella noche pronostiqué que el tipo en cuestión acabaría en un manicomio. Me equivoqué: es profesor en una universidad madrileña. Sin comentarios.

Mañana sale a la venta mi novela "Sombras". Es un libro juvenil, escrito en clave de misterio y muy distinto a todo lo que he publicado hasta ahora. Para darlo a conocer, la editorial Destino ha organizado un encuentro con una docena de blogeros. Y siento cierta inquietud. Es una experiencia promocional bien distinta a las que he tenido hasta ahora. A ver qué pasa...

Etiquetas: , , ,

9 comentarios:

Anonymous Pablo Núñez ha dicho...

Nace un nuevo niño de Marta, felicidades "Sombras".

18 de octubre de 2010, 0:03  
Blogger Victoria ha dicho...

Pues aunque hace ya tiempo que dejé de ser joven, voy a ir a la librería a buscar tu novela. A ver si te desenvuelves tan bien en este género como en el de adultos... Apuesto a que sí. Un abrazo

18 de octubre de 2010, 1:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Por favor, Marta, ¿puedes pedir a la editorial que lo publique en formato electrónico a un precio decente?
Hace ya un par de años que soy ávido lector en ereader. Sólo leo en papel los libros de la biblioteca, y es una auténtica vergüenza que los libros electrónicos en español sólo los hay piratas porque las editoriales no los ponen a la venta. A los usuarios de los lectores electrónicos no nos dejan más opción que acudir a las páginas web que comparten libros, puesto que las editoriales no los venden.
A ver si alguna aprende de www.amazon.com . Están condenando a los jóvenes españoles a ediciones escáneadas con dudosa calidad en muchas ocasiones. En Amazon el precio más caro de un libro electrónico son 10$ y venden millones con el beneficio que eso significa para los escritores y lectores. Yo pagaría encantado 10 € (que son más de 10$) por cualquier libro tuyo en formato electrónico.

Saludos y enhorabuena por tus libros y por tu blog. Es una delicia como escribes incluso estas píldoras digitales.

18 de octubre de 2010, 2:28  
Blogger Mayte Ramos ha dicho...

Muchas felicidades por tu nueva criatura. Lo busco hoy mismo a ver si ha llegado a Las Palmas. Un beso fuerte

18 de octubre de 2010, 3:46  
Anonymous Susana ha dicho...

Genial Marta, esperábamos "Sombras" con impaciencia; esta semana la compraremos y la leeremos todas con ganas.

18 de octubre de 2010, 4:08  
Anonymous Anónimo ha dicho...

al alcalde de marras no lo conocemos ni de rebote
,vaya se le escapo a él,
pero podía pasarnos a cualquiera,
tpoco entiendo realmente lo q le sugiere el perfil de la estrenada ministra;
a mi de siempre una aspirante eterna a masticadora de aire,otra personalidad publica q mastica las frases y el aire q la circunda por si pudiese pasar algo inadvertido,incontrolado,sin dossier,
ademas de un aire de comisaria politica tremebunda y una ñoñez q ya quisiera para si ana mato o cualquier otra,
en fin el hombre se ha disculpado,q va a hacer q menos,y lo hemos visto caminar con pasos inseguros y cortos apocado por su ciudad con una sonrisa de niño cogido en falta,entre ciudadanos altisimos el ahí pequeñito y ridiculo;

hoy amenazaba lluvia ,q si q no q caiga un chaparron,estaba el bar de la esquina tan mustio,cerca aquel otro q clavan a matar,los bancos alrededor cerrando la jornada,la tienda de discos con su apocado escaparate
y de pronto han pasado una piernas largas bonitas con un bolso de esos q se pegan a la forma del cuerpo,nada de pesadas carteronas de colegial del año 50,pegado a una cadera q movia un poco el aire,todo lo demas discreto q si pasa amas de 2 metros no te has dado cuenta pero si lo hace cerca se mueve un poquito la tierra con gracia y peligro,
parecio q iba a salir el sol,vaya el bar se ha animado,oye q jardineras mas curiosas tienen los del banco en la puerta;

en fin los hombres es q te son asi;todo se podia haber arreglado con unas palabaras entre el novio si lo tiene de la inistra y el "canalla machista" pero ha sido bajo el higienico e implacable ojo publico y si es a partir de enero el novio ni se puede fumar un cigarro mientras espera al cretino para decirle un par de cosas....

22 de octubre de 2010, 7:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

...y el dia continuo asi el siguiente le cogio el relevo en identico cielo
la misma luna q agitaba el instinto de los perros desquiciando de mas alguno
,en el montecillo las palomas andaban alborotadas de una copa a otra con el zur zurr entre el bris bras de las hojas q amarilleaban,el motivo era una partida de cuervos de pequeño tamaño q ganabn su condicion de alevines,debajo una linea de carboneros y herrerillos se mezclaban con gorriones en un piar constante para avisarse,para hacer musica o para crear una linea donde las fieras amansadas se confundiesen ,un plan utopico de los parecidos q no iguales,
penso q a veces debia revertirse el sentido de la frase
-i no seas tan animal
por
-a ver si eres un poco mas animal
el tiempo parecia detenerse en ese pequeño especatculo hasta se acordo con sobresalto de la historia de armenteira
entonces cayo la primera gota de agua en uno de los lados de la cara
pequeña y fria asi terminaba el ultimo libro leido,pero no en la cara de un maromo sino en la mejilla de una chica,parecido aunque nunca igual
,eso de lo del otro lado tampoco se acalro muy bien q era ni se vio demasiado en estos tiempos,
seria un simbolo una forma de llamar a lo indescriptible
como xx o xxy en eca

23 de octubre de 2010, 8:45  
Anonymous Juan Negro, investigador privado ha dicho...

Hola Marta, en relación a lo del presunto plagio de Cela suscribo totalmente tus palabras. No me cabe en la cabeza la imagen de Cela copiando. He escrito un post en relación a ese tema y si me lo permites lo enlazo aquí
El post

Un saludo

25 de octubre de 2010, 0:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola guapa, que soy Carmen Amoraga, a ver si soy capaz de mandarte un comentario, que soy una analfabeta de estas cosas... Yo tb me alegré de verte, de compartir contigo esta y tantas otras cosas. De no haber sido por ese "relajante" paseo buscando el baño creo que hubiera subido un poco peor al escenario. Genial el consejo de caminar despacio. Eres un sol.

26 de octubre de 2010, 13:56  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal