domingo, 19 de julio de 2009

Regalos

Mi abuelo fue concejal en el Ayuntamiento de Lugo. Con Franco, para decirlo todo. Trabajaba como periodista y se pasaba los ratos libres en el Ayuntamiento. Mi abuelo, que se fue a la guerra con quince años y se licenció unos meses antes de acabar porque le pegaron un tiro que le atravesó la garganta, era un tipo especial, orgulloso de su etapa de combatiente en el Ebro, y nada consciente del drama que supone irse a hacer la guerra cuando uno sigue siendo un niño.

Mi abuelo no se metía en política, pero le encantaba su trabajo en "El progreso" y sus labores en el ayuntamiento. Tenía fama de ser amigo de hacer favores a todo el que se lo pidiera. Eran cosas pequeñas, claro, pero contaba con una legión de eternos agradecidos. Mi abuelo lo sabía, y por eso había dejado en su casa una consigna muy clara: "si me traen un regalo, que no lo coja nadie. Y me da igual lo que sea: se va por donde ha venido, y punto".

Mi abuelo era de esos tipos que hablan claro. Así que mi abuela tenía que vérselas a diario en el papelón de rechazar las dádivas de toda una cohorte de beneficiados por las buenas artes de su marido. No era gran cosa lo que le traían: una docena de huevos. Una ristra de chorizos. Un lacón asado. Una pareja de pollos. Siguiendo los dictados del hombre de la casa - con lo que eso suponía hace cincuenta, sesenta años - la pobre mujer despachaba a aquella gente sencilla que traía lo que podía, consciente de que algunos se marchaban pensando que el regalo había sido rechazado por ser demasiado modesto. No era ese el único problema. Porque en casa de mi abuelo se vivía con lo justo: cinco hijos, entre los que había una niña con una grave enfermedad congénita, no daban para grandes alegrías. Así que, también cada día, los hijos del concejal veían con desmayo como les pasaban por delante de las narices embutidos caseros, cajas de bombones o bandejas de pasteles que habrían podido ser suyos sólo con que su padre hubiese tenido un poquito menos de celo.

Mi abuelo repetía a diario la cantinela de "aquí no se aceptan regalos". Supongo que también lo hizo antes de salir de casa aquella mañana en que llamóa su puerta una mujer de edad mediana y aspecto modesto que sujetaba un hermoso jamón. La señora preguntó por el señor Rivera. Mi abuela le dijo que no estaba.

- Es que le traigo un regalo porque me arregló unos papeles muy importantes.
Y mi abuela, muy digna:
- pues mire, yo se lo agradezco mucho en nombre de mi marido, pero no se lo puedo coger...
- Ande, ande, no diga ... si total es poca cosa... un jamón de la matanza...
- Ya, y es un detalle, pero es que mi marido me tiene dicho que no acepta regalos.

Normalmente era bastante con aquella explicación. Los generosos no discutían mucho, a lo mejor porque tampoco estaban acostumbrados a reacciones así. Pero la mujer del jamón parecía estar hecha de otra pasta.

- Mujer, pero por un jamoncito... mire, que no es ni muy grande...
- Ya, señora, pero es que no se trata de eso.
- Si su marido ni se va a enterar...

Supongo que mi abuela debió de sonreírse al pensar en cómo no iba enterarse mi abuelo de que había en casa un jamón serrano, enterito, con hueso y todo. Fue en ese momento cuando apareció en la puerta mi tío Rafel, que entonces tendría cinco o seis años, y que no tardó ni medio segundo en clavar los ojos en el jamón de la discordia. Mi abuela ni siquiera se dio cuenta. Había decidido cambiar de táctica.

- Mire, es que, además, aquí no comemos jamón. No nos gusta, porque nos sienta muy mal.

Mi tío debió decirse que hasta allí habían llegado las tonterías, que no estaba dispuesto adejar escapar un jamón entero, y que había llegado el momento de intervenir.

- No le haga caso, señora, que el jamón nos gusta mucho y nos sienta de maravilla.

La mujer se dio cuenta de pronto de que tenía un pequeño aliado.

- ¡Claro que sí, bonito! ¿Verdad que quieres jamón?
- ¡¡Sí!! ¡¡Me encanta el jamón!!
- ¡Pues hala, tómalo, para ti!!

La escena debióser para filmarla: la mujer empujando el jamón, mi tío intentando engancharlo, mi abuela apartando al niño y empujando el jamón en la dirección contraria... al fin, consiguió cerrar la puerta, dejando fuera al jamón y a la señora, llorando, y dentro a mi tío, llorando también, y a ella misma, supongo que también llorando de rabia, de vergüenza y de puro nerviosismo (de hecho, me contaba que fue la primera vez que dio un azote a su hijo pequeño)

Mi abuelo era un exagerado y un cafre. Mi abuelo era intransigente e injusto, privando a los suyos de pequeños placeres sin importancia. Mi abuelo se pasaba dela rosca siendo inflexible con dádivas humildes, como el jamón de marras, las bandejas de pasteles o las cestas de manzanas que le mandaban sus beneficiados, muchos tan modestos como su propia familia. Pero mi abuelo se fue del ayuntamiento con una mano delante de la otra y sin que nadie le hubiese podido poner nunca la cara colorada. Dio mucho y no aceptó nada a cambio, y eso es lo único que puede ponernos a salvo de la sospecha y la ignominia.


Ahora,mi abuelo esta próximo a los noventa años, y ya no se acuerda de aquella historia. Supongo que no está enterado de la bochornosa movida que tiene encima el presidente Camps por cuatro de trajes a medida, pero imagino lo que diría si se enterase: ¿entendéis ahora porqué no quería yo coger un jamón?

Etiquetas: , ,

39 comentarios:

Anonymous Pepe "Beethoven" (Sergio De Cabo) ha dicho...

Pepe "Beethoven" (Sergio De Cabo)

Marta: no dices si tu abuelo (imagino que es el paterno. A éste, como ya sabes, lo conocí en mis años de juventud. Era recto y atento. Incluso era muy amigo de mi cuñado Antonio Cillero que, en Lugo realizó y dirigió nada menos que la "Antígona" de Jean Anouilh, siendo actores protagonistas Antonio Penedo y Carmen de Cabo (mi hermana). Y otra hermana más, como actriz secundaria, Ana de Cabo. Más hermanas mías: Tere, Isabel, Chus, Rosa y Carlos fueron actores noveles. Incluso yo mismo fui auto-decorador. Pero no olvido
que otra hermana, Blanca, trabajo en una obra dirigida por Tamayo.
Y dejando a los De Cabo y volviendo
a los Rivera... fueron todo un ejemplo de amor y arte. Tu abuelo y tu padre periodistas reconocidos.
Tu tía Margarita, cantando en TVE con "Los Alesandi" y, ahora, tú, Marta, escritora galardonada con premios nacionales. ¿Se puede pedir más? Y una anécdota final sobre tu abuelo paterno: una noche en Lugo... unos cuantos amigos (Pedrito Ares, Pepe de Cabo, Yohnni, etc) hicimos "A cena dos desfarrapados", todos mal vestidos y "emporcándonos" (manchándonos) mientras cenábamos. Luego fuimos todos al Progreso para pedir una
"interview". Nos recibió tu abuelo que tuvo la sensatez de mandarnos a paseo, muy amablemente, pese a su rostro un tanto contraído. Pepe.

19 de julio de 2009, 16:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Perdón, Marta, como siempre Pepe Omisión al habla... Olvidé decirte
que tu abuelo fue de "la Quinta del Biberón" (muchos de ellos, pobres o "pobriños" como se dice en Lugo, fallecieron más tarde por tantas calamidades bélicas de aquella España trágica). También omití a otra hermana actriz: Pili,
incluso a mi padre que, junto con su hija Carmen de Cabo, allá por los 50, actuó de Rey Felipe II en "El alcalde de Zalamea" de Calderón, en el teatro-cine Infante don Juan Manuel en la villa de Peñafiel (Bueno, lo de "Infante" sobra, ya que el auténtico infante era su padre don Manuel). En suma, familia De Cabo y Rivera... ¡dos grandes familias de artistas en el Lugo de los 60!

19 de julio de 2009, 23:47  
Anonymous Pablo Núñez ha dicho...

Pocos y pocas quedan con la integridad de tu abuelo. Porque un traje, dos trajes, tres trajes... se convierten en un bolso, dos bolsos, tres bolsos... y lo que te rondaré morena.
Pero al menos a mí lo que más me fastidia es lo que se queda en la trastienda, porque lo que sabemos los de a pie son fuegos de atificio. A tu abuelo seguro que le llevaban un jamón por ayudar, pero a esta gente, ¿por qué se las regalan? Por ayudar a un ciudadano en apuros seguro que no. Pero si sabemos de trajes, ¿habría más regalos u otras formas menos decorosas de hacerlos?

20 de julio de 2009, 0:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Tu abuelo hizo bien,pero aunque hubiese aceptado esos regalos no habría sido lo mismo que lo de Camps. En el caso de tu abuelo,haría lo que tenía que hacer conforme a la ley,y la gente a la que beneficiaba esa aplicación de la ley,sin darse cuenta de que simplemente hacía bien su trabajo (retribuído),se lo intentaba agradecer con un regalo.
En el caso de Camps (añádase el "presuntamente" a cada cosa que diga a partir de ahora)no aplicaba la ley,sino que prevaricaba precisamente para obtener esos favores (los trajecitos de marras son la punta del iceberg:son los delitos fiscales de Al Capone).
En ningún caso un funcionario o un cargo público puede aceptar regalos por su trabajo y en ambos casos está penado por la ley,pero en el segundo es prevarivación y es cohecho.De verdad yo no sé que pasa con los gobiernos de Valencia y Madrid (no lo digo porque sean del PP,que hay otras comunidades populares sin corrupciones ni espionaje ni presidentes berlusconianos)y qué pasa con sus ciudadanos.

20 de julio de 2009, 0:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Anónimo, el abuelo de Marta podría haber aceptado los regalos y habría actuado dentro de la ley. El problema surge cuando se aceptan los regalos a cambio de hacer algo ilegal. Y, por lo que cuenta Marta, no parece ser el caso. En mi opinión, no hizo ni bien ni mal. Seguramente, en su intención de ser honrado, fue mucho más allá de lo razonable (lo de la mujer del César...). Ser cargo público no significa que no puedas recibir regalos. ¿O vamos a condenar a Felipe por los bonsáis que le hayan regalado o a Aznar por los puros, o a ZP por lo que le estén regalando?

Respecto a Camps, por lo que he leído sobre el tema, me parece dudoso que haya cometido cohecho. Primero hay que demostrar que los trajes no los pagó (y no vale lo de invertir la carga de la prueba y que él demuestre que los pagó) y segundo, hay que contar qué hizo a cambio de los trajes, en qué beneficio al Bigotes & Cía. Una vez demostradas ambas cosas, el delito de cohecho es indiscutible, hasta entonces elucubraciones más o menos interesadas.

Lo de la prevaricación ya me parece surrealista. Ni la Fiscalía ha llegado tan lejos. A este paso, acabaréis acusándole de profanación de cadáveres…

Por cierto, ¿a que te refieres con tu comentario sobre los ciudadanos de Madrid?, ¿no podemos votar lo que nos salga de las narices? Ya cansa tanta cantinela, que parece que hay que pedir perdón por ser derechas.

Pedro.

20 de julio de 2009, 5:31  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Desconozco como lo hizo en el ayuntamiento, pero Rivera Manso fue el mejor periodista de calle ede Lugo en la segunda parte del siglo XX. Estaba en todas partes y cubría con igual cariño cualquier acto lo que es unánimemente reconocido.
Lo del jamón, una anécdota muy creible.

20 de julio de 2009, 6:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

ole, ole y ole, por tu abuelo!!!!!!!!!!

20 de julio de 2009, 8:46  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pepe "Beethoven": Me gustaría saber qué fue de Rubén y Nec,miembros de aquellos televisivos Alesandi del 66. He sabido que Licho y Tony desgraciadamente no están ya entre nosotros.
Un cordial saludo y gracias por el recuerdo
M

20 de julio de 2009, 12:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Kdo Anónimo "M"... A Rubén y a Nec
los ví en un Revival de conjuntos lucenses celebrado en "Studio 3" en marzo de 1998. Los dos tocaron con "Los Bayas". Yo toqué con una mezcla de "Alesandi". Rubén no habló conmigo (¿tímido?); en cambio
Nec, nada más verme, me cogió en brazos gritando: "Maestro, mi maestro!..." (Ya lo dice el refrán: "De bien nacidos, es ser agradecidos"). Bueno, le volví a ver hace 2 años. Yo estaba en Lugo y nada más llamarle... vino desde Coruña y nos vimos en el Café del Centro, donde toqué al piano unos títulos de mi álbum "Alma de Piano"
De Rubén me dijo que se había jubilado y poco más. Un abrazo. PP.

20 de julio de 2009, 16:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pedro,siento decirte que no tienes razón.Que un cargo público acepte un regalo por hacer algo que tiene que hacer no sólo es poco honrado,sino que además es delito de cohecho.No hablaba por hablar,sino porque lo sé.
Art.425.1 CP: "La autoridad o funcionario público que (...)admitiere ofrecimiento o promesa para realizar UN ACTO PROPIO DE SU CARGO o COMO RECOMPENSA DEL YA REALIZADO,incurrirá en la pena de multa del tanto al triplo del valor de la dádiva y suspensión de empleo o cargo público por tiempo de seis meses a tres años".
Esto es así porque sería aprovecharse del cargo y porque puede ensuciar las cosas.
Aún así no quito méritos al abuelo de Marta,porque como ha quedado demostrado con tu intervención o las declaraciones de la Barberá ("todos los políticos aceptan regalos"),mucha gente cree que "en su intención de ser honrados van más allá de lo razonable":tienen el límite de la honradez más relajado.Y más mérito aún porque estando en una situación de necesidad es difícil rechazar un jamón que además están deseando darte.Yo jamás he aceptado un regalo por mis funciones(y como yo la mayoría,que parece que aquí todos somos unas barberás),pero también es verdad que yo nunca he pasado hambre,así que no puedo poner la mano en el fuego por lo que haría en esa tesitura.
Lo de los bonsáis,puros y regalos de Fe,Az y ZP no sé que te diga. Cree el ladrón que todos son de su condición.Además,nos exiges pruebas a los que hablamos de un PROCESADO,pero tú te inventas cosas de los que no lo están.Un poco de seriedad.
Te contradices cuando dices que una cosa es decir que Camps ha recibido regalos a cambio de hacer favores y eso hay que demostrarlo (¿quién dice que no?que yo sepa no está en prisión,sino yendo al juzgado cuando toca)y otra cosa es decir que ha prevaricado,que se nos va la olla.Pero es que si ha hecho un favor que no tocaba (un acto injusto,que se dice) ¡eso es prevaricación!
Y al final,después de que yo haya dicho expresamente y para que quedara claro que no me estaba refiriendo a todas las autonomías populares,vas y me dices que parece que hay que pedir perdón por ser de derechas.Chico,si es que algunos estáis ya tan ofuscados que ni os enteráis de lo que leéis.Persiguen o critican a unos delincuentes y como son de vuestro lado parece que los persiguen por ser de vuestro lado y no por ser delincuentes.Si te fijas no he dicho nada de Galicia ni de muchas autonomías más gobernadas por PP.Es como los batasunos,que creen que les persiguen por ser independentistas,y no por cometer delitos.
En eso sí que creo que hay una diferencia entre votantes sociatas y peperos (hablo en general,ya sé que afortunadamente hay muchísimas excepciones).Si un político del PSOE fuera un delincuente no me tomaría como algo "contra nosotros" que lo persiguieran,y no le votaría ni muerta,porque me parece que no hay nada más "contra nosotros" que aprovecharse de un cargo que está ahí para servirnos. En el caso del PP,las comunidades sospechosas:Madrid y Valencia,suben en votos.¿Por qué? por corporativismo,por un "mira como van contra nosotros y cómo nos persiguen".¡¡Pero si ambos escándalos:espionaje y corrupción,han salido a la luz y han sido denunciados por gente del PP,del partido!! ¡Qué persecución ni qué gaitas,pero si también os están engañando y aprovechándose de vosotros,y que sean de vuestro partido no hace que sean mejores ni que no salgáis perjudicados! Esas cosas nunca las entenderé, supongo que se debe a ser más radical e hincha que ciudadano que quiere que no le roben y que las cosas se hagan bien.

21 de julio de 2009, 1:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Anónima, sin ánimo de eternizar la discusión, déjame hacer un par de matizaciones:

- Para defender tu argumento sería mucho más oportuno citar el art. 426 del CP que castiga al que recibe un regalo a cambio de hacer algo no prohibido legalmente (cohecho impropio). Ahí si que pueden trincar a Camps, si se demuestra que hizo algo a cambio de los trajes, claro. Pero a Camps y a todo dios, ¿o que diferencia hay entre 4 trajes y 4 bonsais o 4 bolsos o 4 latas de anchoas o 1 jamón como el que rechazaba el abuelo de Marta?
- Camps no es “de mi lado”, como tú dices. De hecho, estoy seguro de que se le puede trincar por cosas muchos peores, a él y al 90% de los políticos en el poder. Simplemente digo que lo de los trajes me parece una sandez.
- Tú nunca aceptarías un regalo. Pues muy bien. Yo sí, aún a riesgo de que me aplicaran el 426. Te pongo un ejemplo: un médico que trabaje en un hospital público y cure una enfermedad a un paciente, ¿no puede aceptar el jamón que le regala su agradecido paciente? Pues yo lo aceptaría, y no creo que se me pudiera hacer ningún reproche. Es una cuestión de opiniones, en cualquier caso.

- La comparación con los batasunos es, como mínimo, bastante ofensiva. Pretendía reprocharte tu insinuación de que los madrileños o los valencianos están medio locos por votar lo que votan (tu frase textual era “no sé que pasa con los ciudadanos de Madrid”). Como madrileño (galaico-madrileño, mejor dicho) y votante convencido del PP en esta Comunidad, me he sentido aludido.

- Expones una teoría ciertamente curiosa sobre las motivaciones y pensamientos de los millones de personas que votan PSOE o PP y sobre las razones por las que el PP gana en Valencia y en Madrid. Me parece estupenda.

Perdón por el rollo.

Pedro.

21 de julio de 2009, 3:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sin perdón,que a rollos gano.
-El artículo aplicable al abuelo de Marta es el 425.1 y no el 426.El matiz es "COMO RECOMPENSA del acto ya realizado",frente al que tú citas "PARA LA CONSECUCIÓN de un acto no prohibido legalmente".
En el caso de Camps el problema es que no se trata de un acto "no prohibido legalmente",sino (presuntamente)de una adjudicación irregular de contrato, y que los sobornos han sido el motivo de la adjudicación. Me preguntas las diferencias con bonsáis,puros y no sé qué más.Además de que sobre eso no hay siquiera indicios (no digamos ya pruebas) una diferencia muy básica que hasta tú notarás es que a Camps esos trajes se los regala una trama corrupta que ha conseguido contratos irregularmente en Valencia,comunidad que "casualmente" gobierna este señor.
-Dices que "no es de tu lado",pero lo disculpas mucho para no serlo.Una forma indirecta de disculpar y justificar a los políticos corruptos es decir lo que tú dices: "el 90% lo son".No es sólo que sea una mentira como una catedral,es que es injustísimo para esa gran mayoría de políticos honrados. Es la típica excusa del culpable,cuando está acorralado y ya no puede negar los hechos,sólo le queda hacer ver que es una conducta habitual para que parezca menos mala.Y lo malo es que convencen a sus votantes para que sean las propias víctimas las que les excusen. Es la típica frase que lleva "culpable" escrito en fosforito.Pero vamos,que es indicativo que estas excusas sólo se os ocurran cuando el que está en el brete es uno de los vuestros.
-Dices que es una cuestión de opiniones aceptar o no regalos.Dejando a un lado que sea un delito,no creo que sea una opinión en plan a mí me gusta la ópera y a ti la sardana.Es una cuestión de rectitud personal,de respeto a la institución que representas y de higiene democrática.A mí eso me dice mucho de una persona. En el caso de los médicos,hay muchos que no aceptan regalos,incluso médicos privados.
-La comparación con los batasunos era oportuna:el delincuente que se hace la víctima ideológica,el paranoico perseguido por todos por ser un incomprendido.Evidentemente no estaba diciendo que Camps fuera un pro-terrorista.
-Dices que querías reprocharme mi frase textual "no sé qué pasa con los ciudadanos de Madrid",pero si hubieras ido de buena fe no habrías insinuado que con esa frase criticaba a los ciudadanos de Madrid por ser de derechas:he puntualizado expresamente que no tenía nada que ver con ser del PP,y esa frase "textual" contextualizada está claro que se refería a apoyar a quienes están metidos en el caso Gürtel y además en el de espionaje.Nada tiene que ver que sean de derechas o izquierdas:si después de la corrupción en época de Felipe le hubiéramos votado (y con eso dado una palmadita en el hombro en plan "seguid haciendo lo que hacéis,que no perderéis nuestros votos por eso") me habría parecido igual de mal.Dices que como votante del PP de la Comunidad de Madrid te has sentido aludido...es que lo estás:me parece increíble que votéis a gente que tiene tanto chanchullo alrededor,y que vuestra convicción y apoyo aumenten precisamente cuando y porque esos chanchullos se investiguen.Y eso me lleva al último punto...
-...mi teoría.Sería una impostora si dijera que esa teoría es mía,es algo que sostiene mucha gente,basta con ser buen observador. Si mi presidente estuviera metido en tanto chanchullo no le votaría,y si no hubiese otro partido que me gustara votaría en blanco,que es lo que hice cuando el PSOE perdió el gobierno.Yo no tengo tanto apego al partido al que voto,no me parece que yo tenga que ser la ultrajada defensora de su honor.No son de mi familia ni los siento como algo mío.No soy yo la que les debo nada,son ellos los que me lo deben a mí:a la sociedad.Y si hay una sospecha medio sólida de que me la están jugando les doy puerta,no son nada mío como para que yo les vaya salvando las espaldas.Y ya he dicho que es una generalización y que hay muchísimas excepciones.

21 de julio de 2009, 5:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

TIOCACHAS.
Martiña. Guapísima en Woman.
La Musa de Lenon en su canción más bonita.

21 de julio de 2009, 5:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Tienes razón, a rollos ganas tú.

No defiendo a Camps, ya te he dicho que estoy seguro de que se le puede trincar por cosas mucho peores.

Camps está imputado por el art. 426 (recibir regalos a cambio de algo no prohibido). Esto es lo único que no es una opinión, es un hecho. Así que déjate de adjudicaciones irregulares y de leches parecidas. Las adjudicaciones irregulares, que sin duda las habrá, aún no se las han encontrado.

Los bonsáis de Felipe los tienes en el Botánico de Madrid, al lado de El Prado. Fueron regalos que recibió mientras era presidente y que, cuando dejo de serlo, donó al Botánico porque no le cabían en el chalet de Somosaguas. A Aznar, un empresario le puso una pista de paddle en Moncloa y otro le regalo sus primeras vacaciones como presidente, en plan gratis total. Se les podría aplicar el 426 como a Camps. Serían otros magníficos ejercicios de onanismo mental y también servirían para mantener entretenido al populacho.

Pedro.

21 de julio de 2009, 6:34  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias, PEPE, por tu pronta respuesta. Han pasado cuarenta años largos, suficientes para que a una le entre el mono de recordar.

Un abrazo cordial.
Margarita

21 de julio de 2009, 10:09  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Heeeey,tranqui:no te ofendas!
Yo no he dicho que le defiendes,digo que le justificas...y lo sigues haciendo.Según tú todo el pollo que se ha montado es un circo para entretener al populacho,todo el mundo hace lo mismo que Camps (no sé si has registrado en tu tendencioso afán de excusarle y equipararle a los ex-Presidentes la parte en que te explicaba lo de que los regalos se los ha hecho una trama corrupta que obtenía contratos irregularmente en la comunidad que preside ¡oh hado fatal y combinación azarosa de circunstancias!)así que ¿qué hacemos rasgándonos las vestiduras? dejémoslos a su aire y corramos raudos a votarles.Si es que ya se sabe,el populacho...pan y circo:querer hacer justicia, ¡qué capricho!
Además,¿qué pasa?¿que tú puedes decir que sabes que le pueden trincar por cosas peores y yo no puedo decir que no se trata aquí de recibir regalos por "un acto no prohibido"? Si es que tengo razón con lo de que hacéis piña:tú le puedes criticar pero los demás que ni lo toquen si no son "de la familia".
Veo una gran diferencia entre regalos institucionales(bien),regalos de administrados por actos concretos aunque sean legales (no los acepto pero si alguien lo hace y son de poco valor no me parece grave),regalos de empresarios (ahí ya tengo seriísimas sospechas y no me gusta nada) y regalos de tramas corruptas que consiguen casualmente lo que puede dar el obsequiado (no me chupo el dedo y saco conclusiones).
Pero vamos,que lo dejo que si no no tendrá fin la discusión.

21 de julio de 2009, 10:47  
Blogger Thomas ha dicho...

Muchos como tu abuelo nos hacen falta.
(Bueno: nos hacemos falta. QUe parece que el mal sólo lo hacen otros).

21 de julio de 2009, 11:30  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta, en la BitáCora de Cora,de ayer, sale tu foto y El Hotel Almirante hace que desarrolle su ingenio;me gustaría ver tu respuesta .
De regalos y regalados, no hablo, porque en el país ahora de referencia para los neoamantes de los EEUU,_ex marxistas _ existen en Washington, Lobbies de todo aquello que quiera venderse; y entre ellos_neo-prObama_ aquí también y si no que se lo pregunten a los accionistas de Prisa,Gas Natural, La Caixa,etc .
SEito

21 de julio de 2009, 14:34  
Anonymous Carm ha dicho...

Los que compartimos y aplaudimos la filosofía de vida de tu abuelo a veces nos toca enfrentarnos a algo todavía más comprometedor que una persona con un regalo en la mano.
El interés de aquellos otros por sus "ahijados" la víspera a la salida de una puntuación solo para poder hacer esa llamada a tiempo diciendo: "fulano, el niño aprobó".
Sin mover un dedo se garantizan por los restos ese jamón en navidades en la puerta de su casa.
Siglo XXI? En que se nota?

22 de julio de 2009, 9:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Magnífico el reportaje de WOMAN. Estas, Marta, en plan estrella.
¿Cuando vienes por A Coruña?

22 de julio de 2009, 12:40  
Blogger Marta ha dicho...

Gracias!!
El día 2 de agosto estaré en la Feria del Libro. Primero en un encuentro con lectores, y luego en una firma.

22 de julio de 2009, 17:05  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me voy ahora mismo a comprar el "Woman" para ver ese reportaje.

23 de julio de 2009, 9:12  
Anonymous Pepe "Beethoven" (Sergio De Cabo) ha dicho...

Marta: Yo también he comprado (por vez primera) "Woman". Pero te digo
una cosa especial: tu sonrisa (a veces triste y muchas alegre o llena de encanto) vale más que todas esas galas que llevas por razones de marketing (digo). La Elegancia en tí es intrínseca...
que rezuma, incluso, en toda tu obra, aunque haya algun majadero
que te apostille de "maruja"...

En una foto, te pareces a una amiga mía que es Géminis (¿lo eres?) Pues, entonces, hay en tí cinco mujeres, como le dije a Espido Freire (= Desnudo Fraile Templario, a mi entender). Pepe.

Ah, olvidaba el problema gallego.
Yo lo tengo muy claro: "Castellano o Galllego?". Pienso con sentido común y me digo: "¿A dónde voy yo con el gallego?" ¿O el catalá? ¿O el euskara?" Para escribir y leer poesía o hablar en familia o con amigos, gratificante... Es lo que me pasa a mí, que tan sólo soy castellano-leonés "vencellado" a mi querido y provinciano Lugo.

24 de julio de 2009, 11:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo conozco a tu abuelo,todos los domingos venía a buscar el pulpo a mi restaurante y es un señor encantador. No me extraña lo que cuentas , no me extraña ni pizca .Parece un caballero ( de los ya no quedan o quedan pocos) nos tenía a todas enamoradas por lo cielo que era.
Ahora entiendo el trabajiño que le costaba aceptar una botellita de godello ( que yo tenía guardado para ocasiones y personas especiales)
Dale un abrazo de mi parte.
Esther
ps: mañana me compro el woman...como no.

26 de julio de 2009, 8:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

eu opino k o unico cordo da escena era o neno. como acontece sempre. nenos o poder. parlamentarios menores de 10 anos e o pais andaria perfectisimamente

28 de julio de 2009, 18:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Desde Garabolos de Mar y dedicado al Abuelo Paco Rivera por sus 89 tacos y a su nieta Marta en el día de su onomástica:Corazón de Melón, por Las Hermanas Benítez.
SEito.
http://es.truveo.com/search?query=corazon%20de%20melon&results=12&page=2&extra=corazon%20de%20melon#corazon%20de%20melon%20

29 de julio de 2009, 2:34  
Anonymous Anónimo ha dicho...

PARA “SEITO”

Amigo Seito (”sei-tooo”), te sigo (soy la sombra de Peter Pan) y te digo lo mismo que dije en el Blog de Paco "Amigo Seito (”sei-tooo”), cuando me felicites en mi día: San PP (Padre Putativo) no olvides ponerme (en Radioonline-Garabolos de mar) “PEPITO” de las Hermanas Benítez, porque me da mucho morbo
cuando Carmen dice: “Pepitóoo, mi corazón… Pepitóoo de Cabo… perdón: de mis amores… Cántame tú a mí [Bis]… el amor…”

29 de julio de 2009, 7:02  
Blogger Magnolio ha dicho...

Te lo digo en un post de Marzo (no se por qué me salió ese mes cuando puse la direccion de tu web) y ahora me repito:

Te oí ayer noche en "Afectos": una gozada. Eres un desparrame literario, y verbal, de los buenos, eh?

Felicidades.

Una pena no llegar a tiempo a esa Feria del libro gallega para comentártelo, pero como ayer dijiste algo al respecto, que lo sepas: seré alguién más que dedica parte de mi tiempo al tuyo.

30 de julio de 2009, 5:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me emplearé anonimamente para hacer una pequeña anotación que considero importante. Y ya que se admite el comentario anónimo cuando se le hace la rosca supongo que no habrá problema en este caso.

Me causa estupor la anécdota de la rectitud de su abuelo, de la que, por supuesto no dudo. No aceptaba regalos y no seré yo quien ponga en duda esa bonita historia familiar.

Sin embargo me ha hecho gracia el tono de ese "Mi abuelo fue concejal en el Ayuntamiento de Lugo. Con Franco, para decirlo todo". Claro Marta, es que para que seguir escondiéndonos, ya está bien de tanta memoria histérica y tanta tontería, hay cosas que se deben de decir con orgullo, claro que si.

Sin embargo no debe olvidar que esa actitud tan intachable de su abuelo en el ejercicio de su cargo habría que matizarla por el hecho de en que condiciones llegó a el. Era concejal con Franco, y por que no decirlo, para ser concejal con Franco no se podía ser otra cosa que franquista. Por lo tanto, su ideología le dio un puesto que podría considerarlo un regalo. Un puesto que le permitía rechazar lo poco que otras gentes le ofrecían.

Usted habla mucho de libertad. A esa modesta gente que ofrecía su modesta patita de jamón de la matanza, las autoridades le negaban, entre ellas su pariente, por acción u omisión algunas de sus libertades. Entre ellas la de expresarse en la lengua en la que habían nacido, só pena de exclusión social y de mofa. Digna sucesora debe sentirse por tanto de su estirpe, al defender insistentemente esa "libertad lingüística" de la que a menudo habla y nada sabe.

Aun me falta un solo caso documentado en el que la lengua del pais en el que usted nació sea una imposición.

Siga usted enorgullecendo a su estirpe, que recibirá buenas patas de jamón de la matanza a cambio.

31 de julio de 2009, 3:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Anónimo, el lloriqueo de que se prohibía a la gente hablar gallego cansa un poquito. Tú mismo dices que hablar gallego se castigaba nada menos que ¡¡con la mofa!! Otra cosa es que no se utilizase el gallego a nivel institucional ni si hiciese ninguna promoción de uso, lo cual, por cierto, es justo lo que ocurre hoy con el castellano en Galicia, sin que, al parecer, te moleste lo más mínimo.

Pedro.

31 de julio de 2009, 5:08  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Demuéstremelo. Enseñeme un punto de este pais en el que a un ciudadano se le prohiba (como aqui se prhibiomi idioma) hablar en castellano. Enséñeme un solo administrado que no haya podido adquirir un papel en castellano. Haga presente un solo caso en el que a alguien se le haya negado recibir su sentencia en castellano. Haga usted la luz sobre cualquiera que le haya sido negado un trabajo por hablar en castellano. Yo creo en el conocimiento de ambos idiomas. Porque en contra de lo que ustedes piensan los idiomas son riqueza. Ambos.

La mentira de la imposición acabará cayendo. Pero ustedes, lectores inteligentes, no olviden nunca que es una mentira. No lleguen a créersela, úsenla cuanto quieran para provocar una polémica vacua, saben que están siviendo a "un bien mayor" ustedes lo saben, yo lo sé. Pronto lo sabrá más gente. Cuando llegue ese momento deberán cambiar de mentira, así que no se crean demasiado esta.

A mi me molestaría que un hijo mío fuese repudiado por su sociedad por hablar su idioma, claro que me molestaría. Pero es que eso no está pasando en cuanto al castellano. Y si así es expóngame un solo caso.

31 de julio de 2009, 5:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Algunos en el verano, con eso de la sed, se toman medio litro de ginebra pensando que es agua y entonces pasa lo que pasa. Ese anónimo coñazo que a estas alturas de la película sale con lo del franquísmo y de que todos los que hacía algo en los tiempos era de Franco eran franquístas, seguro que nació en una huerta, de una semilla de alcornoque bien regada con purines. Todo anteds de tener un padre o una madre que en la época de Franco trabaje en el Seguro de Enfermedad(de Franco), en una gasolinera(de la Campsa franquísta) o jugase en el Real Madrid(el equipo de Franco). Anda y date un baño de agua fría, bobito.

31 de julio de 2009, 8:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El que suscribe (y esta vez soy un "Anónimo") conoció a los Rivera en Lugo. Mi padre era "franquista" (y no recibió ninguna prebenda por
ser tal; sólo la ayuda familiar).
Antes de nacer yo... había sido, antes de la guerra, administrador del Conde de Villandrando que creó
la Liga Católica de Campesinos, a los que hizo mucho bien. Sin embargo, por ello, los falangistas
le "incordiaron" bastante. En suma,
al que es BUENA PERSONA no hay que juzgarle por sus ideas, sino por sus actos. Lo demás, es política.

1 de agosto de 2009, 5:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Como "rectificar es de sabios", añado que el citado "Conde" de Villandrando, D. Antonio Monedero Martín, nacido en Dueñas-Palencia, era Vizconde de Villandrando por derecho de consorte (que luego renunció a tal por el de Sr de Villandrando) y con domicilio en su finca de "El Aguachal", donde trabajó mi padre su administrador. La citada Liga "Católica"... era La Liga Nacional de Campesinos (posterior a la Confederación Nacional Católica y Agraria, de 1911). Fue Director General de Agricultura, Minas y Montes. Le concedieron la "Gran Cruz del merito Agrícola" y por sus obras caritativas la "Cruz de la Beneficencia". Incluso, permitía que sus queridos campesinos le llamaran simplemente "Antonio". ¿Se puede ser menos clasista...?

1 de agosto de 2009, 6:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Al habla el "bobito". Creo que en ningún momento he dicho que el tal abuelo fuese mala persona. No. No lo he dicho.

El que lo conisdere así quizás se merezca más que yo el apelativo de 'bobito' que se me dedica.

Y no he dicho tampoco que todo el que no fuese fusilado en la época de Franco fuese franquista. Ni por asomo. No más mártires por favor.

Pero es que no era expendedor de billetes de tren en la RENFE franquista. Era concejal, cargo político. Era franquista. Como mucha gente. Pero lo era.

Su argumentación no es válida. Menos aun cuando sus argumentos más potentes son llamarme pesado y bobito. Pesado si lo soy, pero no mas que los comentarios aduladores. Ahora bien, bobito, hijo mío..

Ande ahora suelte ya los impreporios que quiera, llámeme radical, separatista y como es la otra típica.. ah si, integrista.

Quizás me vuelva a pasar, por mucho que me duela engrosar el número de visitas de la intransigencia, pero me hará gracia ver que retrueque encuentran para llamarme bobito.

1 de agosto de 2009, 10:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sr Anónimo ofendido...: Se dice que "no ofende quien quiere, sino quien puede". Pero no entro en este dilema. Solamente, por su alusión a "los comentarios" que son aduladores. Aunque no es mi caso (pues al buen amigo no hace falta adularle) debería haber añadido "falsos" aduladores...

Estoy volviendo a leer (debe ser la 3ª vez) "Elogio de la locura" de Erasmo y, concretamente, el
apartado Alabanza de la Adulación,
que, dice el autor, puede coexistir
con sentimientos nobles. En suma,
la sana adulación o reconocimiento
es más agradable que restar mérito
a "personas" que lo tienen. Y es que ¡nos cuesta tanto ser justos!

1 de agosto de 2009, 13:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sr."Anónimo", yo le he entendido perfectamente.Y como Ud. bien dice, todo lo demás es política.

Contraviniendo a Aristóteles, antes y después del zoon politikon,( que eso es ropaje circunstancial) está el zoon a secas. Y las BUENAS PERSONAS están muy por encima de sus hábitos.

2 de agosto de 2009, 6:59  
Anonymous El pequeño Richard ha dicho...

Ya que esta entrada se titula "Regalos", pues yo voy a hacerles uno. Se trata de la película "Cometas en el cielo", también hay una novela del mismo nombre, y esta peli es un maravilloso milagro. Y ya que estamos, les recomiendo que saquen la peli de video club, esperen a que llegue la noche y cuando estén solos(o bien acompañados), véanla y ábranse al mundo de las sensaciones.

De nada, es un regalo.

13 de agosto de 2009, 3:40  
Blogger Moris ha dicho...

"Orgulloso de su etapa de combatiente en el Ebro" ¿Estaba tu abuelo orgulloso de matar gente? "Fue concejal del ayuntamiento de Lugo" "Pero no se metia en politica" Alucino querida alucino,pero lo mejor es eso de que no aceptaba regalos.....no me lo creo, seria el ùnico de Lugo (capital) que no lo hubiera hecho,en una ciudad como Lugo donde todo aquel que ha "disfrutado" de un cargo oficial,mas grande o mas pequeño,ha sangrado a cuantos paisanos de la provincia ha podido (servicio militar,trabajo,pensiones....etc) los temas que han abordado esta coleccion de vampiros es enorme y siguen...
Pero gracias por aclararme de donde vienes ideologicamente,y saluda a tu abuelo que supongo que sera un buen cristiano,es una de las ventajas de esta religiòn,uno puede ser un canalla toda su vida y un segundo antes arrepentirse y pasaporte al Cielo y con esto no digo que el lo sea ¡por Dios!,es un hombre orgulloso de la batalla del Ebro,como tantos.

15 de septiembre de 2009, 7:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal