lunes, 29 de junio de 2009

Regreso al trabajo

Trabajo en un cuento para un proyecto que pretende unir vino y literatura promovido por las bodegas Moradas de San Martín. Cuando el relato está casi terminado, me doy cuenta de que el resultado no es bueno, así que rompo metafóricamente todo lo escrito y vuelvo a empezar con otra historia que, esta sí, parece que funciona.

La semana pasada se celebró la fiesta de salida del tercer volumen de Milleniun, de Stieg Larsson(Por favor, los que se ponen como fieras cuando hablo de vida social que dejen de leer en este momento, no les vaya a subir el azúcar). Una celebración preciosa a la que nofaltaron ni el embajador de Suecia - que actuó de maestro de ceremonias junto a Lorenzo Silva y el alcalde de Madrid - ni la editora sueca de Larsson. Con Silvia Sesé, de cuya mano entraron en España los libros de Millenium, hablé un rato sobre lo irónico del destino: aquella fiesta, toda aquella gente entusiasmada por un libro, y su autor muerto. Silvia y Emilia Rosales, director de Destino, coincidían en afirmar que hubiesen dado casi cualquier cosa por haber podido conocer a Larsson. Apuesto a que no son los únicos.

Con Nico Casariego brindamos por la buena marcha de un proyecto de primera magnitud en laque está embarcado. Nico es un escritor excelente y una de las personas ´más sutilmente inteligentes que conozco. Está de enhorabuena. Se lo merece todo. Lola Beccaría sigue promocionando su libro "El arte de perder", una historia de amor tóxico que está conquistando a los lectores. Con Espido Freire hablo de proyectos para el año que viene, y le ayudo a localizar a una canapera habitual: se llama Mercedes y se cuela en las fiestas pretendiendo ser una enviada especial de un ministro, un alcalde o de la mujer del Presidente del Gobierno.

A mí estos personajes me hacen todos mucha gracia salvo la tal Mercedes. Una vez, hace doce años, estaba yo ayudando a vender unos libros de carácter benéfico, y vino ella y me pidió dos "de parte de Camilo José Cela". Recuerdo que le expliqué, con mucha paciencia, que aquellos libros no se podían regalar, que se vendían a beneficio de una asociación de niños disminuídos y que nadie, ni el autor, ni el editor, ni el ilustrador, cobraban un céntimo. Pues ni por esas. La tía cogió los dos ejemplares y se marchó con ellos. A mí me dio entonces un ataque de rabia justiciera, y afloró la macarra que llevo dentro. Dejé mi lugar en el puesto de venta, y en un tonode voz desaconsejablemente alto le dije a la canapera: "Mira, tía, no sé a dónde estás dispuesta a llegar para llevarte estos dos libros, pero yo estoy dispuesta a pegarme contigo para que no te los lleves". Mano de santo. La robalibros me devolvió los dos volúmenes, y confieso que en un primer momento me sentí decepcionada:llegado ese punto,estaba deseando repartir estopa, y hubiese sentido un placer desmesurado en propinar a aquella delincuente dos buenas bofetadas delante de todo el mundo. Volví al puesto colorada como un tomate, despidiendo adrenalina y sintiéndome una mezcla de Thelma, Louise, Steven Segal y Jackie Chan. Han pasado doce años desde entonces, y la tal Mercedes sigue colándose en las fiestas y comiendo canapés de gorra, pero creo que se le han quitado las ganas de chulear a la beneficencia.

He vuelto a leer "El guardián entre el centeno", para descubrir que es mucho mejor de loque lo recordaba desde mi primera lectura, hace veintitantos años. Y otro placer recién descubierto: la serie "The Wire", una joya de la televisión cuya primera temporada me he tragado enterita en tres días: un grupo antidroga de la policía de Baltimore luchacontra el tráfico de estupefacientes, los políticos corruptos, los polis malos... la factura de la serie, las interpretacíones, los guiones, los diálogos, convierten en una triste antigualla a series como "Canción triste de Hill Street". No te la pierdas, que merece la pena.

Mi barrio se prepara para vivir las fiestas del Orgullo Gay. A mí eso de estar orgulloso de ser gay me parece tan idiota como estar orgulloso de ser hetero, pero allá cada uno. Las fiestas dan mucho la lata - sobre todo, porque aquí la peña está convencida de que la diversión tiene que ir unida a la música estruondosa. Durante cuatro días, mi salón se convierte en una sucursal del infierno. Los cristales tiemblan, y cosas tan normales comover una película o mantener una conversación se convierten en ´misión imposible - pero también benefician a los hosteleros de la zona, así que haremos de tripas corazón , y aguantaremos mecha un año más. La mayoría de mis amigos homosexuales abominan del festejo, lo cual me parece que tiene cierta gracia. Ya contaré más la semana que viene si sobrevivo al jaleo.

Esta semana, y mientras acabo el cuento, pienso trabajar en una novela juvenil que he empezado. Se me ha ocurrido una idea muy buena sobre una historia completamente distinta a todo lo que he escrito hasta ahora. No sé qué saldrá de todo esto, pero me apetece probar. Porque, además, ya era hora de volver al trabajo.

Etiquetas: , , , , ,

10 comentarios:

Anonymous marta cris ha dicho...

Absolutamente de acuerdo en cuanto a The wire, es una pasada. Yo llevo varios años enganchandome a series, que es donde se refugian los bueno guionistas ultimamenete, ya que en no se hacen peliculas decentes. Recomiendo encarecidamente "The Sopranos", si alguien no ha visto "Lost", es que no ha visto nada. Otra serie de verdad guena guena Mad Men. Y una miniserie de las que se merecen ser compradas y veneradas por siempre jamas "Roma". No os la perdais.
Igual me pongo un poco pesada con las series, pero es que el cine y la buena television me tienen ganada el alma y la visa.
un saludin

29 de junio de 2009, 8:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿Y "Amar en tiempos revueltos" no os pone? .La leche para incautos mezclando propaganda de la cuerda con telenovela basada en novela .
Marta,lo de "chincha y rabia que yo estuve en el Ared Lucus y tú no",iba en primer lugar para tí, pero va a ser cierto que te prodigas menos o que lees deprisa deprisa .
Siento no hablar nunca de libros, pero si la tecnología no me falla, te enviaré uno saludando desde el escaparate en una librería de una de las mejores calles de pasear que voy conociendo;Santa Clara en Zamora y sus "entornos" y prolongaciones .
Un bico .
SEito

29 de junio de 2009, 9:15  
Anonymous Javier Divisa ha dicho...

Sí, la fiesta del orgullo gay podía ser otra cosa y desgraciadamente pudiendo ser algo especial y menos ruidoso que hiciera referencias a cultura, música, literatura, cine, etc, no es más que una parranda bastante grosera que también detestan mis amigos homosexuales, el barrio se convertirá en un auténtico meadero y se oirá de fondo la última basura de los triunfitos y el remix de su puñetera madre. Y todavía, al ir a trabjar por la mañana a las nueve, tendremos que oír la última estupidez del travelo pasado o la bordería de la maricona mala. En fin, si pudiera me iría sin dudarlo, al barrio de Saint Paul en París, o a Le Marais, ambos repletos de una homosexualidad cívica, bastante mejor. Bastante más agradable. Un beso, Marta,

29 de junio de 2009, 9:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿De qué va lo del vino, que no lo entiendo bien?

29 de junio de 2009, 10:46  
Anonymous PILAR ha dicho...

Marta, a mi me encantan tus cronicas sobre cualquier evento,asi que sigue haciendolo por favor.Hoy precisamente he terminado la 2º de Larsson y empiezo esta noche la 3º. la segunda me ha gustado muchisimo mas que la primera!!!!veremos la tercera. Te hare caso y empezare a ver The Wire. ¿TE gusta anatomia de grey? yo soy superfan. Bueno que sigas escribiendo este deliciosso blog con tanto arte. besos de una admiradora.PILAR.

29 de junio de 2009, 12:56  
Anonymous Carmen ha dicho...

Millenium, excelente.
El Arde Lucus, consolidado.
Tu artículo en el Progreso el fin de semana, emocionante
El artículo de Jorge Vivero en el de hoy muy tierno. Muy en la linea de el club de los poetas muertos (sin ironía, en sus tiempos me encantó esa peli. Siempre lamenté que no me tocara en su clase.
Abrazos lucenses

30 de junio de 2009, 10:16  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sí, Marta, tu artículo de este fin de semana en "El Progreso" es excelente. De esos que se merecen un premio y así lo ha considerado mucha gente que lo ha convertido en tema de conversación.

30 de junio de 2009, 11:12  
Blogger Thomas ha dicho...

Animo con la novela juvenil, Marta.

La de Otra vida para Cristina me encantó y la he recomendado a muchas madres e hijas.

30 de junio de 2009, 13:35  
Anonymous Pablo Núñez ha dicho...

Nos cuentan El Progreso y un prestigioso blog de Lugo que asististe a la presentación de un libro de Derecho Nobiliario. Dicen que uno de sus autores está vinculado a Lugo, el Señor Martelo de la Maza. Si coincides con él, dale por favor mi enhorabuena y la bienvenida al mundo de los escritores.

1 de julio de 2009, 4:20  
Blogger Marta ha dicho...

Marta cris ¿has visto "The west wing"? Para mí, la mejor serie de todos los tiempos.

SEito - no sigo "Amar en tiempos revueltos", así que tendré que fiarme de tu criterio

Javier, sabemos de lo que hablamos...

Anónimo,lo del vino lo contaré completo en septiembre, que ahora no me dejan

Pilar, me encanta Anatomía de Grey. Entrevisté en Londres a la prota, que por cierto es bastante sosa, y no tiene la voz tan bonita como su dobladora al español.

Carmen, Anónimo, muchas gracias. El año que viene no me pierdo el Arde Lucus, me voy a hacer el traje en enero para no echarme atrás.

Thomas, Pablo gracias a los dos.

2 de julio de 2009, 9:39  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal