miércoles, 17 de junio de 2009

Tormentas de verano

Sí, como la que cayó ayer en Madrid. No vino mal para refescar un poco el ambiente después de un fin de semana en el que la ciudad se convirtió en una sucursal del infierno.

La Feria del libro cerró sus puertas con resultados esperanzadores (un incremento en las ventas de un 10%, con la que está cayendo, no está nada mal) y buen ambiente en general. Tuve un firma estupenda en la mañana del domingo, y otra más floja en la tarde, en la que hubo mucho menos público

Firmé menos, pero en compensación compartí caseta con Rafael Reig, que me buscaba las cosquillas cada vez que firmaba un ejemplar :"¡Llevo dos más que tú, chincha y rabia!" Su "Manuel de Literatura para caníbales" se ha convertido en un clásico moderno, lleva cinco ediciones y, lo que es más impor´tante, sigue reeditándose tres años después de su salida al ruedo, ahí es nada.

Recibimos visitas de amigos misericordiosos que se apiadaban del calor que estábamos pasando en la caseta de Antonio Machado, situada en el tendido sol. Vino Fernando Marías, vinieron David Torres y Beatriz, vino Begoña Orellana, la cara amable y los ojos bonitos de la Feria del Libro de Valladolid.

Cuando se cerró la Feria pensé que empezaba una etapa de tranquilidad. Y una leche. Porque en el mes de junio los actos culturales se multiplican como setas tras la lluvia. Ayer, presentación de Hijos del Fin del Mundo, de Espido Freire, con un fiestón en Lavinia que sólo ella es capaz de organizar, y en la que los autores compartimos vinos estupendos con actores, empresarios y figuras de la crónica rosa. Tengo que preguntar a Espido - radiante en un traje morado y espectacular - cómo se lo monta.

Cuando me despedía de ella, se lamentaba de que se le habían colado tres canaperos. Son personajes muy conocidosen Madrid, capaces de colarse en cualquier reunión de tronío, camelarse al camarero y ponerse ciegos de gambas con gabardina, jamón ibérico o lo que se tercie. Yo le dije a Espido que la presencia de canaperos es la prueba del nueve de cualquier sarao con mayúsculas. En los míos, nunca se cuela nadie.

Hoy, otra presentación,la del libro de Carmen Garijo, subdirectora de la revista "Glamour" y una de las personas más simpáticas del periodismo madrileño. Nos convoca en un showroom de la calle Orellana, y promete copas "y unas cremitas". Allí estaré.

Mañana, entrega de los premios de novela corta del Club Zayas, de los que soy jurado. Ha ganado una novela excelente, lo cual siempre es una alegría. Y después, zumbando a la inauguración de la exposición de los hermanos Garrido, Juan y Paloma, orfebres talentosos y buenos amigos que trabajan la plata como nadie. Tienen público entusiasta en Londres y en Nueva York, y por fortuna el mercado español empieza a demostrarles el recnocimiento que ya tienen fuera.

El viernes me voy a Las Palmas a hacer desde allí "Al sur de la semana". Como soy un poco de allí - mi abuelo materno era canario - esa tierra me tira, y me encuentro muy bien entre su gente. Y, en cualquier caso, será una buena ocasión para estrenar el bañador


Y el lunes, la que puede ser la fiesta de la temporada: la presentación de la última entrega de la trilogía Millenium. El embajador de Suecia, el alcalde de Madrid y Lorenzo Silva presentarán "La reina del palacio de las corrientes de aire", y lo harán a lo grande, en los jardines de Cecilio Rodríguez, con música y copas, y el recuerdo de Larsson flotando entre nosotros y recordando, supongo, que teníaprevisto escribir otros siete libros.

22 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

En relación al anterior post, el problema de estos "talibanciños" es su falta de cultura y de clase. Si leyeran o leyesen alguno de tus libros, puede que viesen el mundo con otra perspectiva. Conocerían la revista "Glamour", dirían "showroom" y se pondrían cremitas. Si al final el problema del gallego es un problema de clases... ¡Estos aldeanos...!

17 de junio de 2009, 8:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

sendenTú si que eres un aldeano, pero no por vivir en la aldea sino por capullo. Seguro que están en la cola para entrar en la relación de talibanciños y te tienen de último por eso, por capullo.
Y no te has dado cuenta de que se acabaron las subvenciones. Así que trabajas para el inglés.

17 de junio de 2009, 8:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querido anónimo talibán, sin conocerte me apuesto cualquier cosa a que una ración de cremitas te vendría bien. De hecho, mi dermatólogo dice que sin crema facial no se va ni al quioso.

La verdad es que el problema que tenemos los gallegos es la presencia de gentecilla como tú, que no usa cremas y les jode que las usen otros, que no saben lo que es un showroom y no se atreven a preguntarlo y que para lo único que les sirven las revistas de moda es para limpiarse el culo, porque les da igual echarse encima un sayal que una camiseta rota.

El problema es tuyo... y de tu piel que seguro que está como el cartón piedra y en estado precanceroso

Marta, muy bien el vestido que llevabas en lode Espido, Silvia lo ha etiquetado en Facebook. ¿Puedes decir marca y así nos enteramos?

17 de junio de 2009, 8:49  
Blogger Marta ha dicho...

Anónimo talibanciño, si te preocupases por tu piel más que por mi blog, te ahorrarías arrugas, manchas y disgustos (yo prefiero no entrar en detalles)

Anónimo curioso - supongo que eres Anónima - el vestido de ayer lo compré en un mercadillo por 40 euros, así que no creo ni que tenga marca. Los zapatos eran de Zara.

17 de junio de 2009, 9:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Si es que estos talibanciños no tienen nada mejor que hacer que tocar las narices al que entra en el blog de Marta. Que se dediquen a leer sus libros en los que seguro aprenderán vocabulario, clase y cultura. Y creo que el 99% de los lectores de este blog somos gente tolerante, educada y con clase así que se deberían eliminar los comentarios de maleducados que entran para insultar a los demás porque no tienen sus mismas opiniones. Y además con un vestido casi regalado unos zapatos de Zara, ya ves Marta ibas de princesa. Un besiño. Carmen.

17 de junio de 2009, 10:00  
Anonymous Uno de Lugo ha dicho...

Eel Anónimo Talibanciño este es un capullo pero tiene su gracia. La verdad es que mi hija de 5 años vacila mejor que las dos anónimas que lo insultaron (en plan: "pues tú mas, ña, ña ña..."). ¡Y ya vale de darle coba a Marta, que dais un poco de asco!
TALIBANCIÑO 1 - PIJAS 0

17 de junio de 2009, 11:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿A ti te hace gracia el talibán? Pues nada, hijo, poneos de acuerdo para pasar juntos el verano, que seguro que lo pasais bomba. Y llévate a tu hija,que dices que vacila con tanta maestría. Si se entrena bien lo mismo acaba trabajando con Sardá.

De todas maneras, me apuesto mis Jimmy Choo amarillos a que el anónimo uno y el seis son la misma persona.Y si los pierdo, me da igual, porque tengo otros seis pares.No seré tan graciosas como esos dos gilipollas, pero tengo un gusto buenísimo para vestirme.


Por cierto, al primer anónimo, la revista Glamour la venden por dos euros en cualquier quiosco, y la pueden comprar incluso los paletos como tú. Yo soy más de Telva y de Elle, pero Glamour está bien. Seguro que puedes encontrar unos consejitos para mejorar tu penosa imagen de garrulo.

Marta, me encantan tus libros.

17 de junio de 2009, 12:27  
Anonymous La Anónima de antes ha dicho...

Hola a todos, soy el Anónimo (el primero, más bien Anónima). Simplemente me he limitado a comentar el texto del día de Marta y, la verdad, me ha parecido de un REQUETE-PIJERÍO absoluto y sobre todo CASPOSO (estilo Ecos de Sociedad de los años 60).
pero más patéticos me parecen los que se limitaron a insultarme ¿qué sabéis vosotros si soy guapa o fea, visto bien o mal o compro en Zara? A la de los Jimmy Choo (¡qué flipada!): creo que mi hija tiene unas lecturas más interesantes a sus 4 años que tú con tu Telva y Elle. Saludos, y hay más temas de qué hablar...

17 de junio de 2009, 12:39  
Blogger Marta ha dicho...

Anónima de antes, quizá deberías entrar en otros blogs que estén más de acuerdo con tus expectativas. El mío es, simplemente, un diario personal. A veces hablo de libros, otras de política y otras de las fiestas a las que voy. Siento no estar a la altura de tu intelecto, pero nadie te obliga a leerme. Lo que no voy a hacer, como comprenderás, es preguntartea ti cada día qué temas te parecen adecuados para tratar.

Por cierto, no veo qué hay de malo en leer de vez en cuando revistas de moda.

A la Anónima número 7... ¿ de verdad tienes seis pares de Jimmy Choo?

17 de junio de 2009, 13:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

A LA ANÓNIMA "TOCAGUEVOS":
No me extraña que flipes con la vida social de Marta. Tú que todo lo más que haces es tomar una taza de Ribero(del turbio) en la tasca de la esquina con una tapa de orella. Y tienes que pagar tú, que no te invitan por rallante.

17 de junio de 2009, 14:07  
Anonymous g.l.r. ha dicho...

A pesar del riesgo que puede suponer, no me resisto a incluir un comentario.
El problema del gallego puede resultar un problema social, un problema lingüístico o, incluso, un problema económico, pero nunca, y me reafirmo en lo de nunca, un problema de clases. Sería muy conveniente que no tildásemos, de modo despectivo, a los que hablan gallego; sería muy conveniente que todos aquellos que presumen de emplear un castellano perfecto lo hiciesen siempre del modo adecuado, obviando el uso de términos foráneos -el español es demasiado rico como para mutilarlo en aras de un cosmopolitismo mal entendido-, y sería muy aconsejable que todos nosotros nos hiciésemos eco y destinatario de nuestras propias críticas. En nada ayuda tratar de intransigente al otro, cuando nosotros mismos no somos capaces de tratar respetuosamente al contrario. De nada vale vestir Jimmy Chooo cuando la clase, la elegancia o la apostura es fruto de la educación, y no de la cartera más o menos abultada.
Un saludo a todos, vistan como vistan.

17 de junio de 2009, 14:21  
Anonymous Otro de Lugo (capital) ha dicho...

Por lo visto los posts de este blog dicen todos lo mismo:

1º) Marta eres lo más...

2º) Loa nazionalistas quieren exterminar a los castellanohablantes

3º) Soy más gallego que nadie (pero no hablo gallego y el castellano lo hablo fatal)

4º) Me encantan tus libros (no dicen nada pero las portadas son bonitas)

17 de junio de 2009, 16:14  
Anonymous Pepa ha dicho...

Cambiando de emisora: me ha encantado lo de los canaperos, y de que sean un marchamo de calidad.
Si alguna vez organizo un evento, intentaré que vengan algunos...
Besos
Pepa

18 de junio de 2009, 1:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Al “otro de Lugo”:

1º) Suscribo lo de que Marta es lo más. “En tiempo de prodigios” es de lo mejor que he leído en los últimos años y sus demás libros (incluyendo el último), sin alcanzar el nivel de “En tiempo de prodigios”, tienen una calidad literaria indudable.

2º) No creo que los nazionalistas quieran exterminar a los castellanohablantes. En cualquier caso, sin llegar al exterminio, lo de “sí, sí, sí, españoles a Madrid” sigue bastante vigente.

3º) No hablo gallego y soy tan gallego como cualquier otro. Nos ha jodido, solo faltaba...

4º) Me remito al apartado 1º. Sus libros, y particularmente “En tiempo de prodigios” le encantan (o como mínimo, le gustan) a cualquiera que los lea sin prejuicios (no parece tu caso). Ni dicen ni dejan de decir, simplemente están bien escritos y tienen éxito, mucho éxito, por mucho que te joda...

Saludos,

Pedro.

18 de junio de 2009, 5:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Caldeadito que tienes el blog, Marta. Como se nota la llegada del verano.
Yo simplemente quiero comentar la grata sorpresa que me llevé ayer cuando escuché a Espido Freire en Radio Nacional.
Viendo su imagen y carrera fulgurante, me permití el lujo de imaginarla siempre- sin leer ninguno de sus escritos, además- como una chica un poco extraña y pasada de rosca.
Escuchándola descubrí una voz interesante y una cabeza muy bien amueblá.
Y mira que mi madre siempre decía que no se puede prejuzgar.
Dale un abrazo de una futura lectora

18 de junio de 2009, 5:09  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta querida, es cierto que tengo siete pares de Jimmy Choo. Tabién tengo tres de Robert Clergerie, otros tres de Marni, cuatro de Vuitton y unos Manolos que no me pongo porque me hacen un poco de daño, y tengo tantos zapatos porque trabajo en moda, así que los consigo a mitad de precio o me los regalan.
Me encantan los zapatos, pero más me encanta ver como se puede poner de los nevios a los mediocres que a veces te visitan y a los que considero retrsados mentales, pues yo tengo muchos escritores que no me gustan y desde luego paso de entrar en sus webs, de leer sus libros y de todo, los ignoro y punto, pero que esta gentuza entre a fastidiar y a meterse contigo es una prueba de lo retrasados que son y de que la envidia les roe y les corroe, je, je.
La primera retrasada que no sabe lo que es un showroom, y desde luego no pienso hacer el favor de explicárselo, le diría que el problema no es que Marta vaya a fiestas, es que a ella no la invitan y se moriría porque la invitaran, y como es idiota en vez de callarse entra a decir sandeces.
A esta pobre mujer que dice que tiene una hija superdotada que lee cosas muy interersantes y es supergraciosa le sugiero que vigile a la pobre niña para que no se vuelva una mediocre resentida como su madre. Esta señora es una paleta, y me a igual como vista y lo que se ponga en los pies porque será paleta si compra la ropa de mercadillo o en la sede de París de Christian Dior, eso se lleva dentro, y la clase es incompatible con la envidia, y a ella se le nota mucho.
Al otro gilipuat que dice que tus libros no cuentan nada, es prueba de que no ha leído ninguno.

18 de junio de 2009, 7:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

lexcruMARTA:
En una librería de las fuertes de A Coruña me han dicho que tu libro, que ellos habían agotado,era uno de los más vendidos en los últimos meses.

18 de junio de 2009, 11:51  
Blogger posodo ha dicho...

Marta, hoy he conseguido tu último libro que encargué hace dos semanas (agradécele a Rafa Sánchez la propaganda que te hizo). Lo malo fue no coincidir contigo en la Feria, pues estuve sólo el sábado 6 por la mañana.
Ya contaré, tanto aquí, como en mi diario.
Que lo paséis bien en Canarias, aunque no sé si podré oíros este finde.

18 de junio de 2009, 13:29  
Blogger Ana ha dicho...

Marta: me acabo de terminar tu libro hace como 7 segundos. Muchas gracias de nuevo por otra maravillosa novela. Me emocionaste con "En tiempo de prodigios" y lo has vuelto a hacer con esta última y estupenda novela. Me he enamorado de Mario Menkell. Me ha parecido que has dibujado tan bien al personaje que me resulta imposible no pensar en que conoces a alguien así en el que te has inspirado (¿es así?).
Ahora me voy a hacer con "Hotel Almirante" y espero leerlo a lo largo del verano. Tengo el primero de la saga Millenium esperándome en la estantería.
Felicidades de nuevo. Me has hecho disfrutar mcho con la lectura, tanto que a lo largo del día me acordaba del libro y estaba deseando acostar a los niños para sumergirme en la historia.
Muchos besos Marta!!!

19 de junio de 2009, 1:55  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me ha encantado lo de los "Taperos" pues no hacen daño a nadie y seguro que además salen más felices que cuando entraron si se encontraron con pinchos adecuados .
Lo mismo debería pasar en los blogs ¿no? porque digamos que quien entra de forma voluntaria sin estar invitado no tendría mucha lógica que opine sobre lo que se cocina en él. Y al mismo tiempo, que a una la inviten a muchas fiestas, será porque goza de muchas amistades;quizás sin necesidad de haber molestado a nadie y seguro porque hereda habilidades sociales difíciles de adquirir si no se han vivido desde la más tierna infancia .
Freire, Rivera... ¡GALICIA CALIDADE¡ .
SEito.

21 de junio de 2009, 14:56  
Anonymous sonia ha dicho...

no puedo estar más de acuerdo con el último anónimo. El que entra en un blog es, normalmente, porque es afín a lo que en él se expresa. A nadie con un mínimo de sentido común se le ocurre meterse en blogs donde las opiniones vertidas son tan contrarias como parece ser la de estos "anónimos" tan radicales a mi modo de ver. Yo creo que este es blog de gente muy pacífica, y por supuesto seguidores de la obra de Marta, donde no se pretende insultar a nadie...¡¡estaría bueno!! no tiene razón de ser y me parece una falta de respeto absoluto criticar de forma tan destructiva ....
Yo les recomendaría fervientemente la lectura de algún otro blog (¿quizá el de Suso de Toro?, si lo tiene, que seguro que es en gallego, para que lo practiquen.. ), pero sobre todo les recomendaría que se tomaran la vida con más calma...

22 de junio de 2009, 4:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Chincha¡ ¡rabia¡ yo he ido al ARDE LUCUS y tu no ¡hale hale¡.
O eso me dijo anteayer el que más pasea a Bonifacio .
Y no hace falta justificarse;a quién Dios se la dé San Pedro se la bendiga .
Un abrazo.
SEito

27 de junio de 2009, 14:44  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal