viernes, 20 de marzo de 2009

"La importancia de las cosas"

Este viernes me ha sabido ha sábado. Después de semanas sin hacerlo, me he levantado tarde y me he dedicado a marujear por la casa (y a mucha honra): he puesto dos lavadores, he salido a comprar comida - el regreso desde el mercando, arrastrando ocho kilos de alimentos frescos, ha sido épico - y he cocinado una olla de salsa para pasta y un kilo de chipirones en tinta.

El libro salió el martes. El miércoles tuve promoción en Madrid, y el jueves en Barcelona. La novela empieza a moverse, y más vale que lo haga: la vida de los libros es dolorosamente corta, y apenas un par de semanas separan cada novela de la siguiente novedad de peso que condenará al libro a la galera de las estanterías (en el mejor de los casos) o a los almacenes de devoluciones. Por eso siento cierta ansiedad, y hago lo que siempre juré que no haría nunca: preguntarme cuántos ejemplares se habrán vendido, cómo estarán colocados los libros en las librerías, si se verán bien, si mis antiguos lectores tendrán noticia de esta nueva novela... En fin, una paranoia en la que siempre pensé que no caería.

Los libros no tienen oportunidades eternas. Antes, una novela tenía tres meses para arrancar. Ahora tiene menos de uno. A partir de entonces, de poco valdrá el boca a boca, las críticas positivas y las reseñas elogiosas. Si las devoluciones han empezado, hay que olvidarse del libro y pensar en el siguiente, porque no habrá manera humana de rescatarlo del limbo de los libros devueltos, al que, por cierto, van a parar una buena parte de los libros que se editan en España.

Una vez, un lector de este blog me preguntó, con evidente mala leche, por qué me obsesionaba el éxito. Y yo me pregunto ahora qué hay de ilegítimo, o de extraño, en desear que tu trabajo funcione bien. En el caso de un escritor, el buen funcionamiento del trabajo se mide por el número de lectores que tiene. Ni más ni menos. Personalmente, zarandajas como la inmortalidad, la posteridas o el ingreso en la historia me traen completamente sin cuidado. Por poner un ejemplo, prefiero vender cuarenta mil libros ahora que cuatro millones cuando haya pasado a mejor vida.

Escribo esto pensando en Stieg Larsson, cuya famosa trilogía lleva semanas ocupando los primeros puestos de las listas de libros más vendidos. Me pregunto de qué demonios le vale a ese pobre hombre habverse consagrado ante millones de lectores de todo el mundo. Ni siquiera le queda el consuelo de haber hecho ricos a los seres queridos: Larsson no tenía hijos, y una curiosa pirueta de las leyes suecas ha hecho que los drechos de autor de sus obras vayan a para a un padre que detestaba y a un hermano con el que no tenía ningún contacto. Genial ¿verdad? ¿Alguien duda de que Larsson hubiese renunciado al poder y la gloria post mortem a cambio de cien mil ejemplares vendidos cuando estaba vivito y coleando, y podía gastarse el dinero y celebrar con los amigos un éxito mucho más modesto?

El martes pasado, después de asistir a la cena del Premio Lara - por cierto, felicidades a Isaac Rosa - , me tomé una copa - en realidad fueron varias - para festejar la salida del libro. Conmigo brindó Marcial, por supuesto, y también Ángela Vallvey, Carmen Ramírez, Vanessa Montfort y Care Santos, que venía exultante tras hacerse con el premio Barco de Vapor. Cuando apurábamos los Cosmopolitan en el Cock, se me ocurrió pensar que, pase lo que pase con mi novela, celebraré cada pequeño acontecimiento a ella vinculado. No me cambio por Larsson de ninguna de las maneras. Después de mí, el diluvio. Y si "La importancia de las cosas" no se vende, siempre podremos pedir otra ronda y brindar por lo que venga.

Etiquetas: , , , ,

61 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

NO SÉ COMO ESTARÁ EL LIBRO, PERO TU BITÁCORA DE HOY MERECE UN...
¡DIEZ!

20 de marzo de 2009, 13:43  
Anonymous g.l.r. ha dicho...

Después de la enorme trascendencia del "Planeta", imagino yo que, ante el lanzamiento de un nuevo libro, surge en uno un extra de responsabilidad que brota en forma de nervios e inquietud. Imagino que será normal, que a muchos les pasará, pero no creo que tú debas preocuparte. Tus seguidores son legión, y muy fieles. Seguro que la novela va muy bien.

Mucha suerte y mil éxitos.

Un saludo.

P.S.- ¡Qué bien le hubieran venido a Stieg Larsson los 100.000 ejemplares!

20 de marzo de 2009, 13:52  
Blogger Marta ha dicho...

Muvhas gracias, anónimo. Sería que estaba inspirada.

g.I.r., el problema es, de verdad, el poco tiempo que tiene el libro para arrancar. A lo mejor dentro de tres semanas los que quieran comprar el libro ni lo encuentran. Pero bueno, que pase lo que tenga que pasar.

20 de marzo de 2009, 15:51  
Blogger Victoria ha dicho...

Hola, Marta. El miércoles salí despavorida a comprar tu libro. ¡Que horror si se agotaba! ;-)). Por mi parte compré 4 ejemplares. Era S. José y hay Pepes y Pepitas queridos por todas partes... Soy una fan incondicional tuya... compraré más, tengo la costumbre de enviar tus libros a mis amigos traductores franceses. Me encanta tu forma de escribir, tu imaginación y tu ternura... Pero en este momento (¡ay!)te odio (desde el cariño ¿eh?) Tengo una entrega el lunes, estoy a mil por hora, sin poder casi ni dormir... y me sorprendo cada poquito abriendo tu libro y leyendo otro par de páginas. ¡Es fantástico! Prende en cuanto lo abres... ¡Dios mío! tengo que acabar pronto esta traducción o me va a dar algo. "La importancia de las cosas" tendrá mucho éxito, no lo dudes. (Ah, y la portada es una preciosidad). Ya te dí una vez las gracias en un e-mail por "Tiempo de prodigios", que tan maravillosos ratos me ha hecho pasar. Te las doy por anticipado por los que voy a pasar (ya estoy pasando) con este. Un millón de gracias. Y por favor, vete ya pensando en el siguiente...

21 de marzo de 2009, 2:19  
Anonymous ana ha dicho...

No sé, yo creo que no me preocuparía tanto, porque tus lectores estarán ahí. Yo creo que eres una escritora conocida, que gusta.

Y cuando un autor te gusta, buscas... buscas siempre sus libros.

Y vuelves a pasear siempre por sus palabras, por las historias que una vez fueron escritas y encontradas.

Nunca dejamos de ir al reencuentro de las cosas que nos han confortado. Tus lectores siempre van a estar ahí.

21 de marzo de 2009, 7:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta. Acabo de leer - casi de un tirón- La importancia de las cosas.

Gracias por esa historia tan lenitiva, terapéutica y reparadora. Ojalá tu libro lo expendieran en las salas de desesperación o en el hueco irrellenable que nos dejan los afectos perdidos, porque es todo compañía.
Una historia de AMOR -que no romántica- que evidencia cómo sólo los que aman poseen esa varita mágica capaz de convertir en cisne a un patito feo o hacer irremisiblemente prisionero y tuyo al ser más esquivo, tan sólo por quererlo. Yo ya lo sabía... pero echaba en falta que un escritor no encasillado se jugara el tipo recordándonoslo.
Estoy,Marta, hasta las "mismísimas" de literaturas pretenciosas y plúmbeas, que los papanatas de turno se encargan de pastorear, y la grey de rumiar... -por ser a veces imposibles de digerir-
El tuyo es un libro para entrañar en el corazón. Te aseguro que nadie que lo empiece, lo dejará plantado.Y eso es, definitivamente, el TRIUNFO.

Así que, pierde cuidado (¡quen dixo medo!) enhorabuena y toda mi gratitud.

"ayer vi tus zapatos..."

21 de marzo de 2009, 11:24  
Blogger Thomas ha dicho...

Marta, el libro es muy bueno y será un éxito.
Y sólo estoy en parte de acuerdo contigo en que la vida de las novelas es breve.
Pienso que la difusión de las buenas novelas tiene la eficacia lenta y constante del boca-oreja durante bastante más tiempo.
Y en tus libros esto funciona.

¿Puedes dar más datos sobre ese concurso de microrrelatos que decías en el anterior post? No he encontrado nada al respecto.
Un abrazo y enhorabuena.

21 de marzo de 2009, 13:04  
Anonymous Carmen ha dicho...

Pues me lo he comprado. Ayer, viernes, a las cinco de la tarde. Y me has obligado a trasnochar porque lo lei de un tirón. Lo he disfrutado. Me he reido. Me ha emocionado. Me gusta como saboreas las palabras. Como alimentas mis recuerdos.
Gracias

21 de marzo de 2009, 14:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Lo estoy saboreando golosamente...

Cristina (Lugo)

21 de marzo de 2009, 15:50  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo tampoco lo puedo dejar. He hecho este alto para decírtelo Marta.

Luismi ((Ribanova)

21 de marzo de 2009, 16:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo me voy a cama ahora mismo, pero contigo... (con tu libro,entiendase). Me habeis puesto los dientes largos.

T

21 de marzo de 2009, 16:44  
Blogger Victoria ha dicho...

Soy una irresponsable. He dejado el trabajo aparcado, lo que me obligará a quedarme otra noche en blanco... y digo otra porque esta me he quedado a leer tu libro. Imposible dejarlo. ¡Es magnífico! Estoy de acuerdo con otro de los firmantes en el blog: yo también estoy harta de "literaturas pretenciosas y plúmbeas". Necesitamos libros como este. No sé qué más decir. Enhorabuena, de verdad. Felicidades a tu editorial. Va a ser un éxito rotundo de ventas. Estoy segura.Mi gracias, Marta, una vez más.
Victoria

22 de marzo de 2009, 4:24  
Blogger Marta ha dicho...

Victoria, Ana, glr,Carmen, Thomas, Cristina, Luismi, Zapatos, T: un millón de gracias a todos por vuestro cariño.
Thomas, en cuanto al concurso, tienes que escribir un relato de no más de 150 palabras,publicarlo en la red - si quieres usar este blog para hacerlo, adelante - y enciarlo luego a concursolaimportancia@gmail.com

Seguimos en contacto, y abrazos para todos

22 de marzo de 2009, 12:13  
Blogger Ana ha dicho...

Marta, yo creo que más allá de las mesas de novedades está el boca a boca, que es lo que realmente funciona. Ya pudes estar n la mesa de novedades, que como la novela no le guste a la gente, se propaga como reguero e pólvora y eso no va a suceder cn la tuya. No la he comprado aún, pero no tardaré en hacerla más de unos días. Un beso y felicidades!

22 de marzo de 2009, 13:21  
Anonymous Pepa ha dicho...

Bueno, bueno, Marta ¿a qué viene ese pesimismo, esas dudas? ¡Pero si vas a arrasar...!
Yo fui de las regaladas el día de S. Pepe, y, desde entonces, enganchada estoy...
Hablaré del libro cuando lo termine, y no he querido leer sino por encima las opiniones anteriores, igual que no me gusta leer las sinopsis de contraportada.
Sólo t diré que la portada es chulísima...pero que la foto no te hace justicia. Es más, directamente, como retrato no me gusta. Sorry, pero así lo veo.
A mí también me gustaría enterarme de las bases del concurso, (si se firma con pseudónimo, etc)
Una vez más te preguntaré: ¿Vas a venir a promocionar a zaragoza?
Muchos besos y, tranquila, tu hijo va a triunfar
Pepa

22 de marzo de 2009, 14:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

No sé si habrás visto la crítica que te hacen en LA VOZ DE GALICIA. Te ponen por las nubes. "Excelente novela", "magníficamente escrita", son algunas de las opiniones del comentarista.
Estoy de acuerdo en que la foto no te hace justicia.

23 de marzo de 2009, 2:03  
Blogger heliogábalo ha dicho...

Marta, cuidado con las faltas de ortografía. Un beso.

23 de marzo de 2009, 14:13  
Blogger Ana ha dicho...

Heliogábalo, yo creo que se le escapó una H. Cosas de los teclados. Le pasa a cualquiera hombre...

24 de marzo de 2009, 4:01  
Blogger Marta ha dicho...

Gracias, Ana. Heliogábalo, en efecto, esa h es una errata...

24 de marzo de 2009, 5:46  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Explicado lo de la hache, ¿qué es un mercando?

24 de marzo de 2009, 10:52  
Anonymous ana ha dicho...

Lo de la errata no hacía falta ni explicarlo. El teclado es asi, la vida es así. De vez en cuando se nos cuela algo inesperado.

Marta... ya tengo tu historia en mis manos. Es el primer libro tuyo que leo.

Y eso de que se lo dediques a un Marcial, es un casualidad estupenda, porque yo conozco uno que no sólo me hace sitio entre sus cosas, sino que sus cosas también son mías.
;))

A mi hija le ha encantado la portada, a mí también.

Y estoy espectacten porque esta noche comienzo a leer... algo nuevo.

Gracias.

24 de marzo de 2009, 11:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

ESTA tarde ecabé "La importancia de las cosas". La novela lleva tu sello inconfundible ya. Me ha gustado mucho, la he leído de un tirón entre ayer y hoy y la recomiendo a todos los que quieran pasar un buen rato con un libro entre las manos. Estoy harta de libros que dejan mal sabor de voca, que entristecen. Este es un canto a todo lo bueno y lo amable. Te has asegurado un éxito, Marta. Felicidades.
MARÍA DEL ROSARIO E.(Vigo)

24 de marzo de 2009, 11:47  
Anonymous Pepa ha dicho...

Ay, qué dolor! Ya he acabado el libro...¿Qué voy a hacer ahora, sin la compañía de Mario, Beatriz y sus aventuras?¿Por qué seré tan voraz? Tendré que releerlo para saborearlo, bueno, y comentarlo con los amigos y parientes que te son asíduos,que es otra forma de prolongar el disfrute...
He sido feliz leyendo el libro, Marta. Cuídate, cuida tus arterias para que no te pase como a Stieg Larsson, y puedas seguir haciéndonos durante muchos años el regalo de tus historias, Inventora de Historias, con mayúsculas
Besos
Pepa
Ah!, 2 cosas: Por aquí está el libro bien expuesto en las librerías más visitadas, por si te sirve de algo...
Y, por favor, lo del concurso...¿dónde están las bases?
Más besos

24 de marzo de 2009, 12:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pepa, puedes escribir un email a
concursolaimportancia@gmail.com
y te mandan las bases del concurso que son muy sencillas.

24 de marzo de 2009, 12:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...

MARTA:
Te he visto en el útimo número de la revista WOMAN.¡Vaya foto bonita y nada menos que en doble página!.
Claro que la novela lo merece.

24 de marzo de 2009, 14:47  
Anonymous Pepa ha dicho...

Gracias Anónimo/Anónima. Viva la solidaridad entre los miembros y miembras de este blog...
Besitoss
Pepa

24 de marzo de 2009, 15:37  
Blogger Thomas ha dicho...

Marta, he publicado el microrrelato en
http://tuquelees.blogspot.com/2009/03/la-importancia-de-las-cosas.html

Espero que haya mucha partipación.
Un saludo.

25 de marzo de 2009, 9:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola Marta, hace un tiempo que leo tu blog, y espero con ganas el tener en mis manos tu nuevo libro, "En tiempo de prodigios" acabó siendo uno de mis preferidos, me gustaría abusar de tu blog para mandar a través de él mi microrrelato, cuyas bases he leído que eran las siguientes:

-Los participantes deberán escribir un microrrelato de no más de 150 palabras y que lleve por título 'La importancia de las cosas'
-Deberá ser publicado en alguna plataforma web (blog, facebook...) anunciando que forma parte de este concurso y con las bases adjuntas.
-Para que haya constancia de todos los relatos, debemos enviar un link de su publicación al mail concursolaimportancia@gmail.com y poner en el también nuestros datos: nombre, dni, correo electrónico y dirección postal.

Aquí va mi relato:

“La importancia de las cosas”


Me gusta guardar recuerdos, necesito hacerlo. Y alguna noche lluviosa, me castigo mirándolos, reviviendo, al verlos, momentos especiales de los cuales sólo me quedaba una imagen en la memoria distorsionada por el paso del tiempo, es entonces cuando esa fotografía hecha en un bar, esa carta envejecida por los años, esa figurita ridícula comprada en un todo a cien o esa entrada de cine que no llegamos a usar, hacen retornar a mi interior sentimientos pasados que creía ya olvidados pero que regresan con fuerza haciendo que las lágrimas se escapen sin que yo consiga secuestrarlas, sin que quiera retenerlas. Para cualquier persona ajena a su significado son objetos inútiles, desechables. Para mí son cosas importantes, valiosas, tristes y alegres.


Un besito muy gordo, de una lectora:

Eva Castro

25 de marzo de 2009, 18:18  
Anonymous pepa ha dicho...

Pero ¿el premio son cinco libros de Marta o uno? y ¿el plazo...? ¿Y se escriben así, sin pseudónimo?
Pepa

26 de marzo de 2009, 3:39  
Blogger Victoria ha dicho...

Hola, Marta.
He estado buscando dónde estás haciendo la promoción de tu novela pero no he encontrado nada ni en tu editorial ni en las grandes librerías. Me gustaría ir a conocerte personalmente. ¿Por qué no pones en el blog dónde vas a estar próximamente?
Un abrazo

26 de marzo de 2009, 4:04  
Blogger Marta ha dicho...

Gracias a todos otra vez.

Pepa y Victoria, hasta ahora la promoción se ha reducido a entrevistas en prensa, pero no ha habido firmas, ni nada de eso. En cuanto las programen, por supuesto que os informaré de dónde y cuándo son.

26 de marzo de 2009, 15:55  
Blogger Victoria ha dicho...

Hola Marta: Soy otra Victoria y "antigua lectora".
Tranquila porque tus antiguos lectores si nos enteramos de la nueva publicación (a mi me lo ha dicho una amiga). Estoy deseando salir de la ofi para ir a comprarla!!! Gracias de antemano por los buenos ratos que estoy segura me vas a hacer pasar. Tenia un fin de semana por delante que creía sería un pestiño!!!!Un beso

24 de abril de 2009, 4:33  
Blogger tcb ha dicho...

Del libro "La importancia de las cosas" lo mejor es el título, el resto es más bien flojillo. Me gustaría, (para pagar complacida una novela que aunque no pretenda trascender, supongo que si quiere gustar), que auque tardaras más tiempo en publicar, le dieras profundidad a tus personajes y elaboraras un poco más el argumento. El material de que disponías en esta es bastante bueno, pero no lo aprovechaste. Quizá fuera mejor que pensaras en que los demás quizá si necesiten que la literatura trascienda en sus vidas. Un saludo y mi enhorabuena por tu éxito editorial. Teresa Cal Baudot.

2 de mayo de 2009, 12:12  
Anonymous PILAR FERNANDEZ ha dicho...

PILAR FERNANDEZ dijo...
Marta, estoy empezando a leer tu último libro. Cuando lo ví en la libreria fuí directa a por él. El libro " En tiempos de prodigios" me encantó. No se puede escribir mejor y crear un universo tan fascinante. De una vida sencilla de cualquier persona surge una historia increible. Tengo puesta en este último libro muchas ilusiones. Se nota que tu forma de escribir responde a todo un mundo femenino. Sigue escribiendo......
Un saludo afectuoso. PILAR. VILLAMARTIN(CADIZ)

2 de mayo de 2009 20:22

2 de mayo de 2009, 13:58  
Anonymous leticia ha dicho...

Voy a empezar a leer hoy tu libro, he encontrado de casualidad tu blog y me ha sorprendido que tengas faltas de ortografía. mira la primera línea del comentario, la segunda "a" es sin hache. Si tiene sentido por el contexto no lo se porque no lo he leído entero, pero me ha resultado curioso encontrar un fallo en el blog de una escritora

4 de mayo de 2009, 5:34  
Anonymous Montse ha dicho...

Hola Marta:
Vivo en Asturias, pero el día de San Jorge quise regalarle a mi hija un libro y una rosa como hacen en Barcelona, y después de mucho mirar y mirar me decidí por "La importancia de las cosas". Hoy lo terminé me parece precioso, encantador, entrañable, no podía parar de leer. No te conocía pero ya tengo esperandome "Que veinte años no es nada". Te has ganado una fiel lectora. Un abrazo

14 de mayo de 2009, 11:32  
Blogger Harry ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

20 de mayo de 2009, 23:18  
Blogger Harry ha dicho...

¡Hola, Marta!
Acabo de terminar tu libro. Como simpre, me has hecho pasar unas horas estupendas. Sólo una pregunta: ¿no lo has escrito más deprisa que los anteriores?
En cualquier caso, muchas gracias por contar historias bonitas y por hacerlo de esa forma tuya tan tierna.
Hasta el próximo.

20 de mayo de 2009, 23:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias por tu tiempo,DBL.

6 de junio de 2009, 8:51  
Anonymous Paco M ha dicho...

Hola Marta, encantado de poder saludarte. Te he encontrado por casualidad, la verdad. Mi mujer me regaló tu libro hace un par de semanas, lo compró en la Feria del libro de Badajoz por recomendacion del vendedor, por cierto, estaba bien visible en todos los puestos, asi que no te preocupes por eso.
El libro me ha enganchado desde el principio, estoy a punto de terminarlo y está siendo una lectura maravillosa. Enhorabuena!!!

9 de junio de 2009, 1:59  
Anonymous Mayra Falck ha dicho...

Mi nombre es Mayra Falck, soy profesora universitaria y compre el libro "La importancia de las cosas" en el aeropuerto en Madrid, a mi realmente me encantan las cosas (especialmente los pequeños detalles), durante mi vida al igual que Montalvo he coleccionado muchas cosas, el libro me ha impresionado por tres motivos principales: uno de ellos es que pertenece a la categoría de lo humano y se centra en ello para sacar de una historia lo mejor de la vida que es la coincidencia y el amor.

El segundo, no menos importante es que gratamente relata una historia que siendo entretenida es muy reveladora de la forma en que los hilos de la vida se tejen para destacar un arte especial, revelar como la historia de las vidas tiene sentido en tanto pasado y presente se fundamentan en tener un plan futuro.

La tercera es que al ser escrito por una mujer devela dulzura, pasión, articulación y creatividad. La obra marca un aporte singular a la literatura, pero tambien brinda con frases maravillosas esa genial forma que tenemos las mujeres de entregar al mundo pensamientos que se hacen memoria, unicamente cuando se escriben.

Por ello, aun sin conocer a Marta, me siento en gran medida identificada con ella, por ser alguien que con pasión y mediante la escritura, brinda a los demás una lección de vida.

Mayra Falck
Profesora Universidad Zamorano
mfalck@zamorano.edu
mayra_roxanaf@hotmail.com
www.mayra-falck.rds.hn

14 de junio de 2009, 18:57  
Anonymous Mayra Falck ha dicho...

Mi nombre es Mayra Falck, soy profesora universitaria y compre el libro "La importancia de las cosas" en el aeropuerto en Madrid, a mi realmente me encantan las cosas (especialmente los pequeños detalles), durante mi vida al igual que Montalvo he coleccionado muchas cosas, el libro me ha impresionado por tres motivos principales: uno de ellos es que pertenece a la categoría de lo humano y se centra en ello para sacar de una historia lo mejor de la vida que es la coincidencia y el amor.

El segundo, no menos importante es que gratamente relata una historia que siendo entretenida es muy reveladora de la forma en que los hilos de la vida se tejen para destacar un arte especial, revelar como la historia de las vidas tiene sentido en tanto pasado y presente se fundamentan en tener un plan futuro.

La tercera es que al ser escrito por una mujer devela dulzura, pasión, articulación y creatividad. La obra marca un aporte singular a la literatura, pero tambien brinda con frases maravillosas esa genial forma que tenemos las mujeres de entregar al mundo pensamientos que se hacen memoria, unicamente cuando se escriben.

Por ello, aun sin conocer a Marta, me siento en gran medida identificada con ella, por ser alguien que con pasión y mediante la escritura, brinda a los demás una lección de vida.

Mayra Falck
Profesora Universidad Zamorano
mfalck@zamorano.edu
mayra_roxanaf@hotmail.com
www.mayra-falck.rds.hn

14 de junio de 2009, 18:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Mi nombre es Mayra Falck, soy profesora universitaria y compre el libro "La importancia de las cosas" en el aeropuerto en Madrid, a mi realmente me encantan las cosas (especialmente los pequeños detalles), durante mi vida al igual que Montalvo he coleccionado muchas cosas, el libro me ha impresionado por tres motivos principales: uno de ellos es que pertenece a la categoría de lo humano y se centra en ello para sacar de una historia lo mejor de la vida que es la coincidencia y el amor.

El segundo, no menos importante es que gratamente relata una historia que siendo entretenida es muy reveladora de la forma en que los hilos de la vida se tejen para destacar un arte especial, revelar como la historia de las vidas tiene sentido en tanto pasado y presente se fundamentan en tener un plan futuro.

La tercera es que al ser escrito por una mujer devela dulzura, pasión, articulación y creatividad. La obra marca un aporte singular a la literatura, pero tambien brinda con frases maravillosas esa genial forma que tenemos las mujeres de entregar al mundo pensamientos que se hacen memoria, unicamente cuando se escriben.

Por ello, aun sin conocer a Marta, me siento en gran medida identificada con ella, por ser alguien que con pasión y mediante la escritura, brinda a los demás una lección de vida.

Mayra Falck
Profesora Universidad Zamorano
mfalck@zamorano.edu
mayra_roxanaf@hotmail.com
www.mayra-falck.rds.hn

14 de junio de 2009, 18:59  
Blogger Rafael Ortigosa ha dicho...

Hola,

estaba haciendo una reseña en mi blog de "La Importancia de las Cosas", cuando he encontrado este blog.

Me parece fenomenal, no había leido nada tuyo, hasta que un día me llamó la atención el libro, por sus llamativas tapas y tengo que decir que lo devoré.

Espero que la historia pueda continuar de alguna forma, porque creo que el final, está abierto a desarrollo y sinceramente, no creo que sea muy forzada su continuación.

No suelo yo dejar mis libros, porque "les quiero" pero este se lo he dejado a una amiga y le está encantado.

Así que, gracias doblemente!

Un saludo y un nuevo seguidor de tus obras y de tu blog, Rafa.

21 de junio de 2009, 18:55  
Blogger Fernando ha dicho...

Me encantaron En tiempos de prodigios y El inventor de historias, a pesar de la cascada por la que te precipitas al final.

¡¡¡Por fin!!! Sabía que llegaría.
"La importancia de las cosas" ha cubierto mis espectativas sobradamente. Es un libro redondo. El comienzo, el desarrollo y el final. He podido disfrutar desde la primera línea hasta que cierras la tapa al terminar la última hoja y lo llevas con cariño al estante de tus libros favoritos.

Muchas gracias por este regalo para los sentidos.

Fernando.

1 de julio de 2009, 14:36  
Anonymous Soledad Parral ha dicho...

Me ha encantado el libro. No pongo en duda que el continente tiene una vida breve y estoy de acuerdo contigo en que nada tiene de malo buscar el éxito profesional, pero te aseguro que la vida del contenido no tiene nada de efímera.

2 de julio de 2009, 14:11  
Blogger Magnolio ha dicho...

Te oí ayer noche en "Afectos": una gozada. De momento pasaré por la librería. Una pena no llegar a tiempo a esa Feria del libro gallega para comentártelo, pero que lo sepas: seré alguién más que dedica parte de mi tiempo al tuyo.

30 de julio de 2009, 1:26  
Blogger alvarogares ha dicho...

Marta, felicidades. Saque ayer por la tarde el libro de la Biblioteca y esta mañana ya me lo he acabado. Me ha enganchado de un modo que hace mucho que no me sucedia con un libro. Y espero que contigo no pase como con el protagonista, que tarda 15 años en escribir una segunda novela.
Me ha encantado la frescura del libro, el estilo, l atrama, el principio, el desarrollo, el final... todo.
marta, enhorabuena

27 de agosto de 2009, 10:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Acabo de terminar el libro, me ha encantado su trama, su estilo, y el discurrir de la historia.
Hace poco leí la famosa trilogía de Learson y he de decir que este libro me ha enganchado igual. La caracterización del personaje, que acepta su condición, su sino y luego es capaz de disfrutar de la felicidad total. Una terapia para el alma.

22 de septiembre de 2009, 7:02  
Blogger valjavea ha dicho...

Me han recomendado el libro y la verdad es que me resulta apetecible... Sólo una cosa: ha debido ser un error de imprenta, pero, por Dios, corregid la primera frase: "Este viernes me ha sabido HA sábado"... Gracias y mucha suerte!

11 de octubre de 2009, 4:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Acabo de finalizar la lectura del libro y al igual que algun otro comentario en este blog enganchada como con la trilogía de Millenium. No había oído hablar mucho de él, pero la pequeña síntesis ya me lo hizo muy atractivo y, sin duda, voy a recomendarlo a mis amistades "devoralibros".
Mucha suerte para el libro!

22 de noviembre de 2009, 2:08  
Blogger Xinax ha dicho...

Discrepo, los buenos libros tienen una larga vida. Estoy contigo en lo de Larsson, para mi gusto mucho ruido, y pocas nueces. Y respecto a tu libro "La importancia de las cosas", lo leí por recomendación de un librero de los de los de rancio abolengo, que malvive en un pueblo recién inaugurado en ciudad. Y finalmente, decir que para eso he venido, que ME HA GUSTADO MUCHO!. Mi sincera enhorabuena. Y tb me gusta poder decírselo directamente a la autora. FELICIDADES!
Y buen 2010.

5 de enero de 2010, 2:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...

No sé cuánto tiempo después de la publicación de tu libro (me temo que más de un año) ha llegado a mi por el boca a boca.
Ha sido una buena amiga la que me recomendó tu libro y además de comprarlo para mi, lo compré para hacer dos regalos. La verdad es que de las promos de las editoriales no hago mucho caso.
Decirte que acabé ayer el libro, que lo disfruté muchísimo y que me pareció una historia bonita llena buena gente (con alguna excepción, por supuesto).
Comentarte que te he descubierto con este libro y que te he añadido a la lista de mis escritores y escritoras favoritas.
Darte las gracias por haberme hecho disfrutar con la lectura de tu libro. Un saludo, Luisa María

12 de abril de 2010, 14:35  
Blogger Carmeta ha dicho...

Por el día de la madre regalé "La importancia de las cosas" a la mía. Normalmente le regalo libros en catalán, nuestra lengua, pero el tuyo me llamó la atención. El caso es que en repetidas ocasiones me ha comentado que se le ponía el vello de punta en alguna parte y se lo ha leído de un tirón.
Por supuesto, me ha recomendado su lectura encarecidamente, así que este verano lo disfrutaré.
Enhorabuena

7 de junio de 2010, 11:34  
Blogger Rubén ha dicho...

Hola, acabo de descubrir tu blog. Soy el archivero. Trabajé hace unos años en un almacén de una librería, de esos que reciben las novedades y hacen las devoluciones. ¡Por Dios!! No hagas ni caso. Te puedo decir que nos reventaban a trabajar, había veces que teníamos que devolver libros a los 3 días de recibirlos, y para más inri, muchas veces funcionaba el boca a boca y al mes o a los dos meses empezábamos a vender libros como churros (eso sí, menudo curro dar de alta y de baja continuamente el material). Preocúpate de escribir bien y el resto llegará. De momento tengo dos personas esperando para leer mi ejemplar, y lo he recomendado a otras tres más y estamos en octubre...

5 de octubre de 2010, 4:13  
Anonymous TOMAS PÉREZ ha dicho...

Por tus comentarios cualquiera creería que eres librera!!
Si las devoluciones son un horror, te lo aseguro, pero pese a ellas, hay libros que permanecen en el deseo de los lectores. Espero que ese sea tu caso. Un saludo y enhorabuena. Tomás Pérez. LIBRERÍA LANZAROTE

30 de octubre de 2010, 10:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Por favor, revisa la ortografía antes de poner ningún tablón, "ha" con "h" solo cuando es verbo.

6 de diciembre de 2010, 2:49  
Blogger Katherina ha dicho...

Hola Marta,
Me cogi el avion hace una semana para pasarme unos dias de vacaciones en casa de mis padres en portugal y leerme la importancia de las cosas tranquilamente. Por la noche me puse en la banera y me pasé un rato maravilloso con la senora Millares y Fernando Montalvo, etc. Es sorprendente como elegimos leer a libros que vienen justo a cuenta en nuestra vida. Los ultimos meses he cambiado radicalmente mi filosofia de vida. Me pasé de creer que la riqueza es tener muchas cosas a creer al revés que uno es rico cuanto menos tiene (zen). Bueno, que me pasé unas semanas de alegria tratando de definir mi relacion con mis cosas y despidiendome de tantas. Los recuerdos por supuesto guardé algunos. Otros les hize una foto y los tiré. Mi relacion con las cosas cambio. Y conmigo claro. Ahora me siento mas ligera, mas libre que nunca y mas rica que nunca pues se (siento de verdad) que no soy nada y no tengo nada y por eso puedo disfrutar de todo sin tener que agarrarme a ello.
Me doy cuenta de que debo de parecer una iluminada total al contarte todo esto.
Mi proposito al escribir el titulo de tu novela en google y encontrar tu site por casualidad era saber si tu novela ya ha sido traducida en francés pues tambien soy traductora y me hubiera gustado proponerme para traducir a tu lindo libro.
Asi que aqui te envio mi propuesta.
Catarina Simões

27 de diciembre de 2010, 7:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Deliciosa, exquisita. Gracias Marta. Estoy ansiosa por leer tus otros libros.

Jose. (Maria Josefa)

29 de agosto de 2011, 13:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta acabo de leer tu libro que encontré por casualidad, aunque como uno de tus protagonistas, no creo en ellas y no he podido dejar de leer hasta el final.

Seguiré descubriéndote a través de tus libros.

Gracias por volver a hacernos a más de uno, creer en el amor, puro y sin dobleces.

Peregrina.

20 de febrero de 2012, 1:37  
Anonymous Germanor ha dicho...

Anoche acabé de leer tu maravillosa novela, que encontré recomendada en una página dedicada a la crítica literaria. Ya puedes incluirme entre tus lectores fieles, hace tiempo que no encontraba una novela que me llegara tanto como La importancia de las cosas y eso que soy lector de 150 libros anuales. Ya te puedes codear en mi biblioteca con Ana Maria Matute y con Marguerite Yourcenar. Espero que encuentres el reconocimiento que te mereces. Un saludo.

14 de marzo de 2012, 6:16  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal