miércoles, 4 de febrero de 2009

Wyoming, el gracioso

Wyoming es un tío muy gracioso, o eso es lo que él se cree. La verdad, Wyoming resultaba gracioso hace un porrón de años, cuando era rompedor, original, auténtico. Un feo entre los guapos siempre llamala atención. Pero España ha cambiado, y en un país donde se considera sexy a Jesulín de Ubrique, a Santiago Segura o al portero de Aquí no hay quien viva, un tipo como Wyoming empieza a oler a rancio. Igual pasa con sus bromas. Wyoming tuvo su resurgir en la mejor etapa del "Caiga quien caiga", cuando él y los suyos se complacían en tocar las narices de Esperanza Aguirre - ahí no había machismo, qué va - y hasta el rey se ponía las consabidas gafas negras, porque quedaba muy bien y muy enrollado aguantar las impertinencias - a veces, muy inteligentes - de los chicos de negro. Pero pasó el momento, las gracietas del Wyoming empezaron a repetir más que la morcilla de cebolla y en telecinco les cerraron el grifo. Wyoming el grande se dedicó a decir que tras su condena a galeras estaba la mano negra de la plana mayor del PP, pero todo los que sabíamos por donde se corta el bacalao conocíamos que el Caiga se había caído de la parrilla por falta de audiencia, como el noventa y nueve por ciento de los productos televisivos.

En televisión, casi todo tiene fecha de caducidad - menos el incombustible "Luar" que se emite en la televisión gallega, pero esa es otra historia - y Wyoming no iba a encontrar su particular bula que le permitiese enfrentarse a su particular pérdida de popularidad, de audiencia, de simpatía, de gracia y salero y olé. Se estrelló con varios subproductos, y ahora vuelve al candelero después de un episodio bochornoso y sonrojante que retrata al personaje. Wyoming y los suyos grabaron un falso maltrato a una becaria y enviaron el vídeo a un programa de Intereconomía, que lo emitió y puso al maltratador - el gracioso Wyoming - como hoja de perejil. Luego resultó que el vídeo era un montaje, que la becaria y el jefe se habían puesto de acuerdo para colársela a la competencia y acusarles así "de no contrastar la información".

Y yo me pregunto ¿qué información había que contrastar? Había imágenes. Había audio. Había un señor gritando a una señorita. Lo que menos podían pensar los resposables de Intereconomía - o de cualquier otra cadena - es que un profesional podía ser tan irresponsable, tan mentecato y tan inmoral como para urdir una escena de teatrillo con el propósito de incordiar a la competencia.

Quizá había algo más: un deseo de notoriedad, de recuperar las portadas perdidas, el caso maldito que ya nadie hace al gran Wyoming. El montaje de la becaria es, seguramente, el canto del cisne de un personaje que ha inciado su declive y cae en barrena. Por supuesto, Wyoming ha vuelto a lasportadas, pero paraser denostado y criticado por todos sus compañeros de profesión con un mínimo de dos dedos de frente, que son los que a él le faltan, pese a lo que pueda parecer.

A todos nos llega el momento de aceptar que la estrellase ha apagado. En la forma de asumirlo, de vivirlo y de enfrentarlo está la ética, el savoir faire, la personalidad, la elegancia, el carácter. El domingo pasado, el inconmensurable Federer se dio cuenta de que, muy lentamente, empezaba a deslizarse cuesta abajo, y que la cumbre iba a quedarle cada vez más lejana. Por eso se desmoronó y lloró. Las lágrimas de Federer eran nobles y hermosas. Él se deshizo en llanto mientras un personajillo que hace mucho tiempo vive en el rinche preparaba una escena digna de vídeos de primera. Cada cual a lo suyo, claro. Federer, a la historia. Wyoming, a esperar la jubilación definitiva desde un puesto de palmero en la próxima ceremonia de los Goya, donde también te partes de risa.

Etiquetas: , ,

20 comentarios:

Blogger Victoria ha dicho...

Querida Marta:
Cada vez que entro en este blog me admiro del buen sentido que tienes. Una vez más estoy absolutamente de acuerdo contigo. Hay algunos personajes que pierden la dignidad por hacerse notar en los "mediocres" medios en los que andan.
Gracias por tus reflexiones (ya te las he dado otra vez por los magníficos ratos que me has hecho pasar con tus novelas).
Un abrazo

4 de febrero de 2009, 12:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

hola,
totalmente de acuerdo, ya le estamos haciendo demasiada publicidad a este bufón.

Pero debemos mirarnos al ombligo y ver que está pasando con los medios de comunicación, tan subjetivos y partidistas.
Da un poco de pena leer los diarios nacionales.

Menos mal que tenemos los blogs para despejarse ...

Un saludo y felicidades por el blog.

4 de febrero de 2009, 14:04  
Anonymous Nacho ha dicho...

hola,
totalmente de acuerdo, ya le estamos haciendo demasiada publicidad a este bufón.

Pero debemos mirarnos al ombligo y ver que está pasando con los medios de comunicación, tan subjetivos y partidistas.
Da un poco de pena leer los diarios nacionales.

Menos mal que tenemos los blogs para despejarse ...

Un saludo y felicidades por el blog.

4 de febrero de 2009, 14:08  
Anonymous María ha dicho...

Hola Marta:
Soy María, una estudiante de periodismo que hace un par de años te entrevistó en tu casa, tras tu triunfo con "En tiempo de prodigios"..supongo que no te acordarás(yo si!fuiste a la 1ª persona que entrevisté: GRACIAS!!) pero eso es lo menos..solo quería saludarte y felicitarte por tu blog, que al igual que tus libros, demuestran que tienes ese don especial para engancharnos con cada letra que escribes, como si de magia se tratase..

Respecto al numerito de este señor(por llamarlo de alguna manera..)solo tengo una palabra: VERGONZOSO. Yo, que en la actualidad soy becaria, me quedé fatal cuando vi el video porque si, le había tocado a esa "pobre becaria", pero podía haber sido yo,la otra o la de más alla. Cuando me enteré de todo,me pareció tan sucio y absurdo, que a día de hoy, todavía le intento buscar algo de gracia, pero ni por h ni por b se la encuentro..
Si la fama de esta profesión cada día va más en declive (y con toda la razón del mundo, porque solo tienes que sentarte en el sofá y ver la clase de "periodistas" que ocupan las cadenas..) con gente como Wyoming ya estamos rematados.
Un saludo. Espero que todo te vaya genial.

4 de febrero de 2009, 15:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta, como siempre, un placer leer las líneas de tu mente.
Mucho peor que Wyoming solo es el papel que interpreta junto a su compañera de mesa: chistes infantiles y guión repetitivo. Ya no lo veo. Su fallo ha sido querer colarla como sólo sabe hacerlo el Follonero a día de hoy; día que también pasará...hélas!
La televisión ha dejado de ser el icono de este tiempo de prodigios.

Cristina.

4 de febrero de 2009, 15:43  
Blogger Salvia ha dicho...

Me sumo al sentir general... Me parece deleznable lo que han hecho Wyoming y sus compañeros.
El comportamiento es una estafa en toda regla. Está claro que en los medios hoy en día "todo vale" para ganar audiencia, aunque sea con campañas tan sucias de marketing viral encubierto como esta.
Yo he presenciado casos de acoso laboral continuado a compañeros, con comportamientos muy similares a los que nos mostraban en el vídeo de Wyoming&becaria... y os puedo asegurar que es terrible y que lo han pasado muy mal. Conozco a gente que está de baja por este motivo, así que no me parece digno utilizar una conducta de "falso acoso laboral" ni para "pillar" a ninguna cadena rival, ni para engañar a todo un país que está sensibilizado con el tema...
Lo único que puedo hacer para manifestar mi más absoluto rechazo a conductas como estas por parte de "programuchos" como el de Wyoming es no volver a verlos jamás, ni siquiera pasar por ellos haciendo zapping... Y eso haré.

4 de febrero de 2009, 23:52  
Blogger Saúl ha dicho...

de vez en cuando si me acuerdo veo el intermedio… al día siguiente mi compañero de piso me comento lo de las imágenes y lo primero que pensé es que era una coña… esta claro que wyoming y compañía lo hicieron con un afán publicitario (¿pero no lo hace también el follonero?)… la broma puede tener más o menos gracia, pero lo cierto es que viendo el intermedio al día siguiente quedan algunas cosas claras: a los de intereconomía no les cae en gracia wyoming y hubiesen colgado cualquier imagen que denostara el programa y al personaje (fuese cual fuese, y tuviese el contenido que tuviese) sin pararse a pensar por un instante que el intermedio es un programa de entretenimiento y las bromas son parte de su menú… por otro lado, como decía wyoming en la parrilla hay muchos otros programas donde se maltrata a chicas y mujeres verbalmente diariamente y nadie comenta nada… con esto no quiero decir que fuese una buena broma… siempre hay chistes malos…

5 de febrero de 2009, 0:38  
Blogger Gonzalo («Darabuc») ha dicho...

Yo no aprecio a Wyoming: me aburre (que imagino es lo peor que puede ocurrirle a un cómico). Y no me parece que se haya lucido, desde luego. Pero también veo otras cuestiones más generales en este asunto: por ejemplo, ¡qué fácil que es caer en una trampa cuando nos mueve el odio o la enemistad declarada!

5 de febrero de 2009, 0:45  
Anonymous davidtorres ha dicho...

Bravo, bravo, bravo.

Es cierto que hubo un tiempo en que Wyoming, con esa cara de lata de sardinas caducada, nos hacía gracia. Cosa de los guionistas antiguos del Caiga y del desparpajo del tío para recitar guiones que parecían improvisados. Ya pasó. El Caiga da pena y Wyoming también.

Nada más. Si acaso, un beso

5 de febrero de 2009, 6:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

NO OLVIDEMOS A LAS CADENAS, A LOS JEFES DE LOS QUE HACEN EL INDIO. ELLOS SAON LOS VERDADEROS RESPONSABLES. SIN QUERER DEFENDER A WYOMING, MUCHO PEOR QUE LO DE ÉL ES LO QUYE HACE TODOS LOS DÍAS TELE5 EN LA MAYORIA DE SUS PROGRAMAS.

5 de febrero de 2009, 6:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pues yo entre Wyoming y Federer me quedo con Nadal, que demostró una vez mas ser un señor cuando celebró con absoluta mesura su victoria y encima fue a consolar a Federer. Eso es un caballero y lo demás ....bueno Federer tambien es buen chaval porque encajar lo que esta encajando este chico ...normal que se echase a llorar...en fin que fue todo muy emotivo.
Y del payaso este de la Sexta...pues mira es que no merece nique hablemos de él más de cinco minutos y solo para compadecernos de sus ultimos coletazos....
Besiños
Esther

5 de febrero de 2009, 6:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pues yo no estoy tan de acuerdo como la gente se ha paseado por este blog. Me he enterado de la noticia de Wyoming por televisión y me ha parecido tan genial que no me ha quedado más remedio que ampliar mi curiosidad por internet.
Y así he parado a este blog. Como ya sabe, Wyoming no es periodista, es médico, y sin embargo hace una labor en televisión que muchos periodistas quisieran poder hacer. No se trata de que haga periodismo de rigor (que está claro que no lo hace), si no que su trabajo es como usted dice: "hacer el gracioso".
Que ha usted le parezca que ya no lo es choca con que el programa tenga muchos adeptos y gente que piense lo contrario.
Personalmente no soy fan del programa de la sexta ni del señor Wyoming, pero me parece con bastante criterio y con una misión clara lo que ha hecho. Para nada me parece un grito de socorro o una forma de salir en las portadas de nuevo; pienso que a él no le hace falta.
Leyendo su artículo por segunda vez he visto que además considera que no hace falta contrastar el video que llega a la redacción de intereconomía, ¿de verdad piensa eso?. Yo no se nada de periodismo y quizás me meto donde no debo, pero, ¿no cree que toda información debe ser contrastada para ser veraz?. No se trata de no imaginar que un profesional podía ser tan irresponsable y esas cosas que usted dice... si no de comprobar que lo que anónimamente llega a tus manos es cierto.
¡Menuda labor periodística!, en ese aspecto gana puntos " el doctor ". Así se ya llegado a este punto de decadencia en la televisión y en el periodismo en general en el que todo vale si da morbo.
Wyoming lo ha demostrado, no pretendía ser gracioso.

Para no ser más crítico, le diré que no conozco su labor de escritoria y he anotado sus novelas y algunos de sus escritos porque me gustaría conocer más sobre su trabajo. Me parece interesante.

Perdón si me he mostrado contrario al resto de gente que dejó un comentario con opiniones tan subjetivas.

Un saludo. Pedro

http://migramundo.blogspot.com/2009/02/el-gran-wyoming-explica-el-porque-de-su.html
otra forma de ver las cosas, porque es bueno contrastar ¡¡¡ jeje

5 de febrero de 2009, 7:58  
Blogger Marta ha dicho...

Victoria, muchas gracias

Nacho, toda la razón: buena parte de la culpa la tienen los medios en su conjunto.

María, claro que me acuerdo de ti. Suerte en tu trabajo, lode becaria es una etapa

Cristina, un saludo

Salvia, das en el clavo: el maltrato a los subordinados no es un tema como para gastar bromas

Saúl, te remito a la anterior respuesta: hay cosas que no tienen ninguna gracia

Darabuc, es verdad:creemos lo que nos interesa creer

Torres, a ver cuando cae esa fabada

Esther, yo también me quedo con nadal, la duda ofende. ¿Qué tal Alvarito?

Pedro, sigo diciendo que nosé me ocurre como contrastar un vídeo. Otra cosa sería si los de intereconomía hubiesen escuchado un rumor en relación al maltrato de Wyoming a sus becarias y los hubiesesn dado por bueno sin investigar más. En este caso, difundir el vídeo sería una manera de contrastar el rumor. El vídeo es una prueba en sí mismo.
Eso sí, esto es un foro donde cada uno opina lo que quiere, y más si lo hace - como tú - dentro del respeto y las buenas formas. Espero volver a verte por aquí.

5 de febrero de 2009, 8:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta:
Genial!
Y sí, a mi el tipo este que hacía Caiga quien Caiga tb me daría pena, si no fuese porque haciendo esas gilipolleces, se gana un pastón...

5 de febrero de 2009, 8:36  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Wyoming nunca ha sido santo de mi devoción. Es más, ni siquiera me cae bien. Y me parece deplorable "hacer sangre" con un tema tan sensible como los becarios, el empleo, la precaridad del mismo y los abusos de los jefes, pero vaya por delante que:

A) Wyoming *NO* es un periodista, es un showman así que pedirle seriedad o veracidad en los contenidos de sus programas es como acusar a Martes y Trece de que lo que cuenta en sus chistes no es verdad. Los que lo dieron por verdad fueron Intereconomía. No lo olvidemos.

B) La difusión masiva del propio vídeo no la llevó a cabo Wyoming sino Intereconomía. Antes de proceder a difundir algo de ese calibre (su repercusión se veía venir), no digo yo de contrastar con el susodicho -eso es una gilipollez- sino de llevar a cabo alguna investigación o tanteo previo. Por ejemplo, tratar de ponerse en contacto con la supuesta becaria.

¿El afán y la necesidad de notoriedad de Wyoming? Más que clara y evidente. Lo que no exime a los otros de su cuota de responsabilidad.

Saludos,
Pedro de Paz

5 de febrero de 2009, 16:33  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿Pero como vas a contrastar el video?. El vídeo es una prueba en si mismo. Ayer decía Wyoming en una entrevista “Si yo envío un anónimo diciendo que Rajoy está vendiendo heroína en la puerta de un colegio, ¿dais esa noticia sin comprobar la veracidad de esto?”. El problema es que en este caso no era un anónimo, era un video, e Intereconomía, tras comprobar que no estaba manipulado, lo publicó. Se limitó a confirmar que efectivamente quien aparecía en el video maltratando a la becaria era Wyoming. Después resultó que no era más que un humorista (o un médico, o un periodista, o lo que carajo sea...) haciendo el imbécil para recuperar la audiencia que hace tiempo que perdió. Nada más.

Saludos,

Pedro (y van tres)

6 de febrero de 2009, 1:23  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Insisto:

"...no digo yo de contrastar con el susodicho -eso es una gilipollez- sino de llevar a cabo alguna investigación o tanteo previo..."

Si los de Intereconomía, en lugar de frotarse las manos y gotearles el colmillo ante la presa fácil, se hubiesen escamado un mínimo ante el hecho de habérsela puesto "como se las ponían a Fernando VII" y se hubiesen tomado el asunto con un pelín más de cautela, otro gallo nos hubiese cantado.

Uno por inmoral (Wyoming) y los otros por buitres (Intereconomía), la casa sin barrer

Saludos,
Pedro de Paz

6 de febrero de 2009, 3:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

llueve
la salida dela fabrica
-haz memoria
umm solo tengo tele
-vamos memoria
la salida de la fabrica
la salida de la fabrica
llueve
band on the run

6 de febrero de 2009, 5:31  
Blogger Wannabe A ha dicho...

No entiendo que nos podamos escandalizar por la payasada de un payaso (o de un clown o un agitador social, si os parece eso mas ilustrado), cuyo objetivo es hacer reir y crítica social y no reparar en el contexto.
El contexto es la partidista y cainista guerra mediatica que hace el periodismo haya perdido toda su nobleza y se haya convertido en opinion. Porque opinion, no otra cosa son los juicios de valor sobre si "el tiritero de la ceja", el "palmero del gobierno" tiene gracia o no.
Y sin salir del contexto, hay que decir que los mas campaña han hecho criticando el trato denigrante a una becaria son precisamente los que mas están a favor de endurecer las medidas de proteccion de los trabajadores, primando los intereses del capital, en su labor "periodistica".
A mí me hace gracia Wyoming y me parece un gran profesional y un gran cómico, comparandolo con la mediocridad del panorama televisivo. Las gracietas de ponerle unas gafas a un personaje y preguntarle una esptupidez me parecen una gilipollez, y creo que hacerlo ahora lo es mucho mas, sobre todo porque ya está muy visto, no es nada original y aburre bastante. Pero en su momento, cuando la franquicia argentina se puso por primera vez en españa, pudo tener alguna gracia.
A mí personalmente me parece mucho mas patetico el "periodismo" de Jimenez Losantos o las infulas literarias domingueras de Pedro J, porque hacen el rídiculo sin pretenderlo.
La campaña del ácido bórico, la campaña anti mari-complejines, la peticion de socorro ante el Rey por parte de la presidenta de la comunidad de madrid para un periodista, la accion de gabinete de prensa que El Mundo hace en favor de Aguirre (Blesa-Cajamadrid, espías, tamayazo).... todo eso, me parecen mucho mas refinadamente comicos que las payasadas de Wyoming.
Wyoming hace un humor inteligente, en un país que ha encumbrado a Lina Morgan, Andrés Pajares, Fernando Esteso, Arturo Fernandez, el reiterado trasvestismo de Morancos-Martesy13, Arevalo como grandes humoristas....que ha producido personajes como toda la parada de los monstruos de Sardá y la telemierda rosa.... No me extraña que a mucha gente no le haga gracia el humor de Wyoming.
Perdonadme si parezco tan furibundo y partidista como lo que trato de criticar, pero creo que la gente ha perdido en general un poco el sentido comun y crítico, y seguimos en un guerracivilismo no superado de rojos y fachas, que da forma y fondo a todo el "pensamiento crítico" y los trasvestismos del periodismo.
Un saludo sincero y cariñoso, para todos los que no pensais como yo.

7 de febrero de 2009, 10:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me he encontrado con este blog de rebote buscando otra cosa y me hace gracia una entrada de 6 años diciendo que Federer estaba acabado, pobre llorón etc. Y mirémoslo ahora con la perspectiva del tiempo: el muy fracasado sólo ha conseguido mantenerse entre los cuatro primeros del ranking hasta 2013, bailando en 2014 y 2015 en el top 10. Pobre Federer.

La comparación con Wyoming no hay por dónde cogerla. Wyoming lleva siendo un mediocre más de una década (lo cual seguramente dice mucho de la talla de sus guionistas pasados y presentes), mientras que Federer aún nos deleita con el arte del que ha sido el mejor y más completo tenista de la historia. "El que tuvo retuvo" sólo se puede aplicar a uno de los dos.

10 de agosto de 2015, 3:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal