miércoles, 14 de enero de 2009

Dios viaja en autobús

Yo creo en Dios casi siempre, aunque a veces me cuesta mucho trabajo creer en Dios. Jamás en mi vida he discutido con nadie acerca de la existencia de Dios, mayormente porque me parece una pérdida de tiempo. Ahora, un grupo de ateos o algo así se han sacado de la manga una campaña que pretende popularizar la idea de que Dios es un camelo.

A mí me parece perfectamente respetable que un grupo privado de ciudadanos invierta los cuartos en negar a quien sea - Dios, Alá, Confucio o Elvis Presley - , pero reconozco que me descoloca un poco que alguien se tome tanto trabajo. A mí jamás se me ocurriría invertir un céntimo en hacer saber a todo el mundo que el ratón Pérez no existe, que Papa Noel es un invento modernísimo que cobró forma actual gracias a una campaña de Coca Cola, o que lo de Drácula es un cuento . Por otra parte, si alguien es feliz creyendo en santa Claus, en el Ratón Pérez o en el Hombre del Saco, allá él con su feliz inocencia.

Lo que entiendo menos es la frase de la campaña: "Dios no existe, así que deja de preocuparte". ¿Conocéis a alguien a quien le preocupe el que exista Dios? Yo no. Y tengo que confesar que aquellos creyentes acérrimos a los que si conozco - muy pocos, la verdad - son mucho más felices que todos aquellos escépticos entre los que me encuentro. Creer a pies juntillas en un Dios misericordioso, la vida eterna y la resurreccion de la carne es mucho más cómodo y más bonito que agobiarse ante la inmimencia del ingreso en el otro barrio.

Otra cosa que no entiendo es que a alguien - católicos practicantes en este caso - se sientan molestos por la frase de marras. Si mañana alguien empapela los autobuses de la EMT con leyendas del tipo "Leer es aburridísimo", "La amistad no existe" o "El jamón de jabugo está asqueroso", yo me quedaría cómo estoy. Pensaría, eso sí, que hay mucho chiflado suelto y mucha gente aburrida y pudiente capaz de dejarse la cartera en proclamar chorradas. Pero allá cada cual y sus convicciones acerca de la lectura, los amigos o el pata negra. Yo ya tengo las mías, y no va a hacerlas tambalear ningún vehículo rodado.


Pensando, pensando, he llegado a la conclusión que los que han montado la campaña publicitaria de que Dios no existe son tipos de comunión diaria y rosario del Padre Peyton, que han conseguido, entre otras cosas, que se hable de Dios, lo cual ya también empieza a ser raro.

La noticia de la semana - o de lo que llevamos de ella - ha sido la destitución de Ignacio Escolar como director del diario Público. Lo lamento por él: le conozco y me cae bien. En su lugar, han colocado a Félix Monteiro - de quien, por cierto, no he escuchado más que cosas buenas en los personal y lo profesional -, uno de los fundadores de "El Páis". Escolar tiene treinta y dos años. Monteiro, muchos más. ¿A alguien le extraña el enroque? Y ahora, veremos qué ocurre con el árbol caído, con todos los que en estos meses le palmeaban la espalda a Escolar, le reían las gracias y le trataban como al último niño prodigio. Por mi parte, a Ignacio le deseo suerte de todo corazón.

He visto la portada de mi novela. He visto el material promocional de mi novela. La semana que viene voy a ver las galeradas de mi novela. Y yo lo que quiero es ver la novela entera y verdadera, lo cual no ocurrirá hasta dentro de dos meses. Lo malo de todo esto es que uno va descubriendo el libro por parroquias, por pedazos, en porciones de cuarto y mitad. Se supone que falta poco, pero falta mucho hasta el 17 de marzo.

Etiquetas: , ,

24 comentarios:

Anonymous El pequeño Richard ha dicho...

He vuelto a ver estas Navidades la peli ¡Qué bello es vivir! Y me parece un maravilloso milagro, una obra maestra. Ahora la escena que me conmueve hasta el extremo es aquélla en la que James Stewart llega a casa tras haberse extraviado el dinero, abraza fuertemente a su hijo que le coloca sobre la cabeza cintas navideñas.

Hay muy pocas cosas en la vida que puedan hacerte sentir tanto, eso es lo que distingue al arte del fraude.

A veces ocurren sucesos que son inexplicables, y yo puedo decir que tengo fe. Doy fe.
Búfalo no puede dormir, no puede dormir, no puede dormir...

14 de enero de 2009, 9:24  
Blogger pakiko ha dicho...

En realidad, la frase dice así: "Probablemente dios (lo sé, es con mayúscula) no existe, así que deja de preocuparte y disfruta tu vida". Yo, que soy ateo, me gusta, no pagaría un duro de mi bolsillo por estamparla en un autobús, pero me gusta. Y es que al contrario que tú, si conozco a mucha gente a la que le preocupa la existencia de dios, incluso gente que le teme. Hasta hay quien se mete a monja y se encierra a cal y canto en un convento. No obstante, no entiendo el motivo del malestar de algunos creyente, si yo tengo que soportar su publicidad día si, día también: misas por televisión, anuncios en radio, la Semana Santa, la COPE...
Pues eso, mejor disfrutar la vida y dejarnos de estupideces como esta.

Por cierto, espero que el próximo en ser destituido no sea Rafael Reig, porque entonces me borro de "Público"

14 de enero de 2009, 9:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pakiko..¿¿no te quejas por los Festivos como Jueves y Viernes Santo, Día de Navidad, el dia de Reyes, 12 de Octubre ( el Pilar de todad la vida) etc etc....De los que disfrutas exactamente igual que los que si somos creyentes no temerosos.
Esther

14 de enero de 2009, 12:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Los financiadores de la campaña, ¿se atreverían a pagar otra similar cuyo texto fuese "ALÁ NO EXISTE"?. ¿Se atreverían los autobuses a ser soporte de ella?

14 de enero de 2009, 12:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Los financiadores de la campaña, ¿se atreverían a pagar otra similar cuyo texto fuese "ALÁ NO EXISTE"?. ¿Se atreverían los autobuses a ser soporte de ella?

14 de enero de 2009, 12:53  
Blogger Thomas ha dicho...

Yo creo en Dios y disfruto de la vida. Me apenan los que para disfrutar de la vida tienen que convencerse de que Dios no existe.
Me parece absurda la campaña pero, como dice Marta, da para hablar de Dios.
Estoy esperando con impaciencia tu novela.
(Y por si no te has dado cuenta, en el post hay una errata en el nombre de Ignacio Escolar que queda un poco rara).

14 de enero de 2009, 13:29  
Blogger Marta ha dicho...

Mira, eso de Alá no lo había pensado yo. Pues sí, si los promotores de la idea hubiesen invocado su sagrado nombre, ahora mismo estarían buscando una piedra bajo la que esconderse de la Fatwa de rigor - y si no, que le pregunten a Salman Rushdie -

Nos pongamos como os pongamos, el cristianismo es muuuucho más civilizado que el Islam. Y puestos a escoger entre Rouco y un imam radical, me quedo con el primero con el permiso de ustedes.

Lo que sigo sin entender es la intención de los promotores de la idea. Si ellos no creen ¿a qué aguar la fiesta a los que sí lo hacen? Yo no como queso, y no por ello voy por ahí hablando pestes del emmental, el manchego y el arzúa - ulloa

14 de enero de 2009, 13:42  
Blogger pakiko ha dicho...

Esther te recuerdo que esas fiestas no las he puesto yo, y no pretenderás que vaya yo solo a clase.Pero sí, efectivamente, no solo no me quejo, sino que además las disfruto todo lo que puedo y más.A mí todo lo que sea un día de fiesta para poder echarme unas risas con mis amigos me encanta.

De verdad que no entiendo tanta polémica. En Inglaterra, donde surgió la idea no ha contraatacado ninguna secta cristiana, ni se le ha dado tanta importancia; aquí, en cambio, miríadas de devotos, periodistas ansiosos de polémica, debates en televisión...No se si es la flema británica, o que en España no tenemos suficientes problemas. ¿De verdad un anuncio así puede aguarle la fiesta a los creyentes?¿Tan frágiles son vuestras creencias?
Respecto a lo de Alá, es cierto que los musulmanes no lo habrían permitido, aunque desde mi punto de vista ese "dios" al que hace referencia el anuncio, vale también para Alá, Zeus y demás dioses del Olimpo.El que no cree en dios, no cree en ningún dios.

14 de enero de 2009, 15:18  
Anonymous Pablo Núñez ha dicho...

Buen apunte el de Alá, no tienen...
Por cierto en el anterior creo que era Thomas el que comentaba que llevaba vendidos 200 En tiempos de Prodigios, macho, eres un hacha, si me vendes a mi los mismos te subo la oferta de Marta en copazos hasta donde quieras o puedas.
Y por fin vuelve por aquí el gran Carlos María de Salamanca, que me consta intentaba por todos los medios contactar contigo, Marta, y no se que ocurría con sus e-mails. Creo que los dos también le debemos otro copazo a Carlos María, porque la publi que nos hace este tío es tremenda. Pero ojo, y aviso porque por aquí nos metemos muchos escritores, tengo la suerte de ir leyendo alguna cosilla que va escribiendo este salmantino y nos va a sorprender a todos.
Querida Marta, esta noche asaltaron Planeta, no se llevarían la nueva portada o alguna de esas parroquias de La importancia de las cosas. Me confieso culpable, he sido yo, dile a Ana de mi parte que cierre bien la puerta que le trinco una galerada, que no aguanto más ¡por Dios!
Así a pequeñas dosis de cómo se va cocinando el lanzamiento, y como yo aún hace unos meses estaba en las mismas, me estás matando lentamente con tu veneno.

15 de enero de 2009, 1:19  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Esther, yo sí me quejo de los festivos como Jueves Santo, Viernes Santo, Navidad... Y protesto... Y preferíría, con mucho, que fuesen festivos el 26 de octubre (mi cumpleaños), el 6 de agosto (el de mi mujer) y el 14 de abril (el de un amigo muy querido)... Pero hasta que me hagan caso y los cambien por las de mi preferencia seguiré disfrutando de las 14 fiestas anuales que mi convenido laboral me garantiza. Por desgracia en las fechas que elijan otros. Pero seguiré haciéndolo.

Thomas, yo no creo en dios y también disfruto de la vida. Lo cual no quiere decir que, para hacerlo, necesite recurrir a tal premisa. Como presupongo que tú, para disfrutar de ella, el creer en dios sea una condición sine cua non. Creo que son planteamientos diferentes. En cualquier caso coincido con el simil de Marta y el queso: que cada uno disfrute con lo que le palzca y deje hacer a los demás lo mismo. De ahí que tampoco entienda el fin de esa estúpida campaña publicitaria en boca de todos.

Abrazos a todos,
Pedro de Paz

PS.- Lo de Alá -mencionado de forma explicita aunque Pakiko argumente su inclusión implicita-, muy bien traído. Como dicen en mi barrio, "no hay cojones".

15 de enero de 2009, 1:34  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Pablo, la próxima vez que asaltes Planeta, ya que estás dentro, echa un vistazo a ver que hay de lo mío... Que ni Ana ni Puri quieren decirme nada (que malas que son) :-DDDDDD

Abrazos,
Pedro de Paz

15 de enero de 2009, 1:35  
Blogger Wannabe A ha dicho...

Pero yo no entiendo cual es el problema. La gente se gasta el dinero en lo que quiere. No sé que me parece mas preocupante, si los ateos que hacen esto, sin ninguna necesidad, o los creyentes que costean una monarquía electiva y vitalicia, de estilo faraónica y con todos esos ritos de fanfarrias y púrpura, en lugar de imitar a Cristo y predicar con el ejemplo de la caridad con el prójimo y sobre todo con él mas necesitado. En eso es en lo que se reconoce a un imitador de cristo, no en la mafia de mercaderes que hacen negocio en el templo, por ejemplo costeando estas ridiculas campañas.

15 de enero de 2009, 7:52  
Blogger Thomas ha dicho...

Pedro, como dice Marta, a mi tampoco es un tema del que me guste discutir, pero sí hablar: exponer mi visión y los porqués, y escuchar los de los demás.
Me parece que eso facilita la comprensión mutua y la amistad. Y no es un tema banal, sino que pienso que es una opción que afecta al enfoque de la propia vida.

Por lo demás, y desde el respeto a la libertad de cada uno de pensar lo que le venga en gana, después de escuchar la visión y la idea que algunos tienen de Dios, me parece que si yo pensara así también sería ateo, y capaz de inventar esta campaña y otras más absurdas.
Un abrazo.

15 de enero de 2009, 7:59  
Blogger Thomas ha dicho...

Pablo, no he leido "Las hijas del Cesar", así que todavía no puedo hacerle propaganda. Pero es de los que tengo en cola. A ver qué tal... porque el listón está alto.

15 de enero de 2009, 8:03  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Thomas, quizá me expliqué mal. No pretendía ni debatir ni rebatir tus creencias. Al contrario. Sólo exponer que no me cabe duda alguna de que aquél que cree en Dios disfruta de la vida de la misma forma que yo, que no es el caso, también disfruto. Y que no entiendo ese empeño (el de ambas facciones) por convencer a los otros de que su perspectiva es la correcta. Al hilo de lo que comenta Wannabe, en efecto, cada uno se gasta sus cuartos en lo que quiere. Jamás me opondría a que los ateos, los católicos, los evangelistas o los adventistas del septimo día con botas de agua llevasen a cabo las campañas que estimasen oportunas y mucho menos sufragándoloas con su propio dinero. Y por esa misma razón, tampoco estoy dispuesto a que alguien me reproche el que exprese mi opinión indicando que dichas campañas me parecen absurdas, pueriles y carentes de utilidad alguna. Tanto la de "Dios no existe" como la de "Dios te salvará".

Abrazos,
Pedro de Paz

15 de enero de 2009, 11:53  
Anonymous pepa ha dicho...

Bueno, Pedro de Paz, entre que resulta que estás casado y que escribes "sine qua non" con "c", me has dejado hecha polvo...
Pepa

15 de enero de 2009, 14:08  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Lo lamento, Pepa. Cual"Q"uiera tiene un mal día. O dos. :-)

Abrazos,
Pedro de Paz

15 de enero de 2009, 14:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

gazmoñeria CON GAZMOÑERIA SE PAGA
llenos de gozo o hechos pure
y luego....LUEGO ESTA MADONNA si existe
LIKE A PRAYER-MADONNA

15 de enero de 2009, 15:05  
Anonymous Pablo Núñez ha dicho...

Buenos días, colegas.
Thomas: Gracias, hombre. Ya veo que el listón está alto, le he echado un vistazo a lo de ¿que leer? y tú eres un tío de los que interesa que lea una obra.
Como interesa que la lea el gran Pedro de Paz, que también la tiene en la cola. Tranquilo, que la próxima vez que asalte Planeta, creo que ya estarán cambiando las medidas de seguridad miramos tus cifras, pero tengo una capucha para ti, no sea que ahora el padre de Cortés no le eche un par. Si yo te contará lo mala, malísima o bruja, brujísima que es alguna por ahí, esta frase es de mi hija, tiene tres años y creo que cuando se ponga escribirá mejor que yo. Pero aunque bromas hay una verdad a medias por ahí, y las medias no son de hilo de oro. Por cierto Pedro, como tengas un viaje a Zaragoza este fin de semana mira por el retrovisor. Esto si que es coña, me ha hecho gracia Pepa, un besazo, Pepa. Si sabré yo lo de que un día malo lo tiene cualquiera, corto y cierro que igual son dos.

16 de enero de 2009, 1:35  
Anonymous Carlos María ha dicho...

Buenos días a todos.
En primer lugar, querido Pablo, quiero expresarte mi agradecimiento por tus calurosas palabras sobre mi persona. Sabes que para mí es un honor darte publicidad al igual que hago publicidad de la obra de Marta, pues son de una gran calidad literaria (desde mi modesta opinión). Aun así, Pablo a ver si pronto publicas tu segunda novela que estamos impaciente de leerla.
Igualmente, Pedro de Paz tampoco se salva de la difusión en mis círculos de amistades de su "Documento Saldaña".
A ver si este año tengo suerte y estoy entre los finalistas del premio literario Qué Leer y si no es así no pasa nada.
Un abrazo a todos desde Salamanca, esa ciudad que no presta lo que la Naturaleza no da.
Carlos María.

16 de enero de 2009, 3:21  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Gracias, Carlos María. Se agradece y mucho la labor de proselitismo. :-) Suerte con ese premio.

Pablo, hoy me pongo al fin con Las hijas del César. Ya te contaré.

Abrazos,
Pedro de Paz

17 de enero de 2009, 4:59  
Blogger LICOR DE MANDRAGORA ha dicho...

Sí , Marta, estoy de acuerdo, esos que dejaron un pastón en los avisos rodantes negando a Dios, deben ser desesperados porque el tema está venido a menos y casi nadie le para bolas… igual un día de estos, los empresarios de porno sacaran campaña promocional, algo como: “¡el morbo es pecaminoso, ni lo mires! “

17 de enero de 2009, 13:35  
Anonymous Laura ha dicho...

Félix Monteiro es del grupo prisa, que horror.

17 de enero de 2009, 17:50  
Blogger Javier ha dicho...

Dios sí existe, así que deja de preocuparte :)

26 de marzo de 2009, 9:56  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal