viernes, 27 de febrero de 2009

La jauría y la niebla

Siempre he dicho que una de las ventajas de tener amigos escritores es la posibilidad de leer textos antes de que sean publicados. Por eso leí "La jauría y la niebla" hace varios meses, en una copia que Martín sacó de su ordenador y a la que puso un canutillo de álambre y una funda de plástico. De hecho, creo que entonces la novela ni siquiera se llamaba así, pero el título ´con el que Martín bautizó finalmente aquellas páginas es tan brillante y acertado, que no merece la pena acordarse del primero.



Hablar del libro de un amigo es difícil, porque puede parece que uno lo hace movido por el afecto, el respeto y la admiración. En mi caso, eso es verdad: Martín Casariego es uno de mis amigos más queridos desde que una feliz casualidad nos unió sobre los raíles de un tren de vía estrecha que cruzaba el norte y donde hablamos poco de literatura y muchode otras cosas que son las que nos han unido. Confesado, pues, mi cariño sin fisuras por su autor, no puedo dejar de aplaudir "La jauría y la niebla".



Martín Casariego se ha enfrentado con uno de los grandes temas sociales de la sociedad de principios de este siglo que todavía no sabemos muy bien de qué va. El acoso escolar ha pasado de ser una especie de leyenda urbana a convertirse en uno de los problemas más acuciantes de la comunidad educativa. La literatura ha pasado por él solamente de puntillas, quizá porque es tan difícil para el autor adulto zambullirse en una realidad que queda demasiado lejos, que casi todos preferimos eludir el tema y dejar la patata caliente en manos de otro. Y Martín ha agarrado la patata aún a riesgo de poder achicharrarse los dedos. El resultado, una de las grandes novelas de esta temporada.



Pero, además, Martín Casariego ha querido ir a mas creando para la trama de la novela un ambiente particular y opresivo: por medio de insinuaciones, de flashes, de escenas rápidas y hasta veladas - soberbia aquella en la que un barrendero limpia las calles bajo la vigilancia de un escolta - el autor nos lleva de bruces contra la realidad del entorno abertzale en un pueblo vasco. Estamos, pues, ante un texto arriesgado, valiente y magnificamente construído, con una estructura ambiciosa pero no por ello menos clara.

Es un libro excelente. Es una excelente historia, que supone el mejor regreso de Martín Casariego a la literatura de adultos.

Etiquetas: ,

10 comentarios:

Anonymous g.l.r. ha dicho...

Un saludo, Marta.
En alguna revista, no sé con exactitud en cuál, he leído alguna crítica de "La jauría y la niebla" y era también muy favorable. No conozco nada de ese autor pero, si sirve para abrirnos los ojos ante las graves consecuencias que el problema de el acoso escolar trae consigo, iré a comprar el libro sin dudarlo. Un saludo.

1 de marzo de 2009, 14:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

HOLA MARTA:
He visto en la revista "Que leer" una muy bonita entrevista contigo y la contraportada ocupada en su totalidad por publicidad de tu próxima novela. Parece que Planeta la está apoyando mucho.

2 de marzo de 2009, 6:56  
Blogger Thomas ha dicho...

Pues con esta recomendación tan poderosa voy a leer la jauría y la niebla.

Y Animo Marta, que falta poco y va a ser un exito tu novela. Es de tu más puro estilo y las historias que se cruzan son bonitas, actuales, interesantes y, como siempre, muy bien contadas: ¿A quien no le va a gustar?

3 de marzo de 2009, 11:48  
Anonymous Pablo Núñez ha dicho...

Hasta el día de hoy, ninguna de tus recomendaciones me ha fallado. Por supuesto esperaré con ansia La jauría y la niebla, como la salida de tu próxima novela. Como no podía ser de otra manera, en Lugo ya hay reservas.
Mucha suerte, Martín, creo que me recordarás de casa de Marta. Al nivel que vosotros escribís (voy a incluir aquí al gran Pedro de Paz) mi novela se os habrá bajado de escalón, pero sí me gustaría saber vuestra opinión, me apasiona vuestro mundo este mundo vuestro y los consejos que me dais creo que me ayudarán a mejorar y a superar si puedo Las hijas del César.

5 de marzo de 2009, 2:39  
Blogger Loren ha dicho...

Está muy bien, sí. Una novela realista, muy dura, con mucha fuerza. Está llena de sugerencias, de cabos que nosotros tenemos que atar. La verdad es que la leí de un tirón y también la recomiendo.

Un abrazo.

5 de marzo de 2009, 11:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...

una silla verde
un banco azul
un reflejo en la pared y una sombraen la puerta
ese es mi mobiliario,
tb hay un sillon marron amplio y comodo pero nose cuenta
entre el y el suelo suelo elegir el suelo
elbanco azul es -como un escaño- para visitas importantes,
parece mas
importante cd esta vacio

la sombra y el reflejo se chivan a la silla verde
-....la otra noche entro alguien tropezandose con todo
le preguntan al banco azul
-...no se no se
-y quien era ?
-bah dice el reflejo me confundio con esta (señalando a la sombra)uno como todos
con "su niebla su oracion y su pose"
-era simpatico contaba algo divertido?
-nada nada solo maldecia
y cuanto mas maldecia mas caia
ah vale vale

5 de marzo de 2009, 14:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

AL ESTE DEL EDEN
el otro otoño casi invierno vi una pelicula q se llamaba "abrigate"
estaba bah bien,habia un lio de lenguas,era para q negarlo una novedad,un consenso, a veces los protas hablaban en un idioma luego en otro,ni tuyo ni mio...
a mitad del asunto un tio va y grita subtitulos subtitulos caral..

como es un cine de pueblo
-no se sabe q subtitulos pedia el menda-
la gente se rio y se animo empezo a hablar mas alto como en un cine de barrio "esos son los pantalones q me quiero comprar....deciA 1chavalita
"se acabo lo q se daba..." enriqueciendo la pelicula apostillaba otro


esto en un cine de ciudad los concienciados y finos ciudadanos no lo permitirian pasa "uy q ordinario como grita " al tio lo ficharian por color horror...":de este cine perdido sales y huele a mar que tira -a mar - y a bosta de vaca -a bosta-

es facil oler la realidad
bueno pues creo q me acorde de un cuento de I aldecoa y del planetario de jdean,o nose

ahora casi nadie comenta -en corrillo si- ni vende la mercancia a voz alta ,q no te obliga a nada si no te gusta gritar como a muchos ni a darte por aludido,
dificil encontar alguien cantando mientras faena
un pdre de un amigo me cuenta como escuchaba cd marcho a hacer su vida -ahora emanciparse cuidado- al amanecer los cantos de una conservera
es dificil y a lo mejor el mundo ha perddo voces
bueno hay una q aumento mucho,supongo nacer naceria para dar voz a los sin voz,
pero ahora ya suena metalica insidiosa y monotona,
quieres huir al este del eden pejemplo
si es la del megafono
y los unicos q van vendiendo mercancia a voz alta son los ppoliticos sin gracia modulacion tempo ni hostias
a saco
el cuento no recuerdo como se llama...

6 de marzo de 2009, 10:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

...
olia y sonabaa papel + mar

6 de marzo de 2009, 10:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sra. Marta: ¿qué va a pasar ahora con el pesebre? ¿y de los talibanciños?

Espero ansiosamente un comentario suyo o ¿no quiere hacer más leña del árbol caído?

9 de marzo de 2009, 6:34  
Anonymous pepa ha dicho...

Marta, estamos en ascuas. El día 17 se acerca, yo ya "me he pedido" tu novela para mi san Pepe...Sale el 17 , ¿no?
¿Y la campaña promocionel?
¿Te vas a dejar caer por aquí?
Besitoss
pepa

12 de marzo de 2009, 2:51  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal