lunes, 19 de diciembre de 2011

Llamadle Vatslav

En checo, Vaclav se pronuncia Vatslav. La endiablada fonética checa hace que pronunciemos mal buena parte de los nombres, y entre ellos el de Vaclav Havel, que acaba de dejarnos y al que recordaremos siempre como uno de los personajes referenciales del siglo XX. Por suerte, no ha tenido que morirse para que reconozcamos su legado político y ético. Havel fue protagonista de una de las más difíciles transiciones de la historia moderna: la bellamente llamada "revolución de terciopelo", que comandó y sostuvo y que libró a Checoslovaquia del yugo comunista sin violencia alguna. Fue la caída de esa pieza esencial en el dominó de Europa lo que impulsó definitivamente el fin de la guerra fría y la llegada de la verdadera democracia a los países del telón de acero. Nada hubiese sido igual sin Havel al frente de ese complicado cambio, no solo político y económico, sino también moral. Lo hizo con altura de miras y sin revanchismos, buscando la resurrección de un país moribundo y una población agotada.

Vaclav Havel no era solo un político: era también un pensador, un gran dramaturgo y un escritor notable. Si alguien quiere acercarse a él le recomiendo sus "Cartas a Olga", la colección de misivas que dirigió a su esposa desde la cárcel aprovechando el miserable permiso que le daban las autoridades penitenciarias de escribir una carta semanal. Cinco años estuvo en prisión acusado de actividades contra el régimen comunista. Salió de allí sin rencores, quizá porque era la única forma de ser verdaderamente libre.

Cuando viajé a Praga en 1991, el país empezaba a sacudirse timidamente la modorra de los años de opresión. Los establecimientos de lujo dudaban a la hora de admitir clientes, porque todavía no se habían dado cuenta de que ya no eran propiedad del estado y cuanta más gente, más ingresos, y en los escaparates de las mejores tiendas de alimentación se exhibían como ejemplares exóticos torres de latas de coca cola. En Praga vi por primera vez a personas mirando los establecimientos de comida con la misma expresión con la que yo miro las joyerías, y comí por una cantidad ridícula en un comedor fastuoso bajo las arañas de cristal y servida por camareros de frac mientras intentaba averiguar para qué servían todos aquellos cubiertos.

En Praga vi soldados de aspecto feroz que patrullaban las calles con una extraña expresión en los ojos: solo ahora entiendo que estaban profundamente desorientados. Todo el país lo estaba: nadie sabía muy bien qué iba a ocurrir en el futuro, aunque se notaba que unos y otros tenían ganas de creer que había llegado una etapa nueva y que esta vez las cosas iban a ir mejor.

Recuerdo que nuestra guía - una muchacha descarada y alegre que robó un paraguas delante de mis narices - me señaló una casa al lado del río. Era una casa bonita y pequeña, algo destartalada, y no muy bien tratada por el paso del tiempo. Una de esas casas que auguran cañerías obstruídas y corrientes de aire, y están pidiendo a gritos una mano de pintura y unos cuantos cristales nuevos. "Es la casa de nuestro presidente", dijo, y la inflexión de su voz y el respeto con el que miraba aquella casa - convertida de pronto en una especie de santuario - me hizo pensar que los checos esperaban cosas grandes de aquel hombre.

Nevaba en Praga en aquellos días lejanos de 1991, y recuerdo que mi hermana y yo cruzamos el puente de Carlos sin más compañía que los copos de nieve, el ruido de nuestros pasos y las notas de "Stormy Weather" interpretada por un trompetista que no sé qué demonios estaba haciendo en aquel puente desierto. La ciudad, el país, estaban deseando despertarse a la nueva oportunidad que el destino, de la mano de Vaclav Havel, le les estaba poniendo delante de los ojos. Necesitaban un milagro para renacer de las cenizas de tantos años de opresión. Y Havel hizo ese milagro que no tocó solo a los checos, sino también a la nueva idea de la vieja Europa donde caían para siempre los muros que la habían dividido durante tanto tiempo.

Por eso hoy, que Vaclav Havel ya no está, creo que lo menos que podemos hacer es pronunciar bien su nombre. Así que, por favor, llamadle Vatslav

Etiquetas: ,

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

1 comentario
Praga, que aparece en todas las agencias de viajes .Yo no he estado nunca .Nunca nunca he ido,ni siquiera he planeado ir .hace años viajaba camino de galicia con un amigo y vimos un autoestopista en el arcen que nos resulto simpatico asi que lo recogimos,era un chico que venia de Praga e iba a lo del Prestige,a limpiar la playa, alguna playa no sabia cual,vaya a la aventura;mi amigo para mi disgusto le solto esta ¿eres checo?,¿que eres pobre o musico?: era musico, un musico especial; si no nos mintio -y no hay motivo para pensar que lo hiciese- era pianista en un cine que pasaba peliculas mudas en un barrio de praga ,tenía que interpretar la musica que acompañase a las imagenes, la verdad es que me sono extraño,pero sera verdad que existe -o existía porque nos conto que era el único cine de esa clase que quedaba-,que lo había aprendido de un viejito que a su vez era el último que lo hacía lo que le llenaba de responsabilidad ,que era profesión hasta cierto punto dificil pero divertida,que las peliculas no tenian partitura y aparte de algunas bases tenía que improvisar con cada nuevo titulo,por lo que resultaba muy trabajoso y exigente hasta que daba con la melodia adecuada (sin saber nunca si lo era ya que al no existir partitura y no quedar registro de su interpretacion,solo se guiaba por fugaces vistazos de la pantalla a la semioscura platea),sin embargo pese a todo estaba muy satisfecho con su trabajo, vaya y éste lo parecia de verdad, según nos dejo entrever y como se puede suponer le daba lo justo para ir tirando.
esta historia me pareció que tenía algo ejemplar o ejemplarizante pero yo no se encontrarselo muy bien,

se me ocurren algunas pero no sé,imagina , realmente es difícil saber lo que hay que hacer en éste mundo, o nó.mientras todo pasa como una película muda por delante,

antes de separarnos y dejarlo esperando su autobús nos tomamos una cerveza juntos y seguimos hablando ,de venir tan lejos asi ,que que narices ¿no?mi amigo que se las gasta de chuleta madriles le soltó,¿oyes eso de la musica debe de ser la hos..vamos que te tiene que gustar de verdad es casi como una mujer o un hijo,no? ¿tienes familia?,y nos conto que tenía una mujer y pero que ahora ya no vivian juntos y tambien un hijo y que no sabia contestar a la pregunta

28 de diciembre de 2011, 16:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso, hermoso.
Con el perfume de Praga.

Un abrazo y feliz año.

D. Torres

31 de diciembre de 2011, 12:33  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Esto del fin de año me encanta es mi fiesta favorita abrazos sinceros me llenan de gozo,y el reloj,ese reloj añejo y entrañable lo adoro,aunque al ver los que se gastan ahora los nuevos ministros y Gobs. en general ni falta hace oye son tamaño xxl aunque feos como ellos solos negros como la boca del lobo,y ahora como todos se copian este finde va a ser un congreso de pelucazos institucionales payo,ya veras tu a las doce menos cinco ese brillar de nuevos pelucos,que hay que apuntarse al carro tú,andar con los tiempos tiempos tiempos
Yo quiero escaparme de esta agobiante tradición y terminar este año frotandome la nariz con un esquimal,asi es normal que me entre un inoportuno resfriado a ultima hora, tambien aducire que me guie por un viejo crono de los 60´s de carreras estilo Paul newman y que adelanta y atrasa que es un gusto
En fin los magnificos augurios y deseos del fin de año,son encantadores ,la cosa se da la vuelta por unas horas los malos vaticinios para este año y para todos desaparecen;hablar mal del

1 de enero de 2012, 8:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

presente y bien del pasado es que siempre tiene audiencia …..,pero ni tanto ni tan poco pepe
aquello de que antes eramos mas felices y autenticos ah;
no se porque me vienen a la mente unas que podrian haber sido escenas navideñas de por ejemplo los primeros 50,aquellos tiempos en que “eramos tan felices” con tan poco;imagino a unos chavales que el dia 30 se han levantado a las 4 de la mañana es sabado y han ido en un traqueteante autobús o a lo mas mas en un Renault pato del padre de alguno ,pagando la gasolina a escote hasta las tierras del ribeiro por una carretera que hoy no tiene ni la mas perdida pedania española van a comprar unos litros del ribeiro,que hoy no querrian ni para el vino de tetra brick malo, van alli porque se ahorran dos duros –que es muuucho- y es por la emocion del viaje,aunque solo van los que a 30 de mes tienen para el autobús o la pacha de gasolina;van haciendo chistes picantes y al pasar por una de las villas el aire le ha levantado la falda a una moza y han sacado todo el repertorio de piropos subidos de tono que recuerdan y ha sido una fiesta,a la vuelta ,el vino lo han guardado hasta el 31

1 de enero de 2012, 8:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

,en casa de alguno de los mas afortunados que tiene un asi un garaje para las reuniones con un brasero para oir el carrusel deportivo el domingo,en esa casa esa noche asan un pollo que es la leche un pollo asado en los años 50,y luego como no existe la tele y en la radio echan villancicos han salido a beberse el ribeiro de marras y a cantar unas canciones con permiso de la autoridad,como emulos de una partida de tunos han pasado por los balcones señalados,mañana el mas afortunado de ellos se levanta a las cuatro otra vez hace 2º y el cristal esta congelado y se levanta porque va con el padre y el tio hasta los poulos porque dicen que por la semana pasada vieron una bandada de perdices,y él de los mas afortunados alla va con la escopeta de un cañon, antes la tia se ha puesto pesada con que no los vean que si no sera pecado el dia primero tirarse unos tiros que lo debio preguntar al padre en la ultima confesion, y total ni perdices son, sino una pareja de pobres codornices que se han conocido ese invierno y van a descubrir lo breve que es la dicha plena,;mientras salen uno de los amigos sigue acostado que no tiene ni para escopeta ni licencia ni nada de nada los oye marchar por la ciudad helada y desierta, fuera de la cama hace un frio que pela y ya le queda poco para levantarse que es domingo y toca misa y sermón.Los de la caza han vuelto con un pobre conejo que lleva unas nubes grises desgarradas las ultimas que miro grabadas en las pupilas,a las perdices fue entelequia y las codornices un visto y no visto,o dios que las quiso ayudar y marcharon con los corazones a 1000,el mayor de los cazadores se ha agarrado un lumbago que le tiene muerto y andan dandole friegas de alcohol, hasta reyes o así y la tia venga con que es castigo de dios,el chaval con un catarro en su casa que le han hecho tomar un ponche para sudar y ahí anda entre sudores, tiene pesadillas y sueña que se escapa de los examenes para ingeniero y de todo esto,se escapa del sueño de sus mayores y de sus pesadillas y casi llega a una playa de la costa brava montado en un scooter,pero casi es peor la huida ,algo ocurre en el viaje porque ahora se ve como peon caminero rodeado por otros igual que él avanzando lentamente entre unos caminos llenos de bruma, aun no ha amanecido y pasan cuatro en un coche camino de las tierras del ribeiro van alegres y felices y le dan una envidia fenomenal y piensa en que existen mundos inalcanzables,pero es un deseo vano intentar acercarse como querer ir a la luna o que este pico se mueva solo,igual,el chico da una vuelta en el lecho mientras en el fondo del sueño resuena un extraño soniquete ,se revuelve empapado en sudores mientras un capataz vocea
¡Por ru-tás imperiá-lés!





De verdad tiempos mejores fueron?

La navidad es que me llena de felicidad y amor al genero humano en fiestas!pero aparte de eso y ahora en serio ,tontunas findeañeras aparte que bien 2012,de verdad que bien y que pena los que no llegaron a ver estos tiempos de verdad ,miro por la ventana y pego la nariz al doble cristal caldeado por la calefacción,miro por mi ventana y lo pienso alla va uno sin rumbo otro corriendo como un muñeco al que han dado cuerda,o como hipnotizado y soberbio despreciando el aire ;
me encanta que me hayan tocado estos tiempos y doblemente echo en falta a quienes no los vieron o viendolos no lo sienten asi ,y pienso en lo que vendra…
Estoy emocionado ¿sera fria la nariz esquimal?

suerte y perdon por lo largo

1 de enero de 2012, 8:03  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal