domingo, 23 de octubre de 2011

www.lavidadespues.es: the making of

Cuando empezamos a pensar en la campaña de promoción de la novela, fue mi cuñado Nacho quien insistió en hacer una web de "La vida despues". Fue él quien se encargó de diseñarla y ponerla en marcha, es él quien la mantiene, y ahora que hemos llegado a las mil visitas, le doy (otra vez) las gracias por el esfuerzo y el talento que ha puesto en la página de la novela.

Lo del vídeo de YOUTUBE tiene más historia: fue una idea de mi amigo Cánquel, que diseñó mi wen personal y también este blog. Ya en la universidad, Cánquel (que, al igual que yo, tiene un alias que no voy a repetir aquí, por respeto a su intimidad y a la mía) era un tipo lleno de ideas brillantes y talento en estado puro.

Las imágenes del vídeo promocional - book trailer, lo llaman algunos - las grabé yo con el iphone y la colaboración de un montón de amigos, compañeros y colegas, que se prestaron a colaborar. Luego, mi amigo Sacha Buendía hizo un trabajo increíble montando, afeitando, encabalgando y musicalizando. Subimos el resultado a YOUTUBE y llevamos unas mil doscientas visitas. Para los que no lo hayáis visto, está en la web en la pestaña "si/no", o puede accederse directamente a youtube con las palabras "la vida despues" seguidas de mi nombre completo.

Os cuento todo esto porque me encanta que una de las mejores herramientas de promoción de la novela haya salido del trabajo artesanal y desinteresado de personas a las que aprecio mucho. Así que un millón de gracias a todos.

Otra cosa: el día 8 de noviembre, Martín Casariego presentará "La vida después" en el forum de la FNAC de Castellana. Será a las 19.30. La entrada es libre, así que si alguien quiere apuntarse, será más que bienvenido. Y si hay por aquí alguien de Pontevedra, este sábado por la mañana estaré en la librería Cronopios para firmar ejemplares y , sobre todo, poder encontrarme con los lectores.

Y ahora, otras cosas: esta semana ha sido intensa en cuanto a viajes. El lunes estuve en Vigo, en el Club Faro, con la siempre generosa Marisa Real, que tiene la eficacia de un general en campaña y fue capaz de llenar el salón del Ayuntamiento con más de trescientas personas. También me acompañó - y me presentó - mi amiga Susana Domínguez Quintás, compañera en el doctorado y profesora de la Universidad de Vigo. Vinieron a verme algunos amigos de la ciudad - Paco y María me trajeron una caja de chocolatinas tan ricas que ponen a prueba cualquier régimen - y también mi padre. Fue una tarde estupenda.

Al día siguiente, promoción en Santiago con la eficaz Noa. Ir a Compostela es siempre un regalo, y encontrarse con la Plaza del Obradoiro al salir del Hostal de los Reyes católicos sigue siendo una experiencia que tiene algo de sobrecogedor. Es imposible no sentir una punzada en el pecho al verse rodeado de tanta belleza, que a se antoja incluso inabarcable.

Como contrapartida, la visita al nuevo aeropuerto de Santiago me llena de disgusto: una obra faraónica e innecesaria, seguramente carísima, con el único objetivo de hinchar el pecho del político de turno y mermar el bolsillo de los pobres ciudadanos. No, no era necesario semejante dispendio. Sobre todo porque luego, al entrar, solo funciona un arco detector, y decenas y decenas de viajeros se agolpaban en una cola interminable. Hablé con un responsable del asunto: ¿no pueden abrir más arcos para agilizar esto? La respuesta, descorazonadora: "no hay presupuesto para más personal". Así nos va. tenemos un aeropuerto que parece una estación espacial, y unas colas tercermundistas.

El miércoles, puente aéreo a Barcelona. Vero consiguió que no me resintiese del madrugón (imaginad a qué hora hay que levantarse para tomar un avión que sale de Barajas a las 7.30) y, aunque trabajamos duro, lo pasamos muy bien. El jueves, trabajo en Madrid - cuando uno regresa de viaje, el trabajo todavía estaba ahí, como el dinosaurio de Monterrosso - y el viernes a Badajoz, a ser jurado del Premio de Novela. Cordial encuentro con amigos a los que veo de año en año, y, como sorpresa, al abrir la plica de la novela ganadora - "El secuestro del candidato" es su título - aparece el nombre de Francisco Javier Pérez Hernández, gran novelista.

Y ahora, ya en Madrid, me queda la obra titánica de esta semana: guardar la ropa de verano y colocar en el armario la de invierno. Y eso sí que es trabajo, y no lo de levantarse a las seis de la mañana para pasar el día cruzando Barcelona...

9 comentarios:

Blogger susana ha dicho...

Yo me lo voy a pedir para navidades que luego nunca saben qué regalarme y siempre me pido algún libro. Este año será "La vida después"

23 de octubre de 2011, 2:40  
Blogger Inrecnas ha dicho...

Espero no perderme la presentación del día 8.
Suerte con el cambio de temporada

23 de octubre de 2011, 11:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

me ha encantado conocerte, marta.Ahora a leer tu libro y ha recomendarlo a las madres de mis alumnos de secundaria si me gusta, que segurisimo que si!!!!!
Soy pilar de valencia.

25 de octubre de 2011, 11:32  
Anonymous Anónimo ha dicho...

He terminado de leer tu novela"la vida después". Me tomé más tiempo del que me gustaría y te digo el motivo: Me enganché desde el primer momento, es una novela muy bien escrita, con unos personajes perfectamente construidos a los que parece como si los conocieses de toda tu vida y eso lo transmites al lector. El final me sorprendió no me lo esperaba a pesar de que es un final feliz. Saboreé la novela muy despacio estaba deseando terminarla y por otra parte me daba mucha pena no tenerla.
Enhorabuena!Supongo que se va a vender genial pues en muy muy buena.
Gracias porque me has vuelto a enganchar a leer porque hace años que dejé de leer y si te soy sincera sólo leo lo que tú escribes y cuando me recomiendan algún otro libro normalmente no me gusta,entre que tengo muy poco tiempo libre y me tiene que enganchar en las primeras páginas sino lo abandono.Total que estoy triste pues hasta dentro de 2 años no tendré un libro tuyo.Un besiño.Y no te hace falta suerte porque este libro va a funcionar muy bien, seguro.Carmen.

26 de octubre de 2011, 3:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...

No puedo estar el sábado en la librería Cronopios de Pontevedra, pero quiero que sepas que me ha gustado mucho tú libro. Como siempre.

27 de octubre de 2011, 7:19  
Blogger Re ha dicho...

Te entiendo perfectamente en lo del cambio de la ropa del armario. Y te aseguro que cuando se tienen dos niños la cosa empeora... ¿Vendrás de promoción a Málaga? Me encantaría verte y "conocerte" en persona... si no, tendré que volver a enviarte a mi cuñado para que al menos me dediques el libro en alguna promoción que hagas en Madrid, como tuve que hacer con "La importancia de las cosas" (Un saludo a mi cuñado que es muy apañao)

27 de octubre de 2011, 10:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

No sé ni siquiera si la autora leerá esto pero quería hacer un simple apunte sobre su última novela.
Habla de uno de sus personajes (Marga) diciendo que con sus 55 kilos y su 1.60 de estatura roza el sobrepeso, no sé si la autora creerá esto de verdad, es una manera de presentar al personaje que lo piensa o qué sucede pero desde luego si cree que es así no está bien informada. Una persona con ese peso y esa altura está perfectamente. Nunca recomendaría el libro a mis alumnos por detalles como este. Un saludo.

29 de octubre de 2011, 0:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Que bueno chica,este es el cuarto libro tuyo que leo y nunca me has decepcionado.Son de esos libros que cuando los veo en la tienda no dudo lo más mínimo en comprarlos.
Qué gracia, qué ironía como cuentas las cosas...
Cómo me imagino a todos tus personajes!...Y cómo me entretienes.

1 de noviembre de 2011, 6:43  
Blogger antonio jimenez peña ha dicho...

Bueno me gusta leer lo que escribes pero me cuesta trabajo hacerlo con esta letra tan pequeñita. Ya se que es la moda, pero a los que somos viejos nos fastidia mucho.

22 de diciembre de 2011, 12:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal