sábado, 6 de marzo de 2010

¡¡Reedición!!

Hay cosas que uno cree que no ocurren, pero que ocurren a veces. Lo que ya me parece difícil es que me ocurran precisamente a mí. Y esta vez ha sucedido: Planeta va a reeditar, tres años y medio después de su aparición, "En tiempo de prodigios". El motivo, contundente: sólo quedan dos volúmenes en el almacén, razón de peso para que la editorial haya decicido sacar al ruedo una cuarta edición del libro que más alegrías me ha dado. Estará en las librerías en dos o tres semanas, con una faja que recogerá algunas de las opiniones de los lectores sobre el libro.

La reedición de una novela es siempre un acontecimiento feliz, lo mismo que la descatalogación de un volumen produce en los autores una natural amargura. Lo sé porque he vivido ambas cosas. Y, ya que tuve que saborear las hieles de la desaparición de un título, creo que legítimo que ahora celebre por todo lo alto la vuelta a los ruedos de "En tiempo de prodigios", bendecido ya por las ventas y el apoyo de los lectores.

Más cosas: leo, sobrecogida, "Las puertas del paraíso", de Yiyun Li, cuya historia parte de la ejecución de una joven contrarrevolucionaria en la China de 1979. Es inevitable, leyendo a Li, recordar las palabras del impresentable Willy Toledo llamando delincuente a Orlando Zapata. No es la única perla que nos ha lanzado esta semana el actor mediocre, que ha tenido que alimentarse exclusivamente del rencor y de la notoriedad ajena - ¿alguien entendió qué leches pintaba ese señor pegado como una lapa a Aminatu Haidar? - para obtener unas migajas de notoriedad. Ahora ha llegado a las primeras páginas, pero no como actor - eso nunca - sino diciendo babosadas sobre el régimen de Castro. Según Willy, Cuba es la sucursal del paraíso. La Arcadia de las libertades. El sancta sanctorum de los librepensadores. Una gozada. La verdad, no sé a qué espera Toledo para trasladarse allí. Para lo que curra aquí, no merece la pena que esté pagando piso en los madriles. Me lo imagino en La Habana, con su guayabera y sus greñitas pringosas - al loro, Toledo, que los cubanos son muy pulcros - repartiendo sabiduría y buenrollismo, trasegando daiquiris y hablando de poesía.

Willy dice que teme por su carrera a partir de ahora. Hace bien, pero no por lo de Cuba: el hombre había entrado en barrena desde que se hizo con un papelito en "Al otro lado de la cama" y no supo inventarse otro personaje que el de gilijovenzuelo picado por la medusa, medusa del amorrrrrr. Como Toledo tiene poquísimo trabajo y mucho tiempo libre, le recomiendo que mate sus muchas horas tontas leyendo "Las puertas del paraíso", o escuchando lo que cuentan algunos cubanos exiliados, no precisamente en Miami. A los que viven allí es más complicado oírles, bien porque están en la cárcel, bien porque están acojonados.

He estado en Cuba varias veces, y he vivido cosas que ponen los pelos de punta. Recuerdo una noche, en Trinidad. Estábamos alojados en una casa particular. Otros vecinos, al saber que había allí un par de extranjeros, se acercaron para tener un rato de charla. Cuando la conversación llegó a donde todos - ellos y nosotros - queríamos que llegara, el hijo mayor cerró puertas y ventanas, y de vez en cuando salía para asegurarse de que nadie escuchaba desde fuera: "Lo bueno de un pueblo es que, por lo menos, sabemos quienes son los chivatos". Allí pensé que Cuba es, por encima de mucha otras cosas, un lugar donde hay que blindarse fisicamente para hablar de política, aunque sea a un pobre nivel doméstico.

Y hablando de escuchar, esta semana escuché muchas bobadas sobre los toros. A ver, para aclarara las cosas: a mí los toros me gustan de la misma forma que me guta el brécol, la poesía de Dámaso Alonso o la música de Wágner: de un modo más bien desapasionado. Si dejase de cultivarse brécol, si los libros de Dámaso quedasen descatalogados, si Wagner no hubiese nacido o si los toros se prohibiesen, mi vida no sufriría ningún quebranto, como sí lo tendría si lo que se dejasen de cultivar patatas gallegas, si desapareciesen los poemas de Borges o si el nonato fuese Johan Sebastian Bach.

Aclarado esto, y yendo a lo que íbamos, he disfrutado muchas veces con el espectáculo de los toros - igual que ante una buena menestra de verduras - y he encontrado en él una belleza y una complejidad que me sorprendieron y que, desde luego, sé que no estoy en condiciones de captar en toda su extensión. El toreo es un arte, y como tal tien sus arcanos, sus reglas, sus misterios, que están vedados al profano. No vi en los tarinos pasión por el dolor ni por la sangre, sino amor por el espectáculo fastuoso de la lucha entre un hombre y una bestia, por la poesía de las suertes, el baile inicial de los caballos, los saltos ingrávidos de los banderilleros. Cualquiera que vaya a una plaza y que acuda quitándose los lentes negros que llevaba la reina Victoria Eugenia - que venía de un país donde hasta los niños cazaban zorros, pero no podía soportar un pelea con un bicho de quinientos kilos - encontrará en ella un baile fascinante.

Hablan del sufrimiento de un animal. No lo discute, pues es evidente que existe. Pero, ojo, no es pieza clave del disfrute. Los peores pitos en una plaza se los dedican a aquel que se ensaña con el bicho. Pero, si hablamos de sufrimientos, echen un vistazo a cualquier matadero y me podrán decir si no las pasa bastante más canutas un pollo o un cerdo que cualquier toro de lidia. Las langostas se retuercen durante hoas en una pelea final cosnigo mismas antes de agonizar en un caldero de agua hirviendo. Y, abundando en el dato, tampo creo yo que sea muy agradable morir asfixiado por un veneno, y nadie se cuestiona el derecho de todo hijo de vecino a usar insecticida. ¿Por qué va a ser más digno de respeto un toro que un mosquito, que un cerdo, que un bogavante? ¿Porque es más grande? ¿porque es más bello?

De todas formas, esta semana los antitaurinos han cavado su propia tumba con el argumentario utilizado ante el parlamento. Cuando se comparan los toros con la ablación del clítoris o el maltrato a las mujeres, ya está todo dicho. Y es que. por mucho que uno ame al género animal, lo que el común de los mortales no admite es que se les ponga al mismo nivel que a las personas. A mí la caza no me gusta - y es un acto bstante más cobarde que el toreo - pero si me viene un filósofo o un listillo a compararme a los cazadores con los skin heads que salen por la noche a abrirles la cabeza a los inmigrantes, ahí ya me planto.

Ahora, - por el puro placer de tocar las narices - esperanza aguirre ha declarado al toreo bien de interés cultural. El ministro Rubalcaba le ha pedido que no plitice la cuestión. Hombre, don Alfredo, las gilipolleces sobre el equilibrio entre ablación y toros las hemos escuchado en el Parlamento de una comunidad donde, por cierto, mandan los suyos. El asunto ya está politizado hasta las trancas. Deje usted a la señora Aguirre ponerle la puntilla, que eso se le da de miedo.

Etiquetas: , ,

32 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=101700&titular=orlando-zapata-la-última-mentira-contra-cuba-

7 de marzo de 2010, 10:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

http://www.pascualserrano.net/noticias/imponer-silencio-a-gritos/

7 de marzo de 2010, 10:41  
Blogger Victoria ha dicho...

¡Enhorabuena, Marta! Me alegra enormemente ese éxito. Desde mi rinconcito del mundo me siento partícipe de esa reedición: he regalado, recomendado y apoyado tanto esa novela, que me siento feliz. Ya te dije un día, pero quiero comentarlo aquí también, el bien personal que a mí me hicieron algunos de sus párrafos: "El dolor es una estación de paso...". Mil gracias por haberlos escrito.
El resto del artículo, un compendio de sentido común y sensibilidad, como siempre.
Un abrazo.

7 de marzo de 2010, 12:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

en el espectaculo de los toros,hay sangre y ya te lo digo en las cosas donde hay sangre...cabe todo o casi todo;sufrimiento desde luego
¿arte? que es arte
espectaculo ,si
cultos y tradiciones milenarias ,puess si a lo mejor

no es por corregir que no meva pero un toro es un mamifero y un mosquito no en fin eso se vé;

sobre cuba que me importa poquisimo,se me hace muy pesado lo caribeño,hay una postura que es curiosa,es la de persona de derechas ,no neocones etcetera,de siempre que ven con indulgencia,mirando a otro lado y hasta con interes a Castro,
yo siempre he pensado que es por tu me perdonas al gallego de aquí y yo al de allí;
pero yo no tengo ningun gallego en la cabeza ni nada que perdonar,
bueno eso

7 de marzo de 2010, 13:55  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pues a mí no me sorprende la reedición, y me alegro mucho por tí; pero envidio ya a los próximos lectores recordando lo que disfruté yo en su día pasando cada página y cada emocionante capítulo intercalado.
Un abrazo.
Cristina; dende a terra das patacas novas!

7 de marzo de 2010, 16:34  
Anonymous Pablo Núñez ha dicho...

Enhorabuena. Estoy convencido de que la 4ª no será la última edición. En tiempo de prodigios es una novela extraordinaria. Pero queremos más, venga Marta a por otra, ya verás como eres capaz de superar tan alto listón.

7 de marzo de 2010, 23:02  
Blogger Ricardo ha dicho...

Enhorabuena por esa reedición. Me encantó tu novela y creo que debería leerla todo el mundo.
Respecto a lo de Willy Toledo creo que deberías informarte un poquito antes de unirte al linchamiento.
Y respecto a los toros, y teniendo en cuenta que la vida "per se" es cruel, puedo llegar a entender la matanza de un cerdo y la cocción de una langosta (aunque es posible que pudieramos utilizar algún método más humanitario), por supuesto reivindico la utilización de los insecticidas (como reivindicaría la matanza del ciervo si manadas de ellos invadieran mi casa y se dedicaran a mosdisquearme mientras duermo), pero lo que no puedo entender es la tortura de un animal indefenso en pro del más excelso arte del mundo, y me parece muy triste que la única defensa de los taurinos sea que también otros animales sufren mucho (un error no corrige otro error, sino que se convierte en dos errores).
Un saludo.

8 de marzo de 2010, 1:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ricardo, ¿y qué me dices de la pesca deportiva? Imagínate lo que duele que un fulano 300 veces más grande que tú, te enganche un anzuelo en la boca y tire con toda su fuerza. Si los hay que, una vez que han pescado al pececillo, se lo dan a una gaviota que pasa por ahí para que se lo coma mientras aún vive. Dios santo, ni Hannibal Lecter...

Por cierto, apoyaré cualquier iniciativa que lideres para humanizar la muerte de la langosta. Es una asignatura pendiente, sin duda.

Me alegro de la reedición. Podré seguir regalándolo.

Saludos,
Pedro.

8 de marzo de 2010, 5:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Enhorabuena Marta!Me alegra mucho el éxito de una novela que a mi me encantó, que en un momento muy difícil de mi vida me ayudó, que regalé y que recomendé a muchísimas personas. Y si te tenía que pasar a ti, porque te lo mereces y la novela es muy muy buena. Ojalá siga disfrutando mucha gente de ella.
Por otro lado no entiendo el pollo que se acaba de montar con "los toros" no estoy a favor ni en contra pero compararlo con otras cosas me parece muy fuerte.Si el toreo se terminase mañana en España solamente en España se quedarían sin comer miles y miles de familias, o sea ,¿queremos más y más parados? ¿queremos aumentar más y más la crisis?
Creo que si segimos así esto se hunde y unos cuantos nos hundimos también.
Un besiño. carmen

8 de marzo de 2010, 9:26  
Blogger Thomas ha dicho...

He leido el título: ¡¡Rendición!!
Y he pensado "me he equivocado de blog", pero no, el equívoco ha sido al leer por no ponerme las gafas.

Enhorabuena por la 4ª. Para mi es la mejor de tus novelas, dos veces leida y mil recomendada.

Y bastante de acuerdo con lo de los toros, pero eso es para otro momento.
Un abrazo.

8 de marzo de 2010, 10:03  
Anonymous ca ha dicho...

ummmm... no entiendo muy bien el popurrí del blog... es más, no siento mucha serenidad en las reflexiones... que yo sepa lo de la ablación y los toros no lo dijo ningún representante político sino un filósofo en un debate donde todos pudieron libremente expresar su opinión... sean aberrantes o no. Aguirre, sin embargo, expresó autoritariamente (tomó una decisión) algo que nos engloba a todos los madrileños/as sin escuchar a nadie más que a su ego y notoriedad. En fin... creo que un poco de objetividad y reflexión nos vendría bien a todos... tú que tanto criticas a Willy Toledo (supongo que será un poco por la moda y el sentimiento global); por cierto también... lo adalides de la libertad de expresión en Cuba prohiben una muestra fotográfica en la Comunidad Valenciana. Es la primera y creo que la última vez que llego aquí, valoro más lo riguroso y no lo sectáreo.
Por cierto, enhorabuena por la reedición... una cosa no quita la otra... pero vamos llegué aquí por una recomendación y me he encontrado con una decepción.

9 de marzo de 2010, 2:30  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Para CA:
Su escala de valores, señor o señora, es un poco rara. Compara usted la retirada de unas fotografías de una exposición, que no me parece correcto, con los asesinatos, las torturas y la opresión que subre el pueblo cubano. Con criterios como el suyo no me extraña que nos tomen el pelo.

9 de marzo de 2010, 6:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Para CA:
Su escala de valores, señor o señora, es un poco rara. Compara usted la retirada de unas fotografías de una exposición, que no me parece correcto, con los asesinatos, las torturas y la opresión que subre el pueblo cubano. Con criterios como el suyo no me extraña que nos tomen el pelo.

9 de marzo de 2010, 6:52  
Anonymous Diego PRADO ha dicho...

Lo primero, Marta, enhorabuena por la reedición de tu novela. En este país no deja de ser un logro.

Un amigo cubano siempre decía: qué bonita se ve Cuba desde la habitación del Hilton en la Habana Libre. Con eso basta.

No soy partidario de prohibiciones pero tengo mis dudas en torno a si los toros son un arte. Creo que a mucha gente le atraen por puro morbo, ya que sin la posibilidad de que el torero pueda salir mal parado habría mucha menos emoción. Todo eso de la técnica y la belleza del enfrentamiento entre bestia y torero a mí me parece más propio de la poesía. Torear no es cantar ópera, aunque algunos esperen también el momento de un conocido agudo para ver si el tenor lo salva o le sale un gallo bestial. La diferencia es que en los toros mueren personas y animales de verdad, para puro deleite de un público. Y a mí las cosas con sangre de por medio, qué quieres que te diga, me dan yuyu.
Abrazos

9 de marzo de 2010, 9:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida Marta el dìa que os falte Cuba,tendreis que inventarla.Aunque Venezuela apunta maneras y da mucho juego.La muerte de un preso es inaceptable e imperdonable.Las mismas voces,o parecidas,no hace mucho,pedian publicamente que dejaran orir a De Juana.Las mismas o parecidas,alabaron la firmeza de Margaret Tatcher con los presos del IRA.Hoy el IRA esta en el gobierno del Ulster,que vueltas da la vida.Ls mismas voces,o parecidas se callan cuando en Francia el año pasado se suicidaron 122 presos.En España mas de 40,pero tambien se callan.Y las mismas voces o parecidas,descalifican los informes de AI referentes a la tortura en España,si los informes hablan,mal por supuesto,de Cuba,se elevan a la categoria de verdad absoluta.Es la doble moral de siempre.Otros se oponen al aborto y ocultan las violaciones sistematicas practicadas por sus pastores,eso si pagando.Y despues me piden que ponga la X en la casilla.....anda ya.

El Taliban

9 de marzo de 2010, 9:48  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Claro que sí Marta! ¿De verdad usted es periodista? Y en qué sitio ovidó aquello de la objetividad. Por supuesto,Willy Toledo,casi un terrorista, un criminal, mente perversa, mala persona...y encima, un actor mediocre. No importa que pidiera perdón por lo que él considera fue un error en la forma de expresarse (o una mala interpretación de los medios de comunicación), no importa que llamara a la madre de Zapato solidarizándose con ella y pidiéndole disculpas por si en algo la había ofendido. Eso es mejor obviarlo. Y lo de Aminatu, sólo para salir en la tele. Sin importar que siguiera la lucha de Aminatu, y la conociera y defendiera mucho antes de que la mayoría(por o decir todos) de los que aquí escriben conocieran de su existencia.Eso da igual, si es un rojo pro-cuba...lo más bajo de la sociedad.Como tu amigo Rafael Reig, por cierto.

Enhorabuena por la reedición, lo leeré, espero que sea tan bueno como "La importancia de las cosas".

9 de marzo de 2010, 10:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Después de un paseo por las cavernas del facherío en internet (Hazte Oír, Libertad Digital, Galicia BilingÜe, etc.) tú tampoco defraudas:
¡Machacar a Willy Toledo y defender los toros en el mismo post!
NO esperaba menos de ti. Te has olvidado del tema Rosa Díez, aunque yo digo que tú la superas, pues el auto-odio es mucho peor que el odio.
Lo de Willy Toledo ya parece algo personal, no sé... Conozco muchos casos de niñas pijas coladas por el jipi malote. Te echamos de menos por Lugo.

9 de marzo de 2010, 13:01  
Blogger carlosyconchi6 ha dicho...

Marta,gracias por tus opiniones, no se si son acertadas o solo coinciden con las mias,pero tienes toda mi admiracion.Me gustan mucho los animales y la fiesta nacional no, pero si tu dices que es un arte,seguro que tienes razon. Acabo de terminar " hotel Admirante" me ha gustado y la "importancias de las cosas" tambien, pero donde eres tu misma y mas he disfrutado es "en tiempo de prodigios". Un beso, no hagas caso de las opiniones negativas a tus opiniones( el tal Willy Toledo, nunca me gusto)

9 de marzo de 2010, 15:05  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Estoy en total acuerdo con Marta en lo del Willy Toledo ese, que ya tiene cojones que un tío español, odiador de los americanos, se llame Willy. Sus incongruencias estan en la línea de la mayoria de los del sindicato de la ceja.

9 de marzo de 2010, 15:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Estoy en total acuerdo con Marta en lo del Willy Toledo ese, que ya tiene cojones que un tío español, odiador de los americanos, se llame Willy. Sus incongruencias estan en la línea de la mayoria de los del sindicato de la ceja.

9 de marzo de 2010, 15:29  
Blogger Esther ha dicho...

Me sumo a las felicitaciones, Marta, es uno de los libros que más veces he regalado.
Un abrazo.

10 de marzo de 2010, 10:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

a mi me parece que el actor citado es un tio mas y ya está.a mi como si habla perico el delos palotes;
lo cierto es que españa es raro que no se inventen nuevos insultos porque es un deporte o un arte nacional;
esa,ESA,
esa es la verdadera fiesta nacional

España debería negociar y relacionarse con estados y no con gobiernos,
pero quien hace eso a ver;Porque la ministra salgado que recibio una cantidad ingente de fondos xcreo que del BCE,si hay un economista que me corrija (aunque sea fan de wtoledo) para revivir unos meses el crack en España se marcha a Londres creo que en dos ocasiones,
ademas bueno las cosas en este pais tan mediatizado parece que no son las cosas sino la opinión de las cosas,eso hace doblemente preocupante o motivo de indiferencia generalizada que existan numerosos medios que sistematicamente
intoxican pervierten una cuestion sacando lo esencial de esta solo un mensaje "bruto" una opinion sin respuesta
o dialogo,un sueño.....

10 de marzo de 2010, 14:47  
Anonymous sonia ha dicho...

Enhorabuena por esa 4ª edición, no será la última seguro!! Como te comenté en la pasada feria del libro de madrid, para mí ese libro ha sido muy especial (fue el el 1er. libro tuyo que leí) , me ayudó muchísimo, ya te lo conté, además de estar maravillosamente escrito es de una sensibilidad extraordinaria. Lo he regalado (y lo seguiré regalando) en numerosas ocasiones.

En cuanto a Willy Toledo, qué decir!!, forma parte de ese grupo de "intelectuales" españoles del que tanto se presume desde algunos sectores ¡¡así nos luce! Sin embargo, en honor a la verdad, el otro día en una entrevista a otro "intelectual", Miguel Bosé leí una opinión que me gustó. A demás de apoyar los comentarios del ilustre W. Toledo, le preguntaban acerca de su opiníón acerca de la polemica de la fiesta nacional, y decía que si se prohibía por qué no se hacía lo mismo con el circo, las granjas de ocas, etc etc.. pero bueno, como todo lo que suena a nacional y que es un símbolo de nuestra trasnochada españa no gusta a muchos..

En fin, lo dicho, Enhoranbuena de verdad que lo mereces!
Un fuerte abrazo, sonia

11 de marzo de 2010, 4:47  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¨El desarrollo de un país se puede medir por la forma en que trata a los animales¨ Gandhi

11 de marzo de 2010, 4:54  
Anonymous Pepa ha dicho...

Enhorabuena, Marta
Tu "En tiempo de prodigios", aunque no es de tus novelas la que más me gusta (mi favorita es "El inventor de historias", y siguió una extraña trayectoria...), es la que más llega al corazón.
Como han comentado otros amigos, es la que más he regalado y prestado (sin canon de la SGAE), merece la reedición, y, como dice Pablo Núñes, no será la última
Besosss
Pepa

12 de marzo de 2010, 14:25  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Enhorabuena por la reedición, tiene que ser una satisfacción personal enorme el comprobar como algo que has escrito con el corazón sigue gustando tanto después de años..., yo lo había leído hace un tiempo como libro prestado, y al saber lo de la reedición me entraron las ganas de leerlo de nuevo, así que compré dos ejemplares (aún les quedaban), uno para mi, y otro para una amiga que acaba de leer "La importancia de las cosas", así que vuelvo a degustarlo con placer.
Un abrazo desde A Coruña:
Eva

14 de marzo de 2010, 5:36  
Anonymous Carlos de Prada ha dicho...

Nada, navegaba por la red, te he visto y te saludo. Enhorabuena. imagino que nos veremos en Cope el viernes. Un abrazo

14 de marzo de 2010, 10:26  
Anonymous Judit R. (Nolofinue) ha dicho...

Me alegra muchísimo la reedición de tu libro En tiempo de prodigios. Yo, si no fuera porque ya lo tengo, lo volería a comprar ;)

Un saludo.

17 de marzo de 2010, 15:16  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta,cuando te pasarás por Santiago a dar una charla,a firmar libros...?

19 de marzo de 2010, 11:36  
Blogger Sole ha dicho...

Me alegro, es uno de los libros que más me ha gustado leer en mucho mucho tiempo.

22 de marzo de 2010, 0:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta, ¿en el saco antitaurino contra el que arremetes, incluyes a tu amiga Espido Freire? Es activísima en esta lucha, incluso intervino en el Parlament...

22 de marzo de 2010, 5:40  
Blogger Marta ha dicho...

Anónimo ¿estás de acuerdo con todo lo que piensan tus amigos? Tus amigos ¿están de acuerdo con todo lo que piensas tú? Espido y yo somos amigas, coincidimos en algunas cosas y discrepamos en otras. Es lo lógico ¿no?

26 de marzo de 2010, 11:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal