domingo, 21 de febrero de 2010

De vuelta a las andadas

Tengo la tierra poco trabajada últimamente, pero creo que hay disculpa: llevo casi tres semanas entrando y saliendo, haciendo y deshaciendo maletas, durmiendo en hoteles e intentando no descuidar el trabajo en la radio y en el periódicó. Así que lo del blog, que queréis que os diga... lo dejé para mejor ocasión. Hoy, ya en casa, vuelvo a lo mío, que es lo vuestro.

En mi viaje a Jerez hace dos semanas, reencuentro con viejos amigos de la Universidad a quienes hacía sigos - ¡siglos! - que no veía: Suso, Virginia, Juan, Perico y Leticia. Es maravilloso comprobar que están igual que hace ya casi veinte años, que seguimos riéndonos con las mismas ganas, que el teimpo no ha hecho mella en la buena llevanza. El café que compartí con Suso y la cena con los otros cuatro fueron lo mejor de un viaje agradabilísimo por tierras andaluzas, invitada por el Centro Andaluz de las Letras y la Fundación Caballero Bonald.

Esta pasada semana estuve en Zaragoza, con el incansable Ramón Acín, responsable de haber despertado afición por la lectura en cientos, quizá miles de jóvenes. Ramón moviliza cada año a varias decenas de escritores - de Luis Landero a Rosa Regás, de Lorenzo Díaz a José María Merino, de Martín Casariego a Luis Mateo Díez - que tiran millas y se recorren docenas de pueblos de la geografía aragonesa. Más de cien institutos y una veintena de centros de adultos participan de esta iniciativa de la Diputación General de Aragón. No hay en toda España una campaña de promoción de la lectura como esta. Y, al frente del tinglado, Ramón Acín un tipo generoso y humilde que vive exclusivamente de su sueldo de profesor y se deja la piel cada año para que todo vaya sobre ruedas. Gracias a él y a Ismael, que fue mi anfitrión en Zaragoza. Y gracias también a los alumnos y a los profesoresde los cuatro institutos que visité y en los que recibí una intensa inyección de moral. Lo recordaré cada vez que alguien me pregunte que por qué escribo.

De Zaragoza a Vitoria, a participar en una actividad en el Artium. Antes de empezar, mi anfitriona, Cristina Redondo, me enseña el museo y una fabulosa exposición sobre el paso del tiempo. Luego hablo para los asistentes sobre la historia que he imaginado que existedetrás del cuadro "Retrato de la señora Fagen", pintado por Dalí y perteneciente a los fondos del museo.

En el viaje de vuelta desde Vitoria comienzo "La historia estelar de los asesinos", que mre recomendó hace años Juan Bas y que ahora me han enviado en su nueva edición de Alianza Editorial. Gran novela que hace que el trayecto de casi cuatro horas transcurra mucho más deprisa. También he leído lo último de Amelie Nothomb, y los cuentos de Alice Munro. El programa de radio me obliga a estar más al día que nunca de las novedades literarias. No lo lamento nada.

Llego a Madrid el jueves a las dos de la tarde. A las tres estoy citada en la revista Woman: van a hacer un especial del día del libro y quieren una foto con un grupo de autoras. En la revista me peinan, me maquillan y me dejan elegir un vestido de entre una docena de modelos fabulosos que cuelgan sin vida de las perchas. Blanca, la estilista, me calza unos Jimmy Choo altos, imposibles, preciosos. Almuerzo una palmera de chocolate y una cocacola light - qué gran incoherencia la mía - intentando no destrozar el maquillaje de Daniel. Es estupendo mirarse a un espejo después de pasar por la chapa y pintura de un profesional.

En el café Gijón, como no, damos el cante que no veas: Lola Beccaría, Isabel Pisano, Ángela Becerra, Lucía Echevarría, una servidora... y un pequeño ejército para que la foto salga perfecta. Hay focos, paraguas, una maleta con ropa y un baúl de maquillaje. Acabamos antes de lo previsto, y sólo lamento tener que desprenderme de mis inalcanzables Jimmy Choo. Luego, aprovechando que entre Daniel y Beatriz me han convertido por unas horas en una mujer fabulosa a la que no se le notan las arrugas ni las ojeras tras los madrugones de la semana, me voy a la inauguración de la tienda de Purificación García en Bárbara de Braganza, donde están las chicas de Woman. Hay música de DJ, cócteles "bordoni" y la ropa de la temporada primavera - verano. A falta de Jimmy Choo me he calzado unos botines de tacón que me hacen parecer incluso alta.

El viernes por la mañana, y a pesar de que pensé que no iba a poder hacerlo, desayuno con Martín Casariego y con Rafael Reig. Hablamos de libros - de los nuestros y de los de otros - de todas las caras de la crisis, de planes inmediatos para nuestras vidas. Lo mejor, las risas... y que nos despedimos fijando cita para la semana que comienza. No tengo viajes hasta dentro de varios días. Me encanta salir de Madrid, pero cuando regreso pienso siempre en lo bien que se está en casa.

Etiquetas: , , , , ,

12 comentarios:

Blogger Laura ha dicho...

Pues bienvenida a las "andadas", eso en mi pueblo es un no parar chica...
Te agrego en mi blog.
Un beso desde Jerez, desde el lluvioso Jerez.

21 de febrero de 2010, 16:34  
Anonymous Anónimo ha dicho...

que bien ,marta. Has vuelto con tus seguidores del blog. me encanta leer todo lo que haces y sobre todo la trastienda de lo que luego veremos convertido en un maravilloso y glamuroso reportaje.¡Que suerte,unos Jimmy choo!!!!!!!me alegro de leerte de nuevo.besos. PILAR

22 de febrero de 2010, 11:46  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La tierra para el que la trabaja. Como tú eres una chica trabajadora y escritore excelente, te mereces las cosas buenas que te pasan. Sigue así

23 de febrero de 2010, 5:51  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Por cierto Marta, ¿donde se habrá metido tu incondicional amigo "el escritor", sí mujer, ese que debe de sufrir de amnesia o de alzheimer.

23 de febrero de 2010, 7:50  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Centro andaluz de las Letras = Dinero pùblico.
Fundaciòn Caballero Bonald = Dinero pùblico.
Artium = Dinero pùblico.

Marta,lo has tenido que pasar fatal estos ùltimos dias.Conozco perfectamente lo que opinas sobre las subvenciones y el uso del dinero pùblico, en lo referente a la Cultura.Has debido sentir nauseas, aceptando esas invitaciones,y tocando ese dinero del sufrido contribuyente.Menos mal que siempre tendràs a tu lado a Jimmy Chù, para pasar esos duros momentos.

El Taliban de Guardia, que usa calzado de Arnedo (Spain)

23 de febrero de 2010, 9:21  
Blogger flor ha dicho...

Hola!
Hace una temporada que curioseo en este blog, pues disfruto un montón con tus novelas, Marta, y me resulta agradable encontrarte al otro lado del blog, contando tus cosas.
En primer lugar, felicitarte por tus libros, por tus historias, por hacerme pasar unas maravillosas tardes y noches enganchada a tus libros. Leo mucho y muy variado, y te aseguro, que tus novelas son ideales para reencontrarme con esas historias que te hacen devorar el libro.
En segundo lugar, felicitarte por disfrutar de la vida en forma de Jimmy Choo, revista Woman o café con alguien que te haga reir. Qué bien sienta exprimir cada minuto, de la forma que sea!
Y en tercer lugar, qué lástima de aquél que amargado,triste, ¿muerto de envidia?, no sabe saborear la vida que le ha tocado vivir.
En fin...espero con mucha gana la siguiente historia.

23 de febrero de 2010, 10:55  
Blogger Marta ha dicho...

Querido Talibán, ni mis más fieles lectores están tan pendientes de mis pasos - a lomos de Jimmy Choo, Laboutain o lo que se tercie - como pareces estarlo tú.

Añade a la lista de dinero público el que he recibido de la Ciudad Autónoma de Melilla, La Diputación General de Aragón, el Ministerios de Cultura y otros que no me acuerdo, y que me pagan - por cierto, bastante bien - por hacer un trabajo, lo mismo que a otros proveedores o, sin ir más lejos, a los millones de funcionarios.

Subvenciones no he recibido en mi vida, ni falta que me han hecho. Trabajos para organismos público, todos y los que vengan.

Los zapatos, preciosos. Deberías darles una oportunidad...

26 de febrero de 2010, 4:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

....la locutora insistía,cual es el cancer?
el entrevistado un rara avis en el mundo politico,un ex sin rencor,
balbucía un poco
-bueno hay diferentes cosas que deberían ser mejoradas -no en vano en cierta medida dependen ahora de un estrecho colaborador y quiza amigo en el pasado-
la locutora a la que llamaremos "tia",bueno pues la tia esa lo sabía e insistia..
-si pero cual es el cancer -recargando las ces las erres y mordiendo el aire-
como no sacó nada cargo de nuevo
-aquel gobierno aznar...ujum decia joconda ....?
el entrevistado continuaba tranquilo hablando de algo así como la literatura y la vida
la tia era tan burda que ni hizo falta lanzarle una larga cambiada

lamemoria es muy bonita
,pero el alzeimer (sin h) es una enfermedad neurologica altamente desestructurante de la personalidad,aunque se tenga poca o sea pobre ,es,y punto.

26 de febrero de 2010, 14:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida Marta:en un mundo en el que al robo se le llama apropiaciòn indebida,y al trilerismo bancario lo denominan ingenierìa financiera,acepto que las subvenciones que recibes, las denomines "trabajos".Que te recochinees, con lo bien que te pagan los organismos pùblicos,indica tu talante y tu talento.Pero Marta en el fondo es dinero pùblico,ese que tù, cuando lo perciben otros, tanto lo criticas.Disfruta mucho de tus Jimmy Chù,seguro que pareces una Barbie.

El Taliban descalzo.

2 de marzo de 2010, 9:25  
Blogger Marta ha dicho...

Si no te parece trabajo preparar una charla de una hora, salir de mi casa, coger un avión, estar dos días fuera, dar la charla y tener después el correspondiente coloquio, chico, quieres que te diga...

A lo mejor tú trabajas picando piedra, lo cual es muy digno de respeto. Entiendo que sólo llames trabajar a aquello que comporta esfuerzo físico. Pero hay otros trabajos, y son los que yo hago. Y no me recochineo de lo que cobro, sólo reconozco lo afortunada que soy por vivir de maravilla y ganar mucho dinero haciendo lo que me gusta.

Estaba esperando la alusión física, y ya ha llegado. No esperaba menos de un ejemplar de cromañón.

Por cierto, dentro de poco iré por Galicia... a trabajar, por supuesto.

3 de marzo de 2010, 12:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta, fui a tu conferencia en Cádiz y no sé lo que te habrán pagado, pero me parece poco por el buen rato que nos hiciste pasar.
No sé quien será el mal bicho ese que entra a meterse contigo, pero le deseo que toda la rabia y la envidia que te tiene se vuelvan contra él.
Un abrazo
Nuria (de la Viña)

3 de marzo de 2010, 13:11  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Queridisima Marta:yo nunca he criticado el trabajo intelectual,al contrario, lo he defendido.He defendido el apoyo a la cultura desde las instituciones y organismos publicos.Tu no,ahi esta el motivo de mi critica hacia ti.Para ti las subvenciones,cuando tu no las recibes,son miserables.Todo cambia cuando eres tu la "trabajadora" y la que cobra,en fin poco mas se puede decir de tu actitud.Vas a Galicia a trabajar,estupendo.Los del Xacobeo 2010 han abierto el grifo,y no han puesto el listòn muy alto.Al Showman David Meca le han pagado mas de 100.000 €,eso si austeros,tu seguramente mereces mas y asi poder comprarte los Chuu esos de marras y levitar feliz entre cromañones y albañiles sudorosos.

El Taliban de guardia.

7 de marzo de 2010, 10:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal