lunes, 29 de septiembre de 2008

Yo hago croquetas

Pues sí. Caseras. De pollo, de cocido y de merluza. Y me salen muy bien. Las hago pocas veces, lo confieso, porque dan mucho la lata y encima engordan una barbaridad, las putas croquetas, con la bechamel, el pan rallado y el proceso de fritanga. Pero a mí a hacedora de croquetas no me gana nadie. Y el día que a mi chico se le pase por la cabeza el cambiarme por otra, más joven, más guapa y ´más buenorra, espero que entre otras cosas, recuerde mis croquetas y recapacite.

Por cierto, además de croquetas también hago albóndigas con tomate, una tortilla de patatas muy rica y almejas a la marinera. Supongo que eso no supondrá ningún problema a la hora de juzgarme como mujer trabajadora, o como mujer a secas. Hago albóndigas, o croquetas, como otr@s hacen punto de cruz o juegan al paddle.

Viene esto a cuento por la penúltima gilipollez de Bibiana Aído, auspiciada por una senadora del PP, María Jesús Saenz, que puso el grito en el cielo porque en un anuncio un marido presume de las croquetas que hace su mujer. Escuchada la diatriba de la diputada de la oposición, la ministra tomó cartas en el asunto y aseguró que ya se encargaría ella de que quitaran el auncio de marras, que menuda es ella cuando le tocan las croquetas. Dicho y hecho: el spot ha sido enviado al limbo, para tranqulidad de la ministra y de la senadora Saenz, acusica Barrabás.

Y mientras Aído y Saenz andan tocando la zueca con sandeces del tres al cuarto, sigue aumentando la cifra de mujeres maltratadas, y siguen sin crearse plazas de guardería, y muchas trabajadoras siguen cobrando menos que sus colegas masculinos, y las mujeres de entre veinte y treinta años continúan siendo coaccionadas por sus superiores para no quedarse embarazadas. Sí, sí, que nadie abra los ojos pensando que exagero. El ex jefe de mi amiga S. la machacaba a diario con el asunto del embarazo, "ni se te ocurra embarazarte ahora, con la que hay aquí montada". Si ese mastuerzo pensase que por un comentario así podía caerle la mundial, se lo pensaba dos veces antes de hacerlo. Pero no pasa nada. Ni con eso ni con otras cosas. Porque mientras las mujeres seguimos teniendo una docena de frentes abiertos, la ministra de igualdad está ocupada contando croquetas con la inestimable ayuda de las mujeres de la oposición.

Como dijo Romanones, joder, qué tropa

Etiquetas: , ,

35 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Como a tu chico se le pase por la cabeza el cambiarte por otra, más joven, más guapa y más buenorra:
a)Vende cupones, o
b)Tus amigos siempre podemos hacerle una oferta que no podrá rechazar, ¡y que los dioses se apiaden de él, porque sé donde vive!
Y que vivan tus croquetas, y dicho esto a estas horas,c) a ver si me van a cambiar a mí.
Pablo Núñez

29 de septiembre de 2008, 23:07  
Anonymous emma ha dicho...

Yo quiero decir algo. Entiendo que lo de las croquetas no es para tanto. Bueno, "aparentemente" no es para tanto. Pero voy a defender al Ministerio de Igualdad, voy a defender su accion.
Primeramente : Porque un ministerio de Economia no puede agarrarse a un estereotipo comodo y facilon y vendible de esposa española que cocina solo para complacer a su marido. Lo hace porque es lo que impera en la sociedad? Pues si, por eso lo hace. Porque es "vendible".
Bien.
Todos los anunciantes se agarran a estereotipos. Cierto.
Pero en este caso es el Ministerio de Economia.
Se dan cuenta?
Y es que ni siquiera un Ministerio puede sustraerse a lo que todos sabemos que hay en la calle : Topicos, prejuicios, ideas preconcebidas de lo que es una mujer, de lo que hace una esposa.
Pues no deberia ser asi, no señor.
No puede ser que el mismo Ejecutivo se tome todo a rechifla.
Es que las mujeres no nos damos cuenta que hasta en el Gobierno nos toman como el pito del sereno?
No es aceptable y creo que Aido ha hecho esta vez muy bien, pero que muy bien.
Solo pensad un poquito en vez de lanzarse al cuello de la muchacha.
Pensad.
Lo que ha hecho no es nada descabellado y creo que era su obligacion como ministra de igualdad retirar el anuncio.
Lo mismo hubiera sucedido en otros paises de Europa.
Vale.
Puede que sea un poco empezar la casa por el tejado.
Pero ella tenia que hacerlo.
Y me alegro que lo haya hecho.
Ya basta de tanto cachondeo.

30 de septiembre de 2008, 1:18  
Anonymous emma ha dicho...

Otra cosa : Puri es un nombre que en España se asocia a Maruja. Maripuri.
No, no,no digais que no, que nadie se lleve las manos a la cabeza por lo que digo que es verdad.
Todos sabemos como los hombres consideran a las marujas, como han considerado durante toda su vida a las mujeres que se dedican " a sus labores". A sus mujeres. Como las han infravalorado.
No os sofoqueis, es la verdad.
Y ahora resulta que todos respetan a las "marujas". Les dan valor, las adoran, las aman, no te jode.
Estais ciegos y no quereis ver.
El Ministerio de Economia sabe que España esta llena de Marujas y Marujos y hace anuncios comprensibles para ellos.
No es triste? Es la realidad, si.
Pero hay que cambiarla.
Por eso bien por la retirada del anuncio que deberia haber sido controlado antes de salir a la luz.
Pero ni eso funciona en el Ministerio.
Menos mal que lo han quitado porque mucho quejaros de que España va mal y ostias.
Pero cuando se dan pasitos os tirais a la yugular.
Y todo porque es una tia quien lo hace.
Quien es machista aqui?
En fin..

30 de septiembre de 2008, 1:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Enma, con todo el respeto, me da la impresión de que hay demasiado complejo de Mari Puri, demasiada feminista ofendida permanentemente. Todo es machista, todo ofende a la mujer. Ya cansa...

Con la que está cayendo estoy seguro de que el ministerio de economía tiene cosas mejores que hacer que el dichoso anuncio de las croquetas y de que el ministerio de igualdad también tiene...bueno, no, el ministerio de igualdad no tiene nada mejor que hacer. Ahora me explico la polémica.

Saludos,

Pedro.

30 de septiembre de 2008, 2:33  
Anonymous emma ha dicho...

Hola Pedro. No hay complejo de Maripuri. No es eso. Sencillamente es que no podemos dejar que el Ministerio de Economia, para promocionar un producto, acuda al estereotipo tan arraigado-arraigado y real- de la Puri que le hace croquetas divinas a su marido. Si en la sociedad española hubiera de todo no habria escandalo. Si las mujeres y los maridos hicieran croquetas, y los Pacos y los Manolos fueran como ellas y se quedaran en casa cocinando y si las mujeres exclamaran en voz alta : Como me tiene la casa de limpia y a los niños planchaditos mi Pepe! no habria escandalo, no habria queja.
Pero la realidad es otra.
La mayoria de las mujeres españolas, y si no date una vuelta por el Sur, trabajan en " su casa". Yo he nacido en los setenta y mi madre siempre ha tenido en el carnet de identidad profesion " sus labores". Eso es asi. Y eso es lo que nos atrasa.
Nos atrasa no porque sea malo que la mujer se dedique a sus labores sino porque es lo que la sociedad sigue implicitamente esperando de ella, la sociedad, el Ministerio de Economia, las propias mujeres.
No se puede acudir a ese estereotipo desde un Ministerio para vender nada.
No se puede acudir a ningun estereotipo.
No a las Puris.
No a los Pepes.
Y eso es lo que ha hecho bien Aido, retirar el anuncio.
Por otro lado claro que necesitamos que alguien se ocupe desde el Gobierno de garantizar la igualdad de derechos y obligaciones entre hombres y mujeres.
La sociedad española es machista.
Y los que no quieran verlo es que estan ciegos.
Un saludo.

30 de septiembre de 2008, 2:44  
Anonymous melony ha dicho...

Aído es un personaje, cuando menos, peculiar (personaja peculiara, que quizás diría ella).
Pero creo el Estado no puede contribuir a perpetuar un tópico discriminatorio. Todos sabemos que el 90% (me invento la estadística, por supuesto) de las croquetas y hasta las cloquetas en España las hacen las mujeres.
Pero eso no es el ideal y el Estado es responsable de que cambie. Eso es la Educación. Aunque haya CCAA que les parezca instrucción al marxismo, paganismo y zapaterismo.
Lo peor es que la política de Aído se quedara sólo en eso. Como tanta acción política que es sólo publicidad que maquilla negocios encubiertos (inauguraciones de hospitales sin incubadoras, organización de olimpiadas cuando hay barrios sin piscinas ni gimnasios o están saturados, teatros públicos sin programación pero con inauguraciones imperiales, por ejemplo.

30 de septiembre de 2008, 2:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo es que creo que ese estereotipo de la Mari Puri haciendo croquetas va desapareciendo. En mi caso (también nací en los 70) ni mi mujer ni yo hacemos croquetas y, si me pongo a analizar a otras parejas de amigos, en algunas es el hombre el que cocina y en otras la mujer, pero a la Mari Puri del anuncio no la veo por ningún lado.

Creo que la situación no es tan negra como la pintáis y que el nivel de igualdad entre el hombre y la mujer no se corresponde con el permanente victimismo feminista que tenemos que soportar.

Saludos,

Pedro.

30 de septiembre de 2008, 3:10  
Anonymous emma ha dicho...

No es victimismo feminista Pedro. Ese es el error. Las mujeres se callan muchas cosas para que no las tachen de actuar bajo la influencia del " victimismo feminista". Las mujeres en España siguen pendientes de complacer a los hombres. Por favor, aqui no hay feminismo. Nunca ha habido feminismo. No del bueno. El feminismo español, me parto la caja.
Que tu y tu mujer no sepais hacer croquetas me parece muy bien.
Pero eso no es lo que se debate aqui.
Tu dices que hay un " victimismo feminista que teneis que soportar". Analiza esa frase. De verdad tienes que soportar ese quejarse quejumbroso de tus compañeras de oficina? De tu madre? De tus hermanas? Todo el dia pidiendo la igualdad, que pesadas! Si lo tienen todo ya!
No me lo creo Pedro.
Por otro lado y como bien decia Melony, es bien cierto que esto de la retirada del anuncio parece que es tan solo una forma de hacer humo, de decir " eh, estamos aqui haciendo algo por una sociedad mas justa". Bueno, esperemos un poco mas, demosle al Ministerio de Igualdad un poco de confianza.
No os sintais atacados por Aido, españoles y españolas horrorizadas.
Lo horrible hubiera sido dejar el anuncio pagado con dinero publico ahi, como si nada.
No es bueno tirar piedras sobre vuestro propio tejado.
Una sociedad machista perjudica por igual a hombres y a mujeres.

30 de septiembre de 2008, 3:27  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Venga, va. Generemos propuestas destinadas a reparar el honor de colectivos agraviados por la publicidad:

- Los Jevis (El anuncio de la ONCE de este verano degrada la imagen del Heavy de toda la vida)

- La gente de pueblo (El anuncio del pueblo ese "en el que nunca pasa nada" muestra una imagen de desarraigo y abandono del medio rural realmente ofensivo)

- Los defensores de los animales (Hay un anuncio de una marca de cerveza en el que, evocando un mundo con las reglas cambiadas, muestra imágenes de un lobo servido sobre una mesa a punto de ser devorado por Caperucita ¿Cómo es posible que se defienda la presencia en publicidad de un lobo -especie en vías de extinción- muerto?)

- Los demagogos como yo (Sirva para ello cualquier anuncio de publicidad, incluso escogido al azar).

Si se quiere buscar un motivo, siempre puede encontrarse. La publicidad consiste en la explotación continua y reiterativa de estereotipos, Emma. Y el estereotipo es lo que tiene, que siempre resultará representativo y/o ofensivo a uno u otro colectivo. Por eso precisamente la publicidad hace uso de ellos. Para dirigirse a un target. Y cogérnosla con papel de fumar ante determinadas ofensas que no son tales no sirve para nada. Sólo para desvirtuar el fondo, centrando la atención en aquello que menos lo merece. Aparte de que, como dice Pedro, hay colectivos que parecen permanentemente ofendidos por un exceso de suspicacia malentendida.

Lo de retirar el anuncio de croquetas me parece una memez, sinceramente. Si se quiere considerar como una victoria, no es más que una victoria pírrica.

Saludos,
Pedro de Paz

30 de septiembre de 2008, 4:08  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Emma, creo que ya he dejado clara mi opinión y no quiero ser pesado. Simplemente por responder a tus preguntas: ni una sola vez he escuchado a mi madre (que trabaja en un puesto de responsabilidad desde hace casi 40 años), ni a mi mujer ni a mis compañeras de trabajo, quejarse del horripilante machismo que nos asola. Esas quejas, por lo general, no se escuchan de mujeres que se levantan temprano para ir a trabajar y que sacan adelante a una familia (junto con su marido, claro) sino de pedorras tipo M. Antonia Iglesias o de inútiles tipo Aido o tipo M. Jesús Sainz que todo lo que han hecho en su vida es cubrir una cuota florero y hacerse las ofendidas por sandeces como la de las croquetas de Mari Puri.

Conste que no pretendo negar situaciones de desigualdad que siguen existiendo, pero creo que, por lo general, la situación de la mujer no es tan negativa como mediaticamente se suele pintar y que, desde luego, el anuncio, su retirada y todo esta polémica no tienen nada que ver con esos problemas ni aportan nada para su solución.

Hasta luego.

Saludos,

Pedro.

30 de septiembre de 2008, 4:26  
Anonymous emma ha dicho...

Bueno, si eso es lo que crees Pedro estupendo.
Yo creo que ser mujer madre y trabajadora en España es muy pero que muy jodido ( comparado con otros paises Europeos claro no con Somalia)
Y que necesitamos mujeres y hombres que trabajen en serio por hacer la vida de los hombres y mujeres en España mas facil.
Que cuando no es la Maria Antonia es la Bibiana pero el caso es que parece que todo lo que hacen esta mal, que todo esta mal, que todos se quejan y se quejan de lo mal que lo hacen y de lo mal que esta todo y que nadie tiene ni puta idea de nada.
Ese es nuestro deporte nacional.
Luego se pasa la ola y nadie hace nada.
Pero alla vosotros.

30 de septiembre de 2008, 5:01  
Anonymous emma ha dicho...

Pedro de Paz.
Los estereotipos se utilizan en publicidad desde que la publicidad es publicidad.
Nadie esta debatiendo eso.
Lo que NO es posible es que el Ministerio de Economia use el estereotipo de la mujer ama de casa, la Puri de toda la vida que le hace croquetas a su maridito aunque el no la quiera.
Por que no? te preguntaras.
Pues porque es el puñetero Ministerio de Industria!!
Y si el puñetero Ministerio de Industria usa el estereotipo de lo que es una esposa española ( una Puri) para vender letras del tesoso apaga y vamonos.
Que es el puto Ministerio de Economia Pedro el que se toma a las mujeres como el pito del sereno.
Que las mujeres españolas pueden ser Puris y todo lo que tu quieras.
Pero no uses eso si eres un Ministerio de Economia porque entonces que cojones es esto?
Esa es la movida amigo.
Y seria lo mismo si usasen una imagen degradante de un hombre español ( que ahora mismo no se me ocurre ninguna porque no hay un equivalente de " marujo" tan generalizado en la socidad como para burlarse de el)

30 de septiembre de 2008, 5:08  
Anonymous emma ha dicho...

De Industria o de Economia sorry, que para el caso es lo mismo.

30 de septiembre de 2008, 5:11  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Emma: por supuesto que estoy contigo en que el papel de la mujer en la sociedad actual está infravalorado y adolece de una gran cantidad de trabas y agravios comparativos, pero el sugerir por extensión que una mujer que hace croquetas está enclaustrada en un rol de "ama de casa" y que por ello resulta degradante es tratar de poner el carro delante de los bueyes. Esa es una de las exageraciones por las que creo que se saca de madre este asunto. Es una redución al absurdo de una cuestión bastante más importante y trascendente que eso. ¿Te habría parecido mejor la cuña publicitaria que han retirado si ésta enunciase: "¿Dejar a mi Puri? ¿Con lo bien que hace los balances de contabilidad de su empresa?"? o "¿Con lo bien que cuida a los niños?" o "¿Con lo bien que monta los armarios del Ikea?" ¿O más bien habríamos encontrado argumentos en cualquiera de los ejemplos para seguir buscándole tres pies al gato?

Demasiados heridos que se ponen la venda para tan poca guerra. Sobre todo en un asunto tan serio como éste.

Saludos,
Pedro de Paz

30 de septiembre de 2008, 6:24  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

¡Ah!, y te recuerdo un famoso anuncio en el que sugerían que el uso de determinado producto (lamento no recordar cual) era tan fácil que hasta un hombre podría ser capaz de hacer más de una cosa al mismo tiempo. Y nadie ser rasgó las vestiduras ni hubo golpes de pecho. Todo el mundo lo entendió como lo que era: el uso humorístico sin otra intención posterior de un manido estereotipo.

Un saludo,
Pedro de Paz

30 de septiembre de 2008, 6:27  
Anonymous emma ha dicho...

No hay que buscarle tres pies al gato Pedro. La cosa es mas simple que eso y mientras la gente no se cuenta de lo que hay detras de ese anuncio nada avanzara en ese sentido. Hacer chistes con hombres y mujeres como estereotipos no es ningun crimen. No en una sociedad no machista. España es una sociedad machista. El Ministerio uso la imagen esterotipada de ama de casa española. El Ministerio, repito.
Ese detalle es el importante aqui, el crucial.
El Ministerio tambien es Brutus para las mujeres españolas.
Pero ya no quiero explicarme mas.
Quien quiera entenderlo que lo entienda y quien no que no.
Un beso Pedro.

30 de septiembre de 2008, 6:53  
Anonymous Anónimo ha dicho...

En publicidad hay anuncios machistas, cada vez menos por cierto,que tratan a la mujer como la "buena" y "ejemplar" esposa que cocina para el marido y le plancha las camisas. Pero, ay! queridas feministas y afines que os escandalizáis por ello. Que me decís de los anuncios donde salen hombres en pelotas (hay uno reciente sobre alguien que va a una boda) o de las series, por ejemplo Los Serrano, donde los hombres son unos patanes que solo saben pensar con su estómago y/o sus pelotas? Si eso lo trasladáis a las mujeres...que dirian las Aidos o las feministas? En fin...

30 de septiembre de 2008, 7:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Emma, claro que es difícil ser madre y trabajadora. Y ser padre y trabajador, te lo digo de buena tinta. Pero, en mi opinión, ese es un problema de las familias, no de las mujeres en exclusiva y no tiene nada que ver con la igualdad entre hombres y mujeres. ¿O es que a mí como padre no me afecta que no haya plazas de guardería?, ¿es un problema de las mujeres?. ¿Pero sobre eso que cojones hace el ministerio de igualdad?. Pues no hace nada porque no es un problema de igualdad entre hombres y mujeres. Sus ocupaciones son retomar el tema del aborto, hablar de las miembras, pedir la retirada de anuncios y no sé cuantas soplapolleces más.

Saludos y me voy a poner a currar porque sino soy yo el que va a acabar haciendo croquetas en casita...

Pedro.

30 de septiembre de 2008, 8:21  
Anonymous anónimo (otro) ha dicho...

el problema es que muchas despues de currar tienen que hacer las croquetas...a su marido y a sus hijos.
y no digamos quien va a cuidar de los millones de viejos que no nos morimos ni a tiros, pero no tenemos dinero para vivir dignamente sin molestar a los demas, familia incluída

30 de septiembre de 2008, 8:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bueno, yo no se si lo del anuncio es una memez..a mi me da igual, eso pasara cuando estas cosas estúpidas no nos ofendan, que tenemos que estar por encima de todo esto y solo en ese momento no tendrá importancia para nadie, A mi no me importa que me llamen Puri o Mari, y además yo no se hacer croquetas, pero hago unos escabeches de escandalo....y no me siento acomplejada por NADA.
Además tengo la gran suerte de trabajar desde hace 12 años para una empresa en la que no te miran mal si te quedas embarazada, y lo digo por experiencia que estoy de 3 meses y estuve quince dias de baja por el mal cuerpo que se me puso..y me aconsejaron que descansara. Cuando me di de alta otra vez me dijeron que si me encontraba mal me quedara en casa y gestionara lo mas urgente por telefono si podía.
Yo no me puedo quejar, en Marzo tendré a mi bebé si Dios quiere y estaré de baja 4 meses y medio sin ningún problema y sin ningún reproche o mirada acusadora.
Soy una privilegiada, lo sé, pero tambien sé que me lo he ganado apulso, que son 12 años sin cogerme una baja, rindiendo el 120%...aunque pensándolo bien, seguramente habrá mucha gente con la misma actitud que yo y que tema quedarse embarazada por si tienen problemas en su empresa.
Con esto solo quiero decir que tambien hay empresas en las que tratan a los empleados como personas.
Y repito que vivan las Puris eh¡¡ que bien que nos han criado a casi todos....
Besiños
Esther

30 de septiembre de 2008, 9:26  
Blogger Andrés ha dicho...

Habría que reconducir la cuestión. ¿Es cutrón el anuncio? Sin duda, estoy convencido de que con los mismos recursos económicos se podría haber hecho algo más útil. ¿Es machista? Habría que pensar si cambiando los términos podríamos decir que es feminista. Es decir, si fuese la mujer la que hablase de las croquetas o la ensalada de canónigos de su prójimo, ¿habría protestado alguien?
Lo que quiero decir es que todos vamos aprendiendo poco a poco los mecanismos para no herir sensibilidades. Como he leído en un comentario anterior, nadie se echó las manos a la cabeza por anuncios que degradaban la imagen del hombre u ofrecían una imagen estereotipada. Me viene a la memoria un spot en el que la mujer ha dejado prendas por toda la casa para que su partenaire (desconozco su estado civil) las recoja y luego ponga la lavadora.
Estoy al cien por ciento con la autora del blog. Mejor nos iría si nos preocupásemos menos por chorradas y más por conseguir una verdadera igualdad de derechos.

30 de septiembre de 2008, 17:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

A Pedro de Paz:
Me salgo un poco del tema de la hacedora de croquetas, croqutera o croquetista.
Te felicito Pedro por "El documento Saldaña", y gracias Marta por recomendármelo.
Pablo Núñez
de las "Hijas del César", quizá el mío no te guste a ti, pero el tuyo a mí me ha encantado. Enhorabuena.

30 de septiembre de 2008, 23:32  
Anonymous María ha dicho...

Hombre, Pedro, a mí retomar el tema del aborto no me parece precisamente una soplapollez...

1 de octubre de 2008, 1:42  
Anonymous Pepa ha dicho...

Pedro de Paz:
Me lo he pasado genial con tus citas sobre colectivos agraviados. Suscribo todo lo que dices y creo que no hay que añadir más
Sólo pienso que yo, en otra vida, me pido ser Ministra de Igualdad, para pasarme el día viendo la tele a ver qué anuncio suprimo, en vez de la vida que llevo, y encima sin saber hacer croquetas...Besos
Pepa

1 de octubre de 2008, 1:55  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Pablo, aún gustándome bastante la novela histórica -ahora mismo estoy con La conspiración de Yuste de Víctor Fernández Correas. Muy buena, por cierto-, la época romana no es de mis favoritas, sin embargo, tengo a Las hijas del César en capilla -está la tercera en mi pila de libros por leer- por recomendación enfervorecida de, al menos, dos amigos en cuyo criterio lector confío plenamente. Me alegra mucho que la lectura de El documento Saldaña haya sido de tu agrado. A ver si el destino nos concede algún día la oportunidad de reunirnos ante unas cervezas y comentar amigablemente ambas novelas -la tuya y la mía-.

Pepa, me alegro que te haya hecho gracia. Era una broma sin maldad ninguna pero creo que muy representativa del asunto.

Abrazos,
Pedro de Paz

1 de octubre de 2008, 3:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pedro,
Si el destino nos da ese día, eso está hecho.
Pablo Núñez

1 de octubre de 2008, 5:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

No se quien coño se cree este Pedro De Paz. ¿El nuevo Hammett? No llega ni al nuevo Dan Brown.

2 de octubre de 2008, 3:31  
Anonymous Anónimo ha dicho...

a mí me parece el campeón de los pedantería, con su estilo aparentemente culto y hablando de usted, solo por los comentarios que hace aquí, pero no puedo opinar sobre sus novelas porque no he leido ninguna. de todos modos ese tipo de novelas sobre documentos perdidos, conjuras masonicas, codigos medievales secretos,...más si se ambientan en la guerra civil...me dan una pereza de entrada que no me atrevo ni a comprarlos...a ver si alguna vez venzo el prejuicio y me meto con algun documento perdido en el chichi de una monja embalsamada entre las paredes de una cheka en un antiguo convento de la inquisición y que resulta que descubre que bush es un enviado de cristo...muchos prejuicios, como veis, tendría que vencer

2 de octubre de 2008, 4:52  
Blogger Marta ha dicho...

Al último anónimo: el sentido común nos recomienda no hacer juicios de valor sobre las personas que no conocemos, ni sobre los escritores cuyos libros no hemos leído.
Como a Pedro de Paz no lo conoces, y sus libros no te interesan, creo que no tiene mucho sentido que participes en este blog hablando de él... y menos aún hablando mal.

2 de octubre de 2008, 8:14  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Gracias, Marta, por acudir en mi defensa pero hay circunstancias que ni siquiera merecen el lance. Ésta parece ser una de ellas. En cualquier caso, con tu permiso, me apetece apostillar un par de cuestiones.

Al primer anónimo: yo no me creo absolutamente nada ni nadie. Para buena o mala fortuna, soy el que soy. Y esa condición será del gusto de unos y del disgusto de otros -como parece que es su caso-. Es algo que yo no puedo evitar. Y precisamente por ese mismo motivo, como no puedo evitarlo, la opinión que pueda tener de mí cualquier cantamañanas que habla de oídas y que no se ha molestado jamás ni en conocerme ni en tratarme es algo que dejó de preocuparme hace mucho tiempo.

Al segundo anónimo: ¡fíjese lo que son las cosas! Siempre pensé que el tratar a las personas de usted cuando no han sido formalmente presentadas era una cuestión de educación y ahora resulta que es un cultismo. ¡Tócate el bolo! Pues nada, lamento mucho no haber tenido la fortuna de haberme criado en la misma zahurda que usted. Disculpeme usted la desafortunada circunstancia y apéeme el tratamiento si lo desea. Respecto a "ese tipo de novelas", las mías jamás han tratado de conjuras masónicas ni de códigos medievales y, salvo la primera -y por evidente imperativo de su protagonista, el que da nombre a su título- jamás se han ambientado en la guerra civil. De forma cordial le aconsejo que se cuide de hablar de lo que no conoce -como usted mismo indica claramente- para no caer en el riesgo de mostrar su auténtica esencia: la de alguien que se cree por encima del bien y del mal pretendiendo sentar cátedra sin tener ni puta idea de lo que habla y que, además, se ufana de ello. Con dos cojones, sí señor. En cualquier caso, no se entristezca usted. Si le da tanta pereza que no se atreve ni a comprar una novela del tipo de las mías, tenga por seguro que podré vivir con ese estigma a cuestas. Aunque sea duras penas.

2 de octubre de 2008, 9:03  
Blogger Thomas ha dicho...

Impresionante las aportaciones de Enma y Pedro. Casi estoy de acuerdo con los dos, pero lo que de verdad me alegraría es probar esas croquetas y albóndigas que hace Marta. Me alegra mucho que defiendas esa faceta y que la practiques sin complejos de "feminista liberada" Enhorabuena.

2 de octubre de 2008, 12:06  
Anonymous Javier Divisa ha dicho...

Estoy de acuerdo Thomas, las croquetas de merluza esas que dice hacer Marta, deben ser la leche.

3 de octubre de 2008, 8:50  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Queridos Pedro y Marta os pido disculpas por mi falta de control y absoluta ineducación.
Hoy mismo voy a comprar "el documento saldaña" y prometo que voy a leerla sin prejuicios. Después opinaré.
Mis exabruptos de ayer son intolerables y ridículos y sólo tienen explicación, que no disculpa, en problemas personales míos.
Un saludo para los dos, especialmente para tí, Pedro.

4 de octubre de 2008, 0:11  
Anonymous Pedro de Paz ha dicho...

Anónimo: no me molestan las críticas. Al contrario. Son de gran utilidad porque, en muchas ocasiones, te ayudan a enfocar determinadas cuestiones desde un prisma diferente, bajo una perspectiva que quizá no te hayas planteado. Ayudan mucho. Lo que me parece deplorable es el ataque gratuito. El afirmar que un tío te parece el "campeón de la pedantería" en función de tres comentarios suyos en un blog o indicar que sus "novelas sobre códigos medievales" te parecen insustanciales y dignas de poco crédito cuando esa persona no ha escrito sobre códigos medievales en su vida. Eso sí me parece mezquino.

Ninguna obligación te ata a ello, pero si decides leer "El documento Saldaña", agradeceré mucho tu opinión al respecto. Incluso si ésta no es positiva. Sobre todo si ésta no es positiva. Porque siempre es digna de agradecimiento una crítica fundada, sea ésta del caríz que sea.

Un saludo,
Pedro de Paz

PS.- Perdóname, Marta. Ya no doy más la chapa con este tema.

4 de octubre de 2008, 4:02  
Anonymous Pepa ha dicho...

Impresionante blog, que fomenta la paz y la concordia entre los humanos...Lo que dan de sí unas croquetas...

5 de octubre de 2008, 14:33  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal