lunes, 15 de septiembre de 2008

Novedades

Con septiembre, llegan también las novedades a la tele. He seguido, por casualidad, el primer episodio de un "reality"que estrena Cuatro, "Pekín Express", y me ha interesado el formato: ocho parejas de concursantes tiene que cubrir la distancia entre una ciudad rusa y Pekín,
gastando sólo un euro al día y buscándose la vida para comer y dormir.

Un concurso como este deja al descubierto los mejor - y lo peor - de muchas personas. Me conmovió la generosidad de los campesinos rusos que acogían a los concursantes y les procuraban un sitio para dormir, además de compartir con ellos la cena y el desayuno. Eran, en su mayoría, gente extremadamente humilde que llevaba a reflexionar sobre las abismales diferencias que existen incluso entre los más pobres: es difícil encontrar a un campesino español que viva en las condiciones miserables de los protagonistas del episodio de ayer. A pesar de sus penurias, aquellas personas se mostraban extremadamente desprendidas con sus huéspedes -que al fin y al cabo eran participantes de un concurso y no huerfanitos abandonados - y los trataban con una amabilidad que resultaba sorprendente.

A todo esto, uno de los participante demostró su baja catadura moral robando galletas y chocolate a la familia que le había dado cobijo en su casa. Sentí un súbito ataque de antipatía por ese energúmeno, que no sólo chorizó unos dulces a una familia a todas luces modesta, sino que también mangó una salchicha de un puesto callejero. La naturalidad con la que lo hizo me hace apostar que no era la primera vez que este individuo se apropiaba de algo ajeno. Luego, para colmo, se dedicó a dar sablazos a la gente de la calle, y no os creáis que agradeció demasiado las donaciones . Hay gente pa tó, que decía El Gallo. Gente mucha, personas, menos, remachó el sabio anónimo.

Salgo a hacer la compra y me encuentro con Martín Casariego,así que pospongo las gestiones comerciales para tomar un café en la plaza. Hablamos de casi todo antes de marcharme para cumplir con el avituallamiento. Luego hago una visita a Edu Vilas, en el Hotel Kafka, y me hace un precioso regalo: acaba de poner en marcha una empresa que se dedica a confeccionar cuadernos de escritura, y me entrega los primeros modelos. Me encantan los cuadernos. Tengo un montón de ellos, y los uso todos. Quedamos para hacer una comida dentro de unos días: hemos organizado un campeonato de albóndigas, y va a tener lugar el primer round.

Mañana, reunión del Jurado del Premio Lengua de Trapo. Como siempre, siento cierta inquietud. Lo que más me ha gustado ¿es lo mejor? ¿Se es siempre completamente justo cuando se intenta serlo? Estoy deseando que pase el trago.

Leo en "El País" la entrevista de contra, que hoy va dedicada al líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez. El formato de la sección es muy original: el entrevistado elige lugar y menú, del que luego se informa al lector. El ex alcalde de Parla optó por el Loft 39, uno de los restaurantes más "cool" del barrio de Salamanca. Error, amigo mío, seleccionar un restaurante de lujo (más de cincuenta euros por barba) en los tiempos que corren. Porque pueden pasar dos cosas:
1- que pensemos que no habías ido a comer allí en tu vida, y aprovechabas la invitación para conocer el lugar, lo cual no es muy inteligente ni muy correcto.
2- que pensemos que es el tipo de sitios en el que te desenvuelves habitualmente, lo que nodice mucho de tu tan cacareada austeridad.
Error, amigo Tomás. Tuyo, o de tus asesores, o de unos y de otros.

La entrevista no tiene desperdicio: Gómez presume de haber recibido una educación prusiana, reflejada en la bronca que le largó su madre cuando, a los nueve años, trajó un boletín de notas con siete matrículas de honor y dos notables "en gimnasia y en ética". No dudo de la severidad de la autora de tus días, pero te cojo en dos errores que se deslizan por la fina línea de la mentira:

1- Tienes cuarenta años, por tanto tu plan de estudios y el mío eran el mismo. En nuestra generación las matrículas de honor sólo se daban en COU.
2- A los nueve años que decías tener cuando tuvo lugar la muestra de la severidad de tu educación, la asignatura de ética no se impartía. La posibilidad de optar por esa materia se daba a partir de los catorce años, cuando empezaba el BUP. En la EGB se daba religión, sí o sí. Nosé si esque no quieres reconocer que tenías clase de religión como todo hijo de vecino, o si es que la batallita de las buenas notas es una de esas mentirijillas absurdas por lo inocuo, pergeñadas para quedar bien y que, por lo general, acaban como el rosario de la aurora.

Para acabar, Gómez presume de que su jornada es "criminal", a pesar de lo cual tiene tiempo para ir al gimnasio, hacer un doctorado y pintar al óleo. También dice que si trabaja él, trabaja todo su equipo, y que si a la una y media de la madrugada le hace falta un dato, llama a a cualquier y que se lo busque. Muy bonito y muy solidario, y muy considerado con los subalternos, sí señor. Si a ti te parece bien esa actitud, pues vale. Pero los jefes como es debido, si necesitan un dato a la una y media de la madrugada, lo buscan ellos mismos y no interrumpen el descanso de un subordinado. Y, si no, esperan al día siguiente. O hacen la llamada de marras antes de ir al gimnasio, por ejemplo. Está muy bien organizarse le tiempo libre para hacer actividades extraescolares y volver luego al tajo a la hora que te parece bien con patente de corso para poner en marcha a todo el mundo en horas de descanso.

Etiquetas: , , , , , ,

41 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta, que te ocurre? No he visto tanta crueldad, tanta saña, utilizando además la demagogia barata de siempre (de izquierdas, luego que coma patatas y mortadela y vaya en burro) La verdad, tan mal estamos que hasta la gente que crea, que inventa, que escribe sueños, está tan contaminada por el odio reinante que tiene que ensañarse de forma tan injusta con el alcalde más votado de España?

Gregorio Alba

15 de septiembre de 2008, 14:47  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gregorio Alba,
El que miente es un mentiroso, y éste nos duraba entre los socialistas (te vale como ejemplo de izquierdas o ponemos pulpo) ni un telediario. Y lo de alcalde más votado de españa, repasa a ver si sacas tú también otra matrícula de honor.
Gregorio Noiteboa

15 de septiembre de 2008, 23:53  
Blogger Marta ha dicho...

Gregorio, si lo que he escrito es lo más cruel que has visto en tu vida, te felicito porque debes vivir en un mundo maravilloso.
Un político de izquierdas puede tener audi, chalet con piscina y comer caviar a cucharadas, pero si es listo (y Tomás Gómez ha demostrado que no lo es) no alardeará de ello, y menos en prensa, y en el momento que estamos viviendo y en el que los políticos deben dar cierta imagen de austeridad.

No sé que te parecería a ti que tu jefe te llamase para pedirte cosas a la una y media de la mañana y encima presumiese de ello. Cualquier sindicato pondría el grito en el cielo si un trabajador fuese maltratado así. Esas maneras son propias de un negrero, no de un socialista supuestamente sensible con los derechos del currante.

Y lo de las matrículas de honor y el notable en ética... pues que quieres que te diga, Gregorio, que antes se agarra a un mentiroso que a un cojo.

Eso de que estoy "contaminada por el odio reinante" seguro que lo has escrito sin pensarlo dos veces. Escribí un artículo pitorreándome de este señor (lo puso bastante fácil), no ensañándome con él.

16 de septiembre de 2008, 1:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gregorio, yo soy socialista, llevo toda la vida siendo y votando socialista y creo que lo seguiré haciendo, pero cuando leí ayer lo de El País me dio vergüenza ajena, nuestro secretario - porque yo soy de Madrid - me pareció que daba muestra de una tremenda falta de sensiblidad con la que está cayendo, lo de las notas me pareció de niño repelente y lo de llamar a la gente de madrugada para pedirle cosas, indigno de una persona que debería sentir respeto por sus subordinados.

Y si a mí, que soy socialista, me ofendió Gómez, a Marta, que creo que no lo es, supongo que más. Las personas de izquierdas no podemos ir por ahí pretendiendo que los nuestros lo hacen todo bien sólo por ser de izquierdas.

16 de septiembre de 2008, 2:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Si mi jefe me llama a la una y media (me levanto todos los días a la siete menos cuarto) para pedirme lo que sea, pienso que es un hijo de p.

Me sorprende el primer post. ¿Qué pasa, que por ser el alcalde más votado de España puede hacer lo que le salga del gorro y no se le puede criticar?

Acabo de ver la entrevista en internet y da risa, este tío es un capullo con todas las letras. Y eso que acaba de aterrizar, dale tiempo.

Techo

16 de septiembre de 2008, 2:33  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿Solamente ve la tele por casualidad?

16 de septiembre de 2008, 3:07  
Blogger Marta ha dicho...

No,la tele la veo bastante, lo que no veo casi nunca es la cadena cuatro y no sigo un reality show desde que estuve bochornosamente enganchada a la primera edición de Gran Hermano. No quiero repetir la jugada, así que prefiero ni empezar a verlos.
En la tele veo tres ediciones de los informativos, alguna serie y películas. Ah, y reconozco que sigo un concurso que se llama "Ven a cenar conmigo", de Antena 3, que me hace mucha gracia

16 de septiembre de 2008, 3:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pero bueno, menudo club de inquisidores se ha pasado hoy por el blog! Gregorio reprochando a la autora lo que piensa,otro pidiéndole explicaciones de cuándo y por qué ve la tele...

Marta,no es asunto mío, pero veo que hay un exceso de buena voluntad no siempre bien recibida ni entendida en tus respuestas.

Por cierto, yo (que soy votante sociata de toda la vida) siempre pensé que Tomás Gómez era un impresentable, y ayer me lo demostró en la famosa entrevista. Qué facil se retratan algunos. Qué contenta estará Mari Espe al descubrir la escasa entidad de su rival. Meudo bluff es este tipo

16 de septiembre de 2008, 5:04  
Anonymous emma ha dicho...

No me gusta nada Tomas Gomez, tiene un flequillito delatador y unos ojos medio cerrados de displicencia. Se cree mejor que nadie? Dudo de su buenas intenciones y me alegro que te hayas dado cuenta.
Malditos y falsos politicos.

16 de septiembre de 2008, 5:06  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Que tu jefe te llama a la una y media? Si te llama Dragó le coges el teléfono para ir a su programa? Si te llama Saenz de Buruaga acudes solícita a Telemadrid?
Vamos hombre...como que Rajoy no le llama a Soraya a la hora que le da la gana...

16 de septiembre de 2008, 9:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Vamos a ver Noiteboa o como te llames. Tomás Gómez fue el alcalde más votado de España en municipios de más de 50.000 habitantes: el 74 % de votos nada + y nada - colega

16 de septiembre de 2008, 9:30  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta, ¿a qué época te refieres cuando dices que no había Ética hasta el Bup y que en el colegio sólo se daba religión?

Porque a mediados de los ochenta sí se podía elegir entre Ética y Religión en los colegios. En los de Madrid al menos sí.

16 de septiembre de 2008, 9:42  
Blogger Marta ha dicho...

Sí, en los ochenta sí, pero Tomás Gómez tiene cuarenta años, de forma que estudió EGB en los setenta. Y en los setenta, en educación primaria sólo se daba religión. Conste que lo he comprobado. Supongo que las cosas cambiarían con el tiempo, pero en los ochenta Tomás Gómez y yo ya habíamos dejado el colegio.

Al anónimo que da por hecho que si Buruaga oDragó me llamasen, iría echando el bofe: ni Dragó ni Buruaga son mis jefes. Por cierto, al segundo ni siquiera le he visto el pelo en mi vida. Dragó siempre me ha llamado con un par de días de antelación, y ahoras bastante prudentes.

No sé si Rajoy llama a Soraya de madrugada, pero si lo hace y presume de ello me parecerá un perfecto capullo.

De todas formas ¿sabes quien creo yo que puede llamarte a la una y media de la madrugada? Cualquier persona a la que puedes mandar a tomar viento si lo hace. Y eso no lo puede hacer un subordinado con su jefe. Ahí está la cuestión

16 de septiembre de 2008, 11:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sí, la verdad es que no se debe provocar con nuestros comentarios la "buena voluntad" de un autor o autora que no ve solamente cuatro "casi nunca" (coincido con que está mejor Tele Espe), de entre todas las cadenas (como no me llaman). ¿Para qué cojones deja entonces las puertas abiertas de su casa? ¿Para qué esa invitación? Este blog se parece cada vez más al de su coleguilla Rafael Reig, doña, para eso son amiguetes, ¿no? Y le diré más: con nuestros comentarios le estamos dando más vidilla a algo que no lo tiene por sí solo. NO LO OLVIDE.

17 de septiembre de 2008, 0:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

De acuerdo con el último comentario.
Esta chica se ha ido despeñando poco a poco. De escribir "En tiempo de prodigios" que era una novela emocionante y un canto a la libertad, ha pasado al bando de los anticetapés por decreto, de los que piensan que todo lo que venga del gobierno es perverso y malo, de que hay que rechazar toda ley, toda iniciativa, toda acción que propongan los socialistas. En fin, no pasa nada, otros cambiaron más, y ahí está Dragó o Pio Moa o el predicador Losantos.
Salud

Gregorio

17 de septiembre de 2008, 0:24  
Blogger Marta ha dicho...

Gregorio, tu comentario me parece algo irrespetuoso. No sé de donde sacas que hay un ideario común para los escritores de las novelas que te gustan (me alegro de que te haya gustado la mía, y te agradezco que lo reconozcas)y que toda crítica a la izquierda que representa Zapatero es incompatible con el talento literario.

Lo que tú propones se llama sectarismo: no piensa como yo, luego se despeña. Despeñarse es otra cosa, amigo mío. Veo que para ti es apartarse del ideario propuesto. En mi post he puesto de relieve las contradicciones de un político, no incurrido en difamaciones contra nadie. Creo que lo que hago es perfectamente legítimo.

No me gusta este gobierno y lo digo. Y el retrato que Tomás Gómez dio de sí mismo es lamentable por lo ridículo. Que un político haya sido bien recibido por sus votantes no lo pone a salvo de las críticas. Más bien al contrario. Y comprenderás que cuando estoy a punto de cumplir los cuarenta, no voy a dejar que nadie me indique cómo debo pensar ni lo que debo decir.

Un anónimo dice que este blog se parece cada vez más al de Rafael Reig. Pues ojalá. Reig es una persona a la que quiero mucho y un autor al que admiro profundamente. Otra cosa: yo no tengo amiguetes, tengo amigos. reig está entre ellos, cosa que me alegra mucho.

Por cierto, la última frase que me escribe tiene un matiz algo chulesco que no sé si es intencionado. Sabe que las puertas de esta casa están abiertas para usted y para cualquiera, pero si decide no volver a pasarse por ella, le aseguro que su ausencia está más que disculpada.

Salud y buen día a todos

17 de septiembre de 2008, 3:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta, me parece perfecta la explicación que das sobre quien puede llamarnos de madrugada y quien no: puede llamarnos aquella persona a quien nosotros podemos mandar a tomar por el culo cuando lo haga. El resto es despotismo, abuso y chulería. De la que, por cierto, está sobrado Tomás Gómez, y lo digo con pena porque yo sí soy una persona de izquierdas que no votará al PP así se abatan sobre España todos los rayos del infierno.

Lo que me parece impresentable es que alguien se atreva a pedir cuentas ideológicas al que tiene enfrente. Aquí aparece uno que hasta le reprocha a Marta que no vea cuatro. Yo tampoco la veo, no sé si te interesa, y sin embargo sí sigo el informativo de Telemadrid porque es el único que ponen a una hora prudente.

A día de hoy, amigos míos, creo que tiene más mérito hacer lo que hace la autora de este blog que ir lamiendo el culo de ZP y sus muchachos como hacen otros. Es más fácil conseguir premios, becas, viajes pagados y prebendas del ministerio de cultura dando por bueno todo lo que viene de la divina izquierda que cuestionándolo.

Marta, aunque no nos conocemos personalmente, abrazos. Y, perdona, a mí también me gusta más el blog de Reig que el tuyo, que no te parezca mal

17 de septiembre de 2008, 3:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Por favor:no utilicen el número de votos para avalar a nadie.¿Recuerdan que Hitler lo respaldó más del 90% del pueblo alemán. Y miren como salió el poyo. En cuanto al tal Tomás, no le den vueltas, es un paleto. Como los nuevos ricos con su dinero, alardea de poder, de que es muy guay. He dicho

17 de septiembre de 2008, 5:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Mestizaje sin prejuicios

LEOPOLDO ALAS

A las puertas del Café Larios (calle Silva, 4), Leire Pajín nos presentó al alcalde de Parla, Tomás Gómez, que a Vampirella, una de las presentadoras del acto que iba a celebrarse, le pareció un hombre muy atractivo. «Ahora entiendo el famoso dicho: a mamarla, a Parla», bromeó con su descaro habitual. Luego tranquilizó al primer edil: aunque ella se llame Paloma Aznar, no tiene nada que ver con el ex presidente del Gobierno. El alcalde se reía con ganas y Leire atribuyó el éxito político de su compañero, entre otras cosas, a su buena planta.

http://www.elmundo.es/papel/2005/01/22/madrid/1747120.html

17 de septiembre de 2008, 5:32  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Martita, ¿de verdad que solamente haces eso que dices (Copio, no plagio, ¿eh?: "En la tele veo tres ediciones de los informativos, alguna serie y películas. Ah, y reconozco que sigo un concurso que se llama "Ven a cenar conmigo", de Antena 3, que me hace mucha gracia")? Vaya vida MÁS ABURRIDA engancharse a un programa como ese, ¿no sabes que ya hay libros de recetas digitales para poder hacer albóndigas sin necesidad de ver la tele y quedar bien con los amigos?
Mujer, lo de que no estás de acuerdo con este Gobierno es muy viejo. No sé, lo he escuchado en otro blog, es curioso, en ese mismo de quien te acusan parecerte.
Y sí, la verdad, Tomás Gómez no sólo es feo, sino de izquierdas y encima de Parla, y encima “el mu’ joputa” se atrevió a alentar a los ciudadanos-votantes desde un polimóvil. ¡Vaya cara!
Lo que no he entendido bien es cuando alguien dice: “A día de hoy, amigos míos, creo que tiene más mérito hacer lo que hace la autora de este blog que ir lamiendo el culo de ZP y sus muchachos como hacen otros. Es más fácil conseguir premios, becas, viajes pagados y prebendas del ministerio de cultura dando por bueno todo lo que viene de la divina izquierda que cuestionándolo.” Eso de cómo hacen otros me suena un poco desfocalizado: ¿a quién se refiere exactamente? Conozco a muchos que lamen culos (la autora coincidirá conmigo, pues los quiere mucho) y se dejan el bigote en ello.

Hoy HA ROTO TODOS LOS PRONÓSTICOS. le estamos salvando el día. Suerte en Tele Espe.

17 de septiembre de 2008, 6:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

No Marta. No es eso lo que pretendo decirte. Has cambiado Marta. Y mucho. Y sí, claro que tienes derecho a pensar como quieras. Pero ahora, y digo ahora cuando debería decir desde hace 4 años, hay una corriente crítica despiadada y feroz contra Zapatero, el gobierno y todo lo que huele a socialista. Parece que eso es "lo moderno". Darle palos al gobierno. Criticar cualquier iniciativa suya. Pero no, Marta, no te he oído ni leído una sola crítica al comportamiento mezquino de la derecha en el 11M. Ni a sus responsabilidades gravísimas en el accidente del Yak 42. Ni a sus artimañas burdas para saltarse la ley e impedir que la asignatura Educación para la Ciudadanía se imparta en las Comunidades gobernadas por el PP. Hasta prefieren impartirla en inglés!!!.
No Marta, claro que puedes pensar como quieras, pero respeta a los que no piensan como tú y sobre todo ten un espíritu un poco más crítico con el PP. Y por favor, no hables de pesebrismos. Porque tú, tu amiga Vallvey, el engolado de Prada y otros pesebreáis igualmente en Telemadrid.
Salud

Gregorio

17 de septiembre de 2008, 8:04  
Blogger Marta Rivera de la Cruz ha dicho...

Gregorio, las cuentas de Ángela Vallvey y de Prada se las deberías pedir a ellos, no a mí. En cuando a cosas ocurridas hace cuatro años, yo entonces no tenía un blog, así que no saques conclusiones. Dices que criticar a este gobierno es moderno. No lo sé, pero yo critico al que hay. Cuando haya otro, me podrás pedir explicaciones sobre lo que critico o no de él. El rspeto a quienes no piensan como yo lo demuestro abriendo este foro a unos y a otros. No creo que criticar a un político sea faltarle al respeto. Lo que sí es irrespetuoso es pedir cuentas ideológicas a una persona - y hablo de mí - que vive de su trabajo, y que no disfruta de cargos públicos ni de compensaciones que salgan de tus impuestos. Gregorio, tú piensa lo que te parezca bien, y déjame a mi hacer lo mismo.

Al anónimo faltón: no recuerdo haber dicho que Gómez es feo. De hecho, no me lo parece, pero esa es otra historia.
Me deseas suerte en tele Espe, y no entiendo por qué. A lo mejor sabes tú algo que yo ignoro, pero no he ganado un duro en esa tele en toda mi vida. Poca suerte necesito, vamos.
Sí, mi vida es aburrida y muy triste. Menos mal que de vez en cuando pone un poco de luz en mis tinieblas la gente como tú.

17 de septiembre de 2008, 9:49  
Anonymous melony ha dicho...

Yo no coincido en muchas cosas con Marta, y en otras no puedo ser mas contrario. Pero el mérito que no le puede discutir nadie es el de a pesar de ser una "mediática" (perdonáme Marta, pero no sabía otra manera mas concisa de definir este aspecto de tu vida)comparte este blog con afines y con gente que la critica abiertamente. Sin censuras creo. Y lo que sí creo es que a veces las críticas no están a la altura de nuestra anfitriona.

17 de septiembre de 2008, 10:20  
Anonymous melony ha dicho...

Tomas Gomez no ha sido muy inteligente eligiendo el sitio, que pretende ser cool (para gente poco exigente, quizás, respecto al "coolismo", pero no es mas que caro, cateto y malo). Tampoco hablando del gimnasio (hay un prejuicio cultural que todo politico tiene que tener en cuenta: quien se preocupa de estar cachas no puede ser muy serio). Pero respecto a la cronología quizás no está equivocado: yo nací en el 68 (4o cumplidos) y creo que había ética en los colegios públicos (no en el mío, el ultracarca Retamar) pero realmente no me acuerdo, y si ahora me preguntaran si había matrículas de honor tampoco sabría decirlo con seguridad. A pesar de que yo tambien era de sobresalientes (lo cual con el paso del tiempo ha quedado demostrado que no significaba realmente nada; un sobresaliente en un colegio que pagas una mensualidad de 700 € es muy relativo). Creo que acabé la EGB en 1985, sin repetir curso. Es decir que algo de los ochenta me ha tocado.
Creo, Marta, que te he hecho algunas críticas con respeto y contrastando opiniones. No sé si es mucha soberbia esperar que fueran todas así.
Al que le parezcas mediocre, vulgar, mainstream, y buruaguizada, no sé que hace aquí.
A mí como no me gusta el futbol, nunca me meto en el blog en un lector de MARCA o AS. Sería absurdo.

17 de septiembre de 2008, 10:33  
Anonymous melony ha dicho...

Lo siento, este es ya el ultimo comentario, pero se me olvidaba,el motivo de volver a ver el blog:
Estabas muy mona esta tarde (miercoles 17). Te he visto salir del metro y entrar en casa con una especie de gabardina-vestido estampado como de lizard en humo-maquillaje muy graciosa,y desabrochada por encima de las rodillas.
No temas, no hay que llamar a la policía, que no soy un mitómano peligroso.
Besos.

17 de septiembre de 2008, 10:40  
Blogger Marta Rivera de la Cruz ha dicho...

Melony, muchas gracias por tu post.
No quiero ser plasta con lo de la ética, pero si Tomás Gómez nació en el 68, cuando tenía nueve años corría el 77. Vamos, que el cadáver de Franco aún estaba calentito. Me temo que la enseñanza pública no fue tan rápida (ojalá!) en adaptarse a la opción del laicismo.
Abrazos

17 de septiembre de 2008, 10:49  
Anonymous melony ha dicho...

¿Como puedo ser tan pesado?
Me acabo de dar cuenta que he metido la pata, con lo de las fechas. Me olvidaba que existía el BUP, tres cursos después de EGB.
Esto puede ser ejemplo de alguno de los "errores" de Tomas Gomez. Hay que tener en cuenta muchas veces el contexto de la entrevista, y la profesionalidad del entrevistador, que a veces es incapaz de darse cuenta de un simple lapsus del entrevistado, porque a veces el periodista no tiene ni idea de lo que le están respondiendo, pero sólo se preocupa de tener bonitas frases que sirvan de titular o cabecera al artículo.
El periodismo es una profesión de formación supuestamente generalista, en la que hay bastantes incultos y gente muy superficialmente preparada, que suspenderían Cultura General, si siguiera existiendo, claro.

17 de septiembre de 2008, 10:56  
Anonymous Pepa ha dicho...

He estado pensando que, a lo mejor, la madre del Sr. Gómez se puso fiera porque le trajo un notable en Ëtica cuando el peque lo que tenía era clase de Religión...
"Pero Tomasito ¿de dónde has sacado esta nota? ¡Esta nota pertenece al futuro! ¡Toma y toma! (zas, zas), para que aprendas a falsear boletines, a saber de quién serán estas matrículas...a este paso, de mayor vas a ser político (zas, zas)"
Hala, que en este "post" estáis todos un poco tensos. Me gustaba más el buen rollito que habíamos montado en el anterior, a costa de Bunbury
Besitoss
Pepa

17 de septiembre de 2008, 14:51  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta: soy socialista y no estoy para nada de acuerdo con esos obsesionados en defender a gente del partido que mete la pata como todo el mundo. Y como además no son nada respetuosos me da que no son de los míos y que lo hacen para desacreditarnos.

17 de septiembre de 2008, 15:44  
Anonymous Jaime ha dicho...

Yo voto al psoe y espero no ser demasiado fanatico. No soportaba a Felipe Gonzalez por chulo y prepotente, y cuando veo a Esperanza Aguirre tengo la misma sensación, y se de desata una fobia algo irracional. Tomas Gomez de entrada tiene buena imagen. Sin embargo en la entrevista quedaba bastante repelente con lo del gimnasio, las matriculas y ese restaurante para nuevos ricos. Yo, que, repito voto al psoe, me pareció un personaje mucho mas humano, real, y cercano a mí Soraya Santamaría, en la entrevista de El Pais Semanal del pasado domingo. Me resultó una chica simpática y bastante creíble, aunque piense cosas totalmente contrarias a mí. Tomas Gomez está cogiendo un punto peligroso de gran esperanza blanca y le estoy empezando a coger manía por lo soberbio. Como Esperanza, a quien adoraba hace años y voté alguna vez. Pero en cuanto imagen se ha convertido en una hipócrita prepotente, a lo que quizás han contribuido sus ridiculos rivales en Madrid, como los pateticos Simancas, Sebastián o la campeona del buen rollito hipocrita que es Trinidad Iglesias, que ha trepado desde la mayor incompetencia.

17 de septiembre de 2008, 22:42  
Blogger gonza ha dicho...

No he podido leer la entrevista con el Sr. Tomás Gómez, pero a juzgar por lo leído en el blog y en los comentarios, me da la sensación de que el pope madrileño se está acercando peligrosamente a lo que en los 80 se llamó "beautiful people" (problemas de tener memoria y sobrepasar los 50), y ahora no está Alfonso para mandar a parar. ¿Por qué casi todos los políticos actuales me recuerdan a la "levedad del ser que diría Kundera?.
Gonza

18 de septiembre de 2008, 5:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Lo de que has cambiado es una realidad. Y no digo por tu blog. Pregunta a tus amigos de Lugo (los que te quedan)

18 de septiembre de 2008, 6:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Mira, anónimo último, yo conozco a Marta desde hace poco tiempo, así que no sé como era antes. Te diré que es una persona buena, muy generosa, nada interesada y extraordinariamente amable. Así que entoiendo que, si ha cambiado, será para mejor.
Creo que tú eres uno de esos desgraciados que babean por conocer a alguien famoso, y como no tienes ocasin, intentas echar mierda sobre todo lo que envidias.
Púdrete, pringado.

18 de septiembre de 2008, 7:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Al anónimo de arriba: ¿Hace mucho que no vas al médico?. Te adelanto: estás fatal del higado, la bilis te rebosa; y la úlcera de estómago, sangrante, pide una intervención urgente. Corres peligro de una perforación. Y lo de la cabeza... estámos ante un envidioso patológico, a una de esas malas personas que llevan en el pecado la penitencia. Debe ser terrible ser así, mas retorcido(a) que un sacacorchos. Te compadezco, pobre.

18 de septiembre de 2008, 7:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Al tonto de los cojones o al loco pelicgroso o al mamarracho que habla de lo que ha cambiado una persona a la que no conoce, y me apuesto el miembro viril a que es así, si lo que te pasa es que te mueres de ganas de conocer a esta chica, mándale un mail y a lo mejor hace la buena obra del año y queda contigo, que sé que Marta suele apoyar iniciativas de ayuda a las personas disminuidas psíquicas como tú, y pido perdón por si se ofenden a las familias de los disminuídos, conste que por desgracia mi hermano mayor lo es

18 de septiembre de 2008, 7:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...

A los tres (que será uno) tontos de l'haba de más arriba:
No tenéis ni puta idea de quien soy o sea que no meéis fuera del tiesto

18 de septiembre de 2008, 7:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

No sé si saben quien eres, pero estoy segura de que han dado en el clavo: eres un mediocrillo de tres al cuerto que venderías tu alma al diablo por tratar a Marta. Pero eres tan poco inteligente que, en vez de intentarlo - yo llevo tiempo cambiándome mails con ella -te dedicas a difamarla, como en la fábula de la zorra y las uvas.
Pero qué burro eres y cuántas cosas te pierdes por no espabilarte.
Marta, abrazos y ni caso a este pobre pobriño.
E.

18 de septiembre de 2008, 8:29  
Anonymous Nombre/URL, por ej Paquita Pérez ha dicho...

qué nivel! si este es el nivel de un blog de literatura, ¿como será uno del MARCA o del PP;-) ?
¿por qué no os poneis un nick ficticio (jonathan, lorelai, israel, alexandra...etc) para identificaros en lugar de anonimos?
así cuando os insulteis unos a otros por lo menos sabeis a quien lo estais haciendo. es mas bonito insultar a una falsa AnaRosa o Rigoberto por ej, que a un anonimo cualquiera

18 de septiembre de 2008, 8:41  
Blogger Quirke ha dicho...

Me he enlazado (no sé si el término es el adecuado para describir que he puesto un enlace a su blog en el mio,yo es que esto de la blogosfera no lo domino todavía...),decía hace un segundo,que me he enlazado a su blog por dos motivos:
Uno,esto:"Ven a cenar conmigo", de Antena 3, que me hace mucha gracia..."y es que a mi también me hace mucha gracia.
Dos,el asco,pero infinito ¡eh¡,que me dan tipos como el municipal mandatario.
Bueno, un saludo.

18 de septiembre de 2008, 9:05  
Blogger XM. Prado - Antúnez ha dicho...

Hemos comenzado el curso y por ello llego tarde al decurso de este comentario. No digo nada, que luego todo se sabe; y en una Villa de viñas, como en la que me desenvuelvo, en la que nunca pasa nada, es todo un manifiesto. De todas maneras, os invito a que leáis el artículo de la blog a la que remite mi nombre, donde encontraréis, creo, lo que es válido para todos los políticos actuales y algunas gentes curiosas. Un fuerte y fatriarcal abrazo, como siempre.

18 de septiembre de 2008, 10:19  
Anonymous Pepa ha dicho...

Socorro, Marta, por favor di algo, que en vez de tu blog, parece el blog del 13 Rue del Percebe...que si el anónimo de arriba, que si el anónimo de abajo...per ¿esto qué es?

18 de septiembre de 2008, 13:17  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal